“La es­gri­ma es mi vi­da”

Mon­tse­rrat Vi­ve­ros de a po­co es­tá ha­cien­do his­to­ria en el mundo del de­por­te. La jo­ven nos re­pre­sen­ta­rá es­te abril en el Mun­dial Ju­ve­nil de Es­gri­ma, en Bul­ga­ria. Es la se­gun­da vez que asis­ti­rá a una com­pe­ti­ción de ese ni­vel, y en es­ta oca­sión es­pe­ra dar la

TVO - - Sumario -

En el Pa­na­me­ri­cano de Es­gri­ma, rea­li­za­do ha­ce unos días, en La Ha­ba­na, Cu­ba, Mon­tse­rrat Vi­ve­ros (15) lo­gró cla­si­fi­car en las ca­te­go­rías de Es­pa­da Fe­me­ni­na Ju­ve­nil y Ca­de­te pa­ra el Mun­dial de Es­gri­ma, que se dispu­tará del 1 al 10 de abril, en Bul­ga­ria. Ade­más, es­ca­ló has­ta el pues­to nú­me­ro 42 del rán­king ju­ve­nil FIE (Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Es­gri­ma). A su cor­ta edad ya lo­gró va­rios re­co­no­ci­mien­tos im­por­tan­tes en es­ta dis­ci­pli­na, co­mo por ejem­plo: una me­da­lla de oro en el Cam­peo­na­to Sud­ame­ri­cano rea­li­za­do en Co­lom­bia, en el 2015, y una de bron­ce en la Co­pa del Mundo Ju­nior de El Sal­va­dor, en el 2016, sien­do la úni­ca pa­ra­gua­ya con es­tos lau­re­les. Aho­ra es­pe­ra de­jar su nom­bre en lo más al­to de la com­pe­ten­cia que re­uni­rá a los me­jo­res es­gri­mis­tas ju­ve­ni­les a ni­vel mun­dial.

Con­ta­nos, Montse, ¿có­mo te sen­tís re­pre­sen­tan­do al Pa­ra­guay en es­ta com­pe­ti­ción mun­dial?

- ¡De­ma­sia­do or­gu­llo­sa! Hay una par­te de mí que to­da­vía no lo cree, a pe­sar de que ven­go pre­pa­rán­do­me ha­ce mu­cho tiem­po. To­mo es­ta opor­tu­ni­dad con gran res­pon­sa­bi­li­dad pa­ra re­pre­sen­tar al país y cre­cer per­so­nal y pro­fe­sio­nal­men­te.

¿Cuán­do via­jás a Bul­ga­ria?

- Par­to el 26 de mar­zo al país búl­ga­ro, y me to­ca com­pe­tir el 1 de abril en la ca­te­go­ría Ca­de­tes (en don­de en­tran los com­pe­ti­do­res de 15 a 17 años de edad) y el 5 de abril por la ra­ma de Ju­ve­ni­les (18 a 20 años).

¿Cuál es la pre­pa­ra­ción que te­nés?

- Ya que ca­si to­do el año par­ti­ci­po en dis­tin­tos tor­neos, no pa­ro de en­tre­nar pa­ra pre­pa­rar­me y es­tar

en for­ma. Ade­más, la nu­tri­cio­nis­ta de la Se­cre­ta­ría Na­cio­nal de De­por­tes me pre­pa­ra una die­ta, acor­de a mi edad. Bá­si­ca­men­te, esa es mi pre­pa­ra­ción: co­mer sano, en­tre­nar lo ne­ce­sa­rio y to­mar­me el des­can­so apro­pia­do.

¿Des­de qué edad prac­ti­cás es­gri­ma?

- La ver­dad, des­de muy pe­que­ña. A los ocho años em­pe­cé a prac­ti­car, pe­ro co­mo hobby. A par­tir de los 11 me di cuen­ta de que que­ría ha­cer es­to a tiem­po com­ple­to. Fue en­ton­ces cuan­do me in­vo­lu­cré de lleno en el de­por­te. Hoy, la es­gri­ma es mi vi­da.

¿Có­mo te apo­ya tu fa­mi­lia en es­te ca­mino?

