Eco­no­mía: Fi­nan­zas en pa­re­ja

Có­mo ma­ne­jar­las se­gún la eta­pa de la re­la­ción

High Class - - HC/CONTENIDO - Por Adria­na Bock, eco­no­mis­ta

Cuan­do ha­bla­mos de ma­ne­jar di­ne­ro es­tan­do en pa­re­ja, es im­por­tan­te re­co­no­cer que así co­mo las re­la­cio­nes van cam­bian­do con el tiem­po, tam­bién cam­bian las prio­ri­da­des y, por en­de, cam­bian los en­fo­ques y cri­te­rios con los cua­les se to­man de­ci­sio­nes en cuan­to a lo fi­nan­cie­ro.

Apro­ve­chan­do que es­ta­mos en el mes del amor, te de­jo al­gu­nos con­se­jos so­bre el uso del di­ne­ro en dis­tin­tas eta­pas de la vi­da en pa­re­ja. Te su­gie­ro te­ner­los en cuenta pa­ra cui­dar tan­to tus fi­nan­zas co­mo tu re­la­ción.

NO­VIAZ­GO

Se tra­ta de una eta­pa de co­no­ci­mien­to y con­quis­ta mu­tua en la que, des­de el mo­men­to en el que am­bos se pro­po­nen es­tar jun­tos, ge­ne­ral­men­te se mues­tran dis­pues­tos a co­rrer los ries­gos y asu­mir los cos­tos que con­si­de­ren ne­ce­sa­rios y vá­li­dos pa­ra lo­grar­lo.

En es­te sen­ti­do, es na­tu­ral que am­bos “in­vier­tan” tiem­po y di­ne­ro pa­ra com­pla­cer al otro, in­clu­so más que en otras eta­pas pues, co­mo men­cio­né an­tes, las prio­ri­da­des irán cam­bian­do con el tiem­po y es ló­gi­co que así su­ce­da.

Sin em­bar­go, con­vie­ne me­dir has­ta dón­de “ju­gar­se”, so­bre to­do en lo eco­nó­mi­co, pues las co­sas po­drían no fun­cio­nar y am­bos ter­mi­nen con el co­ra­zón –y los bol­si­llos– ro­tos.

Otro pun­to a te­ner en cuenta, es que en es­ta eta­pa se for­jan gran par­te de las ex­pec­ta­ti­vas de lo que po­dría ser una vi­da en co­mún a fu­tu­ro. Por tan­to, si du­ran­te el no­viaz­go uno o am­bos se acos­tum­bran a gas­tar in­clu­so más de lo que tie­nen con tal de com­pla­cer al otro, es po­si­ble que du­ran­te las si­guien­tes eta­pas de la re­la­ción es­ta ten­den­cia per­sis­ta, pu­dien­do cau­sar des­equi­li­brios fi­nan­cie­ros.

Por lo tan­to, con­vie­ne res­pe­tar tan­to los lí­mi­tes pro­pios co­mo los del otro des­de el prin­ci­pio.

COM­PRO­MI­SO

En es­ta eta­pa es ne­ce­sa­rio ar­ti­cu­lar de acuer­dos pa­ra la fu­tu­ra con­vi­ven­cia. ¿Co­mu­ni­dad de bie­nes o bie­nes se­pa­ra­dos? ¿Có­mo se di­vi­di­rán los gas­tos de la ca­sa? ¿Ha­bi­li­ta­rán una cuenta con­jun­ta o man­ten­drán cuen­tas se­pa­ra­das?

Si hay pla­nes de bo­da es im­por­tan­te di­se­ñar es­tra­te­gias pa­ra con­cre­tar­los, siem­pre de acuer­do con las po­si­bi­li­da­des reales. En es­te ca­so, se­ría tam­bién ideal ini­ciar un aho­rro en co­mún y ela­bo­rar un pre­su­pues­to pa­ra el even­to.

Es im­por­tan­te que am­bos miem­bros de la pa­re­ja lo­gren “des­nu­dar” sus fi­nan­zas an­te el otro, de mo­do a evi­tar que se cue­len fal­sas ex­pec­ta­ti­vas del ti­po “vi­vi­re­mos co­mo re­yes”; o –en el peor de los ca­sos– “obs­cu­ros se­cre­tos” (co­mo so­bre­en­deu­da­mien­to o tar­je­tas al to­pe) que pue­dan oca­sio­nar con­flic­tos o sor­pre­sas des­agra­da­bles más ade­lan­te.

Los fac­to­res cla­ve se­rán la transparencia y la sin­ce­ri­dad co­mo ba­ses pa­ra la pro­fun­di­za­ción de la con­fian­za.

Apro­ve­chan­do que es­ta­mos en el mes del amor, te de­jo al­gu­nos con­se­jos so­bre el uso del di­ne­ro en dis­tin­tas eta­pas de la vi­da en pa­re­ja.

DES­PUÉS DE LA LU­NA DE MIEL

En es­ta eta­pa, en la cual la pa­re­ja irá con­so­li­dan­do su es­ti­lo de con­vi­ven­cia, es im­por­tan­te que no se des­cui­de el cum­pli­mien­to de los acuer­dos pre­vios.

Aun­que la iner­cia de la “vi­da de sol­te­ros” pue­da ejer­cer cier­to arras­tre, es im­por­tan­te ge­ne­rar y com­par­tir há­bi­tos sa­lu­da­bles res­pec­to al ma­ne­jo del di­ne­ro de am­bos, así co­mo pro­pi­ciar espacios de diá­lo­go so­bre las pro­yec­cio­nes fi­nan­cie­ras de la pa­re­ja.

Ela­bo­rar un pre­su­pues­to co­mún de in­gre­sos, egre­sos y aho­rro, y so­bre to­do cum­plir­lo, se­rán desafíos im­por­tan­tes a su­pe­rar, pe­ro con va­lio­sos re­sul­ta­dos que con­tri­bui­rán a cre­cer jun­tos so­bre una ba­se fir­me de or­den y pru­den­cia.

PRI­ME­ROS ME­SES DE CON­VI­VEN­CIA

Es po­si­ble que en es­ta eta­pa se pre­sen­ten si­tua­cio­nes que de­man­den po­ner­se de acuer­do pa­ra to­mar de­ci­sio­nes y, por lo tan­to, si

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.