Las mu­je­res so­mos de Ve­nus, los hom­bres de Mel­mac

High Class - - Sexo - Por Ni­co­let­ta Fiz­zot­ti

La ver­dad es que las di­fe­ren­cias en­tre los hom­bres y las mu­je­res son mu­cho más com­ple­jas de lo que nos ima­gi­ná­ba­mos. ¡Con razón nos cues­ta tan­to com­pren­der­nos! Ca­si es como si no­so­tras estamos ha­blan­do en por­tu­ñol flui­do mien­tras que ellos nos con­tes­tan en arameo prear­cai­co.

Se­gún los cien­tí­fi­cos, nues­tros ce­re­bros evo­lu­cio­na­ron de ma­ne­ra dis­tin­ta. Ha­ce mi­les de años, el hom­bre era el que ca­za­ba y ne­ce­si­tó desa­rro­llar aque­llas áreas en­ce­fá­li­cas que po­ten­cia­ran el sen­ti­do de la orien­ta­ción y la ha­bi­li­dad pa­ra dar en el blan­co. Ellas, en cam­bio, pre­ci­sa­ban fa­cul­ta­des que les fa­ci­li­ta­ran cui­dar me­jor de sus hi­jos, ta­les como una vi­sión pe­ri­fé­ri­ca, la fa­ci­li­dad pa­ra ha­cer va­rias co­sas a la vez y to­do lo re­la­cio­na­do con las ha­bi­li­da­des in­ter­per­so­na­les.

La mu­jer, por lo tan­to, ve más. Lo ve­mos to­do, te­ne­mos una vis­ta pa­no­rá­mi­ca com­ple­ta. Nues­tra vis­ta es has­ta su­per­do­ta­da. Po­de­mos es­tar ma­ne­jan­do tran­qui­la­men­te mien­tras con­tro­la­mos de reojo con quién lo que es­tá cha­tean­do por el What­sApp. Si nos to­ca es­tar de co­pi­lo­tos, so­mos per­fec­ta­men­te ca­pa­ces de es­tar ob­ser­van­do plá­ci­da­men­te el pai­sa­je por la ven­ta­ni­lla de­re­cha mien­tras nues­tra vi­sión pe­ri­fé­ri­ca 360° nos per­mi­te sa­ber la ubi­ca­ción pre­ci­sa de su pu­pi­la mien­tras cru­za una cue­ra­cho­na apre­tu­ja­da en li­cra en la ve­re­da opues­ta. Por eso, nues­tros no­vios y ma­ri­dos nun­ca lo­gran ser lo dis­cre­tos que pre­ten­den ser y una y otra vez ca­za­mos todos sus tris­tes in­ten­tos pa­ra pa­sar­se de vi­vos al re­lo­jear a una mu­jer atrac­ti­va.

Por otro la­do, los cien­tí­fi­cos ase­gu­ran que nues­tra re­ti­na tie­ne ma­yor can­ti­dad de co­nos, que per­mi­ten ver los de­ta­lles, los co­lo­res y los ma­ti­ces. Tal vez por eso sea que pres­ta­mos tan­ta aten­ción a la ho­ra de se­lec­cio­nar y

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.