ASIA

High Class - - Hc/Destinos -

KO TAO, TAI­LAN­DIA:

Ko Tao en tai­lan­dés quie­re de­cir ‘ is­la tor­tu­ga’. Fue nom­bra­da así por dos gran­des mo­ti­vos: su for­ma y su fau­na. Los pri­me­ros po­bla­do­res ya se per­ca­ta­ron (aún sin te­ner avio­nes) que la for­ma de la is­la se ase­me­ja­ba a la de una tor­tu­ga na­dan­do, gra­cias al he­cho de que es pe­que­ña y es­tá muy cer­ca­na a la cos­ta, y des­de las co­li­nas cer­ca­nas a la pla­ya, ya se po­dría apre­ciar su for­ma. El se­gun­do fac­tor es el he­cho de que es­ta is­la es el lu­gar ele­gi­do por las tor­tu­gas ver­des y las tor­tu­gas ca­rey como una de sus áreas de re­pro­duc­ción.

La is­la se en­cuen­tra en la ori­lla es­te del gol­fo de Tai­lan­dia y tie­ne una su­per­fi­cie de na­da más que 21 km², tie­ne 2 ki­ló­me­tros de pla­yas de are­na blan­ca que in­vi­tan a ti­rar­se so­bre ellas pa­ra dis­fru­tar del sol los 365 días del año. Tai­lan­dia es un pa­raí­so de cien­tos de is­las y pla­yas tro­pi­ca­les, pe­ro Ko Tao tie­ne la repu­tación de ser una de las más be­llas del país. Su fan­tás­ti­ca fau­na sub­ma­ri­na ha­ce que sea un des­tino óp­ti­mo pa­ra prac­ti­car el bu­ceo. Al no­roes­te de la is­la se en­cuen­tra Ko Nang Yuan, unos is­lo­tes con tres pi­cos co­nec­ta­dos por un ban­co de are­na que per­mi­te ca­mi­nar de is­la en is­la y es uno de los si­tios más po­pu­la­res de es­te Ko Tao.

TAPROBANE, SRI LAN­KA:

¿Por qué mo­les­tar­se en bus­car un ho­tel o al­qui­lar una vi­lla, si uno pue­de te­ner to­da una is­la –o me­jor di­cho, una is­la den­tro de una is­la– a su en­te­ra dis­po­si­ción? Es­ta is­la es ver­da­de­ra­men­te ex­tra­or­di­na­ria. Ubi­ca­da a so­lo 200 me­tros de la cos­ta de la pla­ya We­li­ga­ma, uno pue­de ac­ce­der a ella en bo­te, ele­fan­te (uno de los trans­por­tes tra­di­cio­na­les de Sri Lan­ka), e in­clu­so ca­mi­nan­do por los ban­cos de are­na cuan­do la ma­rea es­tá baja.

Es­ta is­la pri­va­da se en­cuen­tra ocu­pa­da en su to­ta­li­dad por un fas­tuo­so ho­tel co­lo­nial cons­trui­do a to­do lu­jo en los años 20 pa­ra un ex­cén­tri­co con­de fran­cés, el con­de de Maun­yTal­van­de. Es­ta es la úni­ca is­la pri­va­da de Sri Lan­ka, y hoy en día fun­cio­na como un ho­tel, ro­dea­do de jun­glas y mar, te­rra­zas y co­rre­do­res que pro­por­cio­nan hermosas vis­tas pa­no­rá­mi­cas, pis­ci­nas in­fi­ni­tas, ha­bi­ta­cio­nes lle­nas de an­ti­güe­da­des e in­creí­bles his­to­rias co­lo­nia­les.

DHO­NI MIGHILI, MAL­DI­VAS:

Las is­las Mal­di­vas tie­nen la repu­tación de ofre­cer al tu­ris­mo los ho­te­les más fa­bu­lo­sos y los pa­ra­jes pa­ra­di­sia­cos más in­creí­bles del mun­do, pe­ro es­ta is­la/re­sort, ubi­ca­da en el ato­lón Ari, es la vi­va ima­gen del pa­raí­so en la tie­rra. Las aguas más cris­ta­li­nas del océano Ín­di­co ba­ñan a es­ta is­la de en­sue­ño. Como es tra­di­cio­nal en los re­sorts de las Mal­di­vas, uno pue­de alo­jar­se en un bun­ga­ló con pla­ya pri­va­da e in­clu­so pis­ci­nas pri­va­das. Ca­da hués­ped cuen­ta ade­más con su pro­pio dho­ni, el pin­to­res­co bar­co pes­que­ro tra­di­cio­nal, pe­ro en ver­sión re­mo­de­la­da a em­bar­ca­ción de lu­jo. Los hués­pe­des tie­nen a su dis­po­si­ción un tha­ku­ru, o un ma­yor­do­mo per­so­nal dis­po­ni­ble las 24 ho­ras del día. A pe­sar de es­tar en un pa­raí­so tro­pi­cal que da la ilu­sión de ser

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.