SIEM­PRE ADE­LAN­TE

High Class - - ENTREVISTA - Por Pa­tri­cia Lu­ján Aré­va­los

Con los Jue­gos Olím­pi­cos de Río 2016 en men­te, Re­na­to Prono pa­sa la ma­yor par­te de su tiem­po en­tre­nan­do y exi­gién­do­se ca­da vez más pa­ra cla­si car co­mo re­pre­sen­tan­te de Pa­ra­guay. Pe­ro es­te na­da­dor de so­lo 25 años sa­be que pa­ra lle­gar le­jos, lo im­por­tan­te es dis­fru­tar el ca­mino que lo lle­va­rá al éxi­to. La pa­la­bra cla­ve de nues­tra conversación con Re­na­to es sa­cri­fi­cio. El ré­gi­men de en­tre­na­mien­to, prin­ci­pal­men­te en na­ta­ción y en pre­pa­ra­ción pa­ra los Jue­gos Olím­pi­cos, no va­ría de­ma­sia­do con el tiem­po; es de­cir, lle­va al­re­de­dor de dos años pre­pa­rán­do­se pa­ra Río 2016, en­tre­nan­do al­re­de­dor de seis ho­ras dia­rias en el CAM del Ban­co Cen­tral del Pa­ra­guay.

Pe­ro an­tes de es­to, vi­vió en Es­ta­dos Uni­dos, don­de pu­do con­ju­gar una edu­ca­ción de bue­na ca­li­dad con la na­ta­ción de al­to ren­di­mien­to que no es­ta­ba sien­do or­ga­ni­za­da aún en Pa­ra­guay. Via­jar y ale­jar­se de sus se­res que­ri­dos fue ne­ce­sa­rio pa­ra po­der cre­cer co­mo de­por­tis­ta, en ese mo­men­to. “Pa­ra po­der es­tar en­tre los me­jo­res del mun­do, uno tie­ne que ver mu­cho den­tro de sí mis­mo. Yo no ha­go las co­sas pa­ra na­die, sino no iba a es­tar don­de es­toy aho­ra. Pa­ra mí se tra­ta de su­pera­ción per­so­nal, ver has­ta dón­de le pue­do em­pu­jar a mi cuer­po. Tra­to de ver dón­de es­tán mis lí­mi­tes y su­pe­rar­los”, di­ce Re­na­to, quien di­vi­de sus días en­tre el in­ten­so en­tre­na­mien­to y los pe­que­ños pla­ce­res que dan sen­ti­do a to­do su es­fuer­zo.

“Siem­pre se pue­de un po­qui­ti­to más. Uno no siem­pre pue­de ver esos re­sul­ta­dos in­me­dia­tos en la na­ta­ción, no sé por qué ele­gí la na­ta­ción, la ver­dad”, di­ce en­tre ri­sas el de­por­tis­ta, quien re­cuer­da que sus pri­me­ras ex­pe­rien­cias en el agua se die­ron en las reunio­nes fa­mi­lia­res y los cum­plea­ños in­fan­ti­les de su ex­ten­sa fa­mi­lia. Lo que em­pe­zó co­mo sim­ple di­ver­sión es­ca­ló con el tiem­po has­ta con­ver­tir­se en un mo­do de vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.