¿CÓ­MO CUI­DAR EL BOL­SI­LLO EN EL 2017?

Es­tra­te­gias nan­cie­ras indispensables

High Class - - HC/ECONOMÍA - Por Adria­na Bock, eco­no­mis­ta Pa­ra más in­for­ma­ción y con­sul­tas, es­cri­bir a abock@su­pe­rar­te.com.py

¡Lle­gó un nue­vo año! Si sos co­mo yo, de los que aman la sen­sa­ción de “bo­rrón y cuen­ta nue­va”, es­toy se­gu­ra de que es­ta­rás dis­fru­tan­do de este mo­men­to úni­co, aun­que pa­ra al­gu­nos bre­ve, de te­ner en fren­te una ho­ja en blan­co con in­fi­ni­tas po­si­bi­li­da­des de ex­pe­rien­cias por vi­vir y me­tas por lo­grar.

Así, el 2017 se nos pre­sen­ta lleno de ex­pec­ta­ti­vas y de­sa­fíos en los dis­tin­tos as­pec­tos de nues­tras vi­das, y las fi­nan­zas no son la ex­cep­ción.

Por un la­do, este año pro­me­te una tí­mi­da re­cu­pe­ra­ción de la eco­no­mía aun­que, por otro, tam­bién sur­ge una ra­cio­nal preo­cu­pa­ción por la in­fla­ción, a raíz de la suba del dó­lar y el re­cien­te au­men­to del sa­la­rio mí­ni­mo, con me­nos po­si­bi­li­da­des reales de ser to­tal­men­te con­tro­la­da por el BCP. A es­to se su­ma una po­si­ble al­za de las ta­sas de in­te­rés tan­to en mo­ne­da ex­tran­je­ra co­mo lo­cal.

An­te es­tas pers­pec­ti­vas macroeconómicas sur­ge la inevi­ta­ble pre­gun­ta: ¿có­mo nos afec­ta es­to a los in­di­vi­duos y a las fa­mi­lias a ni­vel mi­cro? Bá­si­ca­men­te, al su­bir los pre­cios en ge­ne­ral ne­ce­si­ta­re­mos em­plear más es­fuer­zos y re­cur­sos pa­ra man­te­ner los mis­mos niveles de ca­li­dad de vida que lo­gra­mos en 2016. Di­cho de otra ma­ne­ra: si en 2016 per­ci­bías un in­gre­so X y es­to te per­mi­tía ad­qui­rir una can­ti­dad Y de bie­nes y ser­vi­cios pa­ra sa­tis­fa­cer tus di­ver­sas ne­ce­si­da­des, este año ne­ce­si­ta­rías au­men­tar tus in­gre­sos pa­ra ob­te­ner la mis­ma can­ti­dad de di­chos bie­nes y ser­vi­cios, o bien man­te­ner tus in­gre­sos pe­ro dis­mi­nuir el ta­ma­ño de tu “ca­nas­ta”.

Por su­pues­to que mu­chos as­pi­ra­re­mos a man­te­ner, o in­clu­so me­jo­rar, nues­tra ca­li­dad de vida en este nue­vo año, y cree­mos que eso no es im­po­si­ble, siem­pre y cuan­do desa­rro­lle­mos es­tra­te­gias fi­nan­cie­ras con­cre­tas pa­ra ser más efi­cien­tes en el uso de nues­tro di­ne­ro y de­más re­cur­sos. ¿Cuá­les son es­tas es­tra­te­gias? A con­ti­nua­ción, ci­ta­mos al­gu­nas. 1. EL AHO­RRO. Pe­ro fun­da­men­tal­men­te la in­ver­sión. Si antes con­si­de­rá­ba­mos es­to co­mo al­go po­si­ti­vo, aho­ra se vuel­ve in­dis­pen­sa­ble, pues­to que no so­lo ne­ce­si­ta­re­mos con­tar con un res­pal­do pa­ra im­pre­vis­tos, sino que an­te to­do au­men­tar nues­tros in­gre­sos, tan­to ac­ti­vos co­mo pa­si­vos. 2. GE­NE­RAR AL­TER­NA­TI­VAS OCU­PA­CIO­NA­LES. Pen­sá en ese cur­so bre­ve que ha­ce tiem­po que­rés ha­cer, por­que se tra­ta de al­go que te gus­ta y que ade­más po­dría de­jar­te al­gu­nos gua­ra­níes ex­tras en el bol­si­llo; no lo pos­ter­gues más, este es el mo­men­to pa­ra ha­cer­lo. Si vas a ini­ciar un em­pren­di­mien­to, ha­ce­lo con pru­den­cia y sin in­cu­rrir en de­ma­sia­dos cos­tos al ini­cio. 3. OP­TI­MI­ZAR TUS RE­CUR­SOS. No se tra­ta so­lo de cui­dar tus gas­tos, aun­que es­to es im­por­tan­te, sino de bus­car ser mu­cho más efi­cien­te en el uso de tus re­cur­sos, es­pe­cial­men­te tu tiem­po, evi­tan­do des­per­di­ciar el mis­mo en ac­ti­vi­da­des poco pro­duc­ti­vas. Ma­ne­jar­te con un pre­su­pues­to bien de­fi­ni­do y una agen­da bien or­ga­ni­za­da te ser­vi­rá mu­chí­si­mo. 4. EVI­TAR DEU­DAS IN­NE­CE­SA­RIAS. Si vas a en­deu­dar­te, que sea pa­ra al­go que te per­mi­ta cre­cer pro­fe­sio­nal­men­te, au­men­tan­do tus po­si­bi­li­da­des de ge­ne­rar in­gre­sos en un cor­to pla­zo. Evi­tá so­bre­en­deu­dar­te, me­nos aún por co­sas su­per­fluas. No es buen mo­men­to pa­ra en­deu­dar­te en dó­la­res. 5. TE­NER EN CLA­RO ME­TAS Y PRIO­RI­DA­DES. No du­des que este pue­de ser un año de mu­cho cre­ci­mien­to y apren­di­za­je pa­ra vos, pe­ro pa­ra lo­grar aque­llo que te pro­po­nés, ne­ce­si­tás más que nun­ca te­ner una bue­na pla­ni­fi­ca­ción con ba­se en tus me­tas, pues­tas en un or­den cohe­ren­te con tus po­si­bi­li­da­des reales. Na­da es im­po­si­ble, ma­nos a la obra y ¡fe­liz Año Nue­vo!

Si vas a en­deu­dar­te, que sea pa­ra al­go que te per­mi­ta cre­cer pro­fe­sio­nal­men­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.