Pu­bli­no­ta: Su­vi­nil

MÁS CER­CA DE SUS CLIEN­TES

High Class - - CONTENIDO - Por Patricia Lu­ján Aré­va­los

En la vi­da, ca­da cam­bio mar­ca el ini­cio de una nue­va eta­pa, y pa­ra em­pre­sas con más de 50 años en el mer­ca­do co­mo Su­vi­nil, es­ta re­no­va­ción no es di­fe­ren­te. Los eje­cu­ti­vos Luis Iri­goy­tia, ge­ren­te de mar­ke­ting de pro­duc­tos, y Re­na­to Ro­cha, di­rec­tor de ven­tas, de­ta­llan la es­tra­te­gia que mar­ca­rá es­te nue­vo ca­pí­tu­lo en la his­to­ria de la fir­ma.

El pa­sa­do 30 de ju­lio, la em­pre­sa lí­der en pin­tu­ras en Su­da­mé­ri­ca des­de 1969, pre­sen­tó su nue­va ima­gen grá­fi­ca y una es­tra­te­gia re­no­va­da que apun­ta al em­po­de­ra­mien­to del con­su­mi­dor. “De­ci­di­mos em­pe­zar un pro­ce­so de trans­for­ma­ción bien pro­fun­do ha­ce dos años. To­do cam­bio pre­ci­sa ser dis­rup­ti­vo, pa­ra que no ha­ya po­si­bi­li­dad de re­gre­sar atrás”, re­la­ta Luis Iri­goy­tia, ge­ren­te de mar­ke­ting de pro­duc­tos pa­ra Su­vi­nil.

Ese ca­mino em­pe­zó con un es­tu­dio de mer­ca­do so­bre una ba­se de 10.000 clien­tes, in­fluen­cia­do­res, em­plea­dos de pin­tu­re­rías y de­más. Par­tien­do de esa in­for­ma­ción, fue­ron ca­pa­ces de de­fi­nir per­fi­les de con­su­mo des­de las mo­ti­va­cio­nes que exis­ten en to­do el pro­ce­so de pin­tu­ra: ele­gir un es­pa­cio, por qué se desea pin­tar­lo, qué ti­po de pro­duc­to le gus­ta­ría, de qué co­lo­res, de dón­de com­prar, si pre­ci­sa de la mano de obra de un pro­fe­sio­nal o desea ha­cer­lo por sí mis­mo.

De es­ta ma­ne­ra, des­cu­brie­ron te­rri­to­rios que re­que­rían de una aten­ción ma­yor, orien­ta­da a los mo­men­tos es­pe­cí­fi­cos de ca­da clien­te en par­ti­cu­lar. Pe­ro el cam­bio no fue so­lo den­tro del port­fo­lio de pro­duc­tos, la mar­ca atra­ve­só por uno muy im­por­tan­te, se­gún ex­pli­ca Iri­goy­tia: “Su­vi­nil ga­nó di­na­mis­mo y fle­xi­bi­li­dad. Lle­gó a un ni­vel de co­mu­ni­ca­ción mu­cho más pró­xi­mo, di­rec­to y co­nec­ta­do con la reali­dad del usua­rio ac­tual”.

Iri­goy­tia, en su po­si­ción de ge­ren­te de mar­ke­ting de pro­duc­tos, ex­pli­ca que den­tro del ru­bro (y mu­chos otros), las em­pre­sas man­tie­nen las mis­mas es­tra­te­gias de co­mu­ni­ca­ción, crean­do una dis­tan­cia en­tre ellas y el pú­bli­co, por­que es­te es in­ca­paz de di­fe­ren­ciar en­tre una y otra mar­ca. “Es­ta es una ca­te­go­ría, a ve­ces, téc­ni­ca; hay que de­ci­dir qué ti­po de aca­ba­do se pre­ci­sa, si se pin­ta con es­mal­te o con bar­niz... en­ton­ces la di­fi­cul­tad es to­da­vía ma­yor. Así se pier­de la fre­cuen­cia de com­pra, res­tan­do va­lor al seg­men­to”, aco­ta.

“En es­ta in­ves­ti­ga­ción des­cu­bri­mos que más del 70 % de las per­so­nas desis­te de pin­tar sus ca­sas por cul­pa de la com­ple­ji­dad del pro­ce­so de pin­tu­ra”, agre­ga Re­na­to Ro­cha, quien se desem­pe­ña co­mo di­rec­tor de ven­tas. Su­vi­nil apun­ta, hoy, a pro­du­cir un cam­bio en esa in­dus­tria con un ob­je­ti­vo sim­ple y cla­ro: fa­ci­li­tar el pro­ce­so.