- Des­de el prin­ci­pio, lo ha­cen in­con­di­cio­nal­men­te. De he­cho, mi pa­pá fue el pri­mer en­tre­na­dor que tu­ve. A los ocho años vi en una pe­lí­cu­la de Dis­ney un com­ba­te de es­gri­ma en­tre las pro­ta­go­nis­tas (ri­sas), eso me lla­mó la aten­ción, y co­mo pa­pá ya prac­ti­ca­ba es­ta dis­ci­pli­na, le pe­dí que me en­se­ña­ra. Así fue, y has­ta hoy si­go agra­de­ci­da con él por ayu­dar­me a en­con­trar lo que amo. Por otro la­do, apro­ve­cho pa­ra agra­de­cer a la Se­cre­ta­ría Na­cio­nal de De­por­tes, que me brin­da mu­chí­si­mo apo­yo y me alien­ta a se­guir lu­chan­do. En­tre los cons­tan­tes via­jes y en­tre­na­mien­tos en los que Montse se desen­vuel­ve co­ti­dia­na­men­te, qui­si­mos sa­ber có­mo es su vi­da fue­ra de los com­ba­tes de es­gri­ma.

¿Cuán­do cum­plís años?

- Cum­plo 16 años el 27 de abril. Se­gu­ra­men­te es­ta­ré des­can­san­do acá en el país.

¿Vas al co­le­gio?

- Fui al co­le­gio has­ta el año pa­sa­do. De­bi­do a que los tor­neos se desa­rro­llan en dis­tin­tas par­tes del mundo, eso im­pli­ca mu­cha de­di­ca­ción y tiem­po, por lo que se­ría im­po­si­ble asis­tir re­gu­lar­men­te a cla­ses y ba­ja­ría mi ren­di­mien­to aca­dé­mi­co. En­ton­ces, op­té por re­ci­bir en­se­ñan­za par­ti­cu­lar en ca­sa y a fin de año ten­go que ren­dir to­dos los exá­me­nes que co­rres­pon­den a es­te ci­clo.

¿Otro pa­sa­tiem­po que ten­gas?

- Me gus­ta mu­chí­si­mo can­tar. An­tes, cuan­do iba al co­le­gio, for­ma­ba par­te del co­ro y me ale­gra­ba un mon­tón. Has­ta hoy me sir­ve pa­ra des­pe­jar­me un po­co de mi ri­gu­ro­sa ru­ti­na, lo to­mo co­mo una lin­da dis­trac­ción.

¿En qué mo­men­to te jun­tás con tu gru­po de ami­gos?

- Cuan­do es­toy li­bre de las com­pe­ti­cio­nes, apro­ve­cho pa­ra com­par­tir con ellos. Sa­li­mos a me­ren­dar, va­mos a ver al­gu­na pe­lí­cu­la y asis­ti­mos a cum­plea­ños, aun­que no muy a me­nu­do, por­que de­bo cui­dar­me. Pe­ro, aun­que ten­go mi gru­po de ami­gos acá en el país, mi ma­yor círcu­lo de amis­ta­des se en­cuen­tra en otros lu­ga­res del mundo. Co­mo com­pe­ti­mos ca­si to­do el año, no pa­sa mu­cho tiem­po sin que nos vea­mos. Ade­más, con tan­ta tec­no­lo­gía, es muy di­fí­cil es­tar in­co­mu­ni­ca­dos.

Al­go un po­co más per­so­nal... ¿te­nés no­vio o al­guien que te gus­ta?

- ¡No, pa­ra na­da! (ri­sas). La ver­dad, en es­te mo­men­to es­toy de­ma­sia­do con­cen­tra­da ha­cien­do lo que amo, no ten­go tiem­po pa­ra de­di­car­le a al­guien más. Si bien so­le­mos de­cir que no hay al­guien que nos gus­te, en mi ca­so es muy en se­rio. Apar­te, sé que soy me­dio chi­ca aún, ten­go mu­cho por re­co­rrer.

Por úl­ti­mo, ¿cuá­les son tus ob­je­ti­vos?

- Pa­ra es­te Mun­dial, lle­gar lo más le­jos po­si­ble. Por lo me­nos lo­grar pa­sar de la fa­se de 64 com­pe­ti­do­res al otro fil­tro, que se­ría el cua­dro de 32 par­ti­ci­pan­tes. So­bre to­do, es­pe­ro de­jar el nom­bre de Pa­ra­guay en al­to. En cuan­to al fu­tu­ro, se­guir me­jo­ran­do siem­pre. Me veo prac­ti­can­do es­gri­ma has­ta que sea vie­ji­ta (ri­sas). Prac­ti­qué va­rias co­sas en mi vi­da, pe­ro nun­ca en­con­tré un de­por­te que me apa­sio­ne tan­to co­mo es­te.

BE­LLA Y TALENTOSA. Mon­tse­rrat Vi­ve­ros se des­ta­ca en la es­gri­ma a ni­vel in­ter­na­cio­nal. TVO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.