PATCH ADAMS

High Class - - Responsabilidad Social -

“Al uti­li­zar los me­dios de co­mu­ni­ca­ción de ma­sas como prin­ci­pal ca­nal de di­fu­sión se abre un aba­ni­co de opor­tu­ni­da­des de­bi­do al al­to im­pac­to de es­tos, es­pe­cí­fi­ca­men­te, se op­tó por las re­des so­cia­les de­bi­do al di­na­mis­mo que tie­ne ca­da una de ellas, apro­ve­chan­do el flu­jo de in­for­ma­ción y la fa­ci­li­dad de com­par­tir, como de ac­ce­der”, co­men­tó el pre­si­den­te de la fun­da­ción, el Ing. Ati­lio Pe­rei­ra. Es­ta po­si­ti­va ma­ne­ra de en­ca­rar una en­fer­me­dad tan gra­ve como la leu­ce­mia ha­ce po­si­ble que per­so­nas de to­das las eda­des y es­tra­tos so­cia­les se re­la­cio­nen con la reali­dad de los pa­cien­tes.

El po­der de la ri­sa pro­po­ne una al­ter­na­ti­va a la tra­di­cio­nal ima­gen del cán­cer y ofre­ce a la ciu­da­da­nía la po­si­bi­li­dad de acer­car­se a los pro­ta­go­nis­tas de es­ta his­to­ria. Con es­te pro­yec­to bus­can pro­por­cio­nar a los ni­ños un es­pa­cio de re­crea­ción que ayu­de a me­jo­rar su es­ta­do de áni­mo y a au­men­tar sus ga­nas pa­ra se­guir ade­lan­te con sus tra­ta­mien­tos. Par­tien­do de la mo­ra­le­ja com­par­ti­da por la pe­lí­cu­la Patch Adams, don­de el fa­lle­ci­do ac­tor Ro­bin Wi­lliams in­ter­pre­ta­ba a un mé­di­co con te­ra­pias inusua­les, un gru­po de ami­gas de­ci­dió co­la­bo­rar con Aso­leu pa­ra lle­var ri­sas al al­ber­gue. “El doc­tor de­cía que ‘la ri­sa con­ta­gia’, tra­ba­ja­ba mu­cho la me­di­ci­na del la­do más hu­mano y so­cial, no des­de el pun­to de vis­ta cien­tí­fi­co. Él creía que no son sim­ple­men­te en­fer­mos, sino que son per­so­nas y que es­ta­ban lu­chan­do con­tra uno de los ma­les más gran­des: la in­di­fe­ren­cia”, di­ce Aman­kay Roa. Con mu­chas ga­nas y crea­ti­vi­dad, es­te mes se po­drá apre­ciar el re­sul­ta­do ya que las puer­tas del al­ber­gue se abri­rán pa­ra to­das las per­so­nas que quie­ran apor­tar sus ga­nas de co­no­cer y com­par­tir con los ni­ños. “Les va­mos a am­bien­tar el al­ber­gue, con fo­tos de ellos, fra­ses, co­lo­res. A la vez, re­ci­ben asis­ten­cia in­te­gral con un acom­pa­ña­mien­to por par­te del equi­po de Aso­leu y pro­fe­sio­na­les como psi­có­lo­gos, do­cen­tes, mé­di­cos”, cuen­ta Aman­kay.

Con el co­rrer de los días se da­rán a co­no­cer más de­ta­lles so­bre el even­to que pro­me­te ac­tua­cio­nes es­pe­cia­les de gru­pos lo­ca­les y la par­ti­ci­pa­ción de ar­tis­tas vi­sua­les. Es­tá al tan­to de las no­ti­cias si­guien­do a Aso­leu en Ins­ta­gram (@aso­leupy) y Fa­ce­book (/Fun­da­ción.Aso­leu). Si es­tás in­tere­sa­do en co­no­cer más so­bre el tra­ba­jo que la fun­da­ción rea­li­za dia­ria­men­te, ac­ce­dé a su pá­gi­na web www.aso­leu.org.py

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.