Saiz: De­but sin rit­mo

Ultima Hora - Hora Deportiva - - Horadeportiva 7 -

Juan Ca­mi­lo Saiz, el de­fen­sor co­lom­biano que lle­gó por pe­di­do del ex en­tre­na­dor de Ce­rro Luis Zu­bel­día, ha­bía su­fri­do una frac­tu­ra de cla­ví­cu­la en un en­tre­na­mien­to, en ju­lio pa­sa­do, fue so­me­ti­do a ci­ru­gía y ayer de­bu­tó ofi­cial­men­te en el Ci­clón. El ca­fe­te­ro apu­ró su reapa­ri­ción an­te la de­ser­ción de Mar­cos Cá­ce­res por lesión y su ren­di­mien­to an­te Sol no fue acer­ta­do. La fal­ta de rit­mo de jue