Co­pa en mano: Rieslings

Vi­nos com­pa­ñe­ros de es­ta­cio­nes cá­li­das

High Class - - CONTENIDO - Por Óscar Oli­ve­ra, som­me­lier del Club del Som­me­lier

Las es­ta­cio­nes cá­li­das nos lle­nan de ener­gía. Los días más lar­gos, las no­che tem­pla­das, to­do cons­pi­ra pa­ra to­mar­nos unos mi­nu­tos pa­ra des­cor­char un ri­co vino y ha­cer una pau­sa. No im­por­ta si es­ta­mos de va­ca­cio­nes o en la ciu­dad. No hay ex­cu­sas pa­ra de­jar pa­sar la opor­tu­ni­dad de una co­pa gé­li­da y re­fres­can­te.

Hay blan­cos que, por su aro­ma mi­ne­ral, fru­ta­do y su fres­cu­ra mar­ca­da, fun­cio­nan co­mo an­ti­ci­pos de la me­dia es­ta­ción. En­tre ellos, el Ries­ling es el ejem­plar per­fec­to: los vi­nos del año lle­gan al mer­ca­do pre­ci­sa­men­te cuan­do la pri­ma­ve­ra ama­ga con des­em­bar­car en los jar­di­nes, el guar­da­rro­pa y la me­sa, y ofre­ce un re­no­va­do ai­re a la bo­ca.

Re­co­no­ci­do co­mo una de las me­jo­res ce­pas blan­cas en el mun­do, el Ries­ling es un vino gas­tro­nó­mi­co por ex­ce­len­cia. Más allá de los ma­ri­da­jes que se le co­no­cen na­tu­ral­men­te con la co­ci­na al­sa­cia­na se po­ten­cia y se des­ta­ca con los pes­ca­dos, los ma­ris­cos (viei­ras) y crus­tá­ceos. Re­sal­ta con gra­cia los sa­bo­res yo­da­dos de pro­duc­tos del mar. Es de igual ma­ne­ra apre­cia­ble con aves, car­nes blan­cas o in­clu­so con que­sos de ca­bra.

Lui­gi Bos­ca Ries­ling, es un vino blan­co de co­lor ama­ri­llo bri­llan­te con su­ti­les tin­tes ver­do­sos. Sus aro­mas ex­pre­san mi­ne­ra­li­dad y lue­go se abren sol­tan­do no­tas de fru­tas blan­cas, ti­lo, man­za­ni­lla y al­go de damasco. Su en­tra­da en bo­ca es re­don­da y con cre­mo­si­dad; con muy bue­na es­truc­tu­ra y gran vo­lu­men. Aci­dez re­fres­can­te y fi­nal afru­ta­do pro­lon­ga­do

Pa­ra más in­for­ma­ción o con­sul­tas, po­dés es­cri­bir a: co­men­ta­rios@high­class.com.py

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.