El ca­mino pa­ra ha­cer­lo es co­nec­tar a la em­pre­sa con sus clien­tes. Con es­to en men­te, se reali­zó una in­ver­sión de más de 40 mi­llo­nes de reales (más de 10 mi­llo­nes de dó­la­res) a fin de afian­zar al nue­vo per­fil de con­su­mi­dor y po­ner a dis­po­si­ción su­ya to­da la in­for­ma­ción ne­ce­sa­ria pa­ra rea­li­zar com­pras y to­mar de­ci­sio­nes de ma­ne­ra in­for­ma­da.

El mer­ca­do es­tá sa­tu­ra­do de pro­duc­tos, y el usua­rio, a la ho­ra de ele­gir uno, que­da a mer­ced de la pre­fe­ren­cia del pin­tor o de las ven­tas de la tien­da a la que acu­de. En res­pues­ta a es­ta reali­dad, Su­vi­nil apues­ta, en­ton­ces, por po­ner a dis­po­si­ción del con­su­mi­dor la in­for­ma­ción más pre­ci­sa. “Nos es­ta­mos acer­can­do de ma­ne­ra di­gi­tal, y com­pren­dien­do nues­tra po­si­ción en esas pla­ta­for­mas, ya sea a tra­vés de nues­tra apli­ca­ción o nues­tro si­tio. Es una co­mu­ni­ca­ción mu­cho más cla­ra y efec­ti­va, pa­ra re­du­cir la ba­rre­ra que im­pi­de avan­zar en el pro­ce­so de pin­tu­ra, por ser tan com­ple­jo”, di­ce el Sr. Ro­cha.

“Su­vi­nil ga­nó di­na­mis­mo y fle­xi­bi­li­dad. Lle­gó a un ni­vel de co­mu­ni­ca­ción mu­cho más pró­xi­mo, di­rec­to y co­nec­ta­do con la reali­dad del usua­rio ac­tual”.

“Es una co­mu­ni­ca­ción mu­cho más cla­ra y efec­ti­va, pa­ra re­du­cir la ba­rre­ra que im­pi­de avan­zar en el pro­ce­so de pin­tu­ra, por ser tan com­ple­jo”.

UNA NUE­VA IDEN­TI­DAD

Asi­mis­mo, tam­bién apun­tan a un pú­bli­co más am­plio por­que exis­tían ne­ce­si­da­des de con­su­mi­do­res que no es­ta­ban sien­do aten­di­das con an­te­rio­ri­dad, co­mo aque­llos que es­tán con­ti­nua­men­te al tan­to de las ten­den­cias de co­lo­res y po­seen una fre­cuen­cia de com­pra al­ta. Pa­ra ellos, los pro­duc­tos de­ben ser de fá­cil apli­ca­ción.

“Una par­te muy im­por­tan­te de es­ta re­no­va­ción es que el con­su­mi­dor po­sea au­to­no­mía. Que él mis­mo pue­da, a tra­vés de las pla­ta­for­mas di­gi­ta­les y ma­te­ria­les en el pun­to de ven­ta, ele­gir y que­dar con un re­cuer­do po­si­ti­vo de to­do el pro­ce­so. Eso va a lle­var a que, de aquí a un año, quie­ra pin­tar de nue­vo”, su­gie­re Luis Iri­goy­tia.

La ima­gen de Su­vi­nil acom­pa­ña es­ta nue­va fi­lo­so­fía con grá­fi­cas más cla­ras, men­sa­jes más di­rec­tos e ins­truc­cio­nes re­le­van­tes en el em­pa­que mis­mo del pro­duc­to. Los ele­men­tos son más sim­ples y di­ná­mi­cos pa­ra que, quien lo desee, pue­da em­pren­der un pro­yec­to en su es­pa­cio y pa­se a ver a la pin­tu­ra, más que co­mo un ob­je­to de re­for­ma, co­mo un ele­men­to de de­co­ra­ción.

Los eje­cu­ti­vos men­cio­nan que Bra­sil y Pa­ra­guay son los mer­ca­dos más im­por­tan­tes pa­ra la mar­ca; de he­cho, el nues­tro es el pri­me­ro fue­ra de Bra­sil en re­ci­bir el nue­vo port­fo­lio de Su­vi­nil. “Que­re­mos traer mu­chas opor­tu­ni­da­des a es­te país, y cree­mos que po­de­mos cre­cer, en los pró­xi­mos años, con es­ta gran in­no­va­ción”, ase­gu­ra Re­na­to Ro­cha. La fir­ma co­mer­cia­li­za ac­ti­va­men­te, ade­más, en Bolivia, Ecua­dor y Uru­guay

Luis Iri­goy­tia

Re­na­to Ro­cha

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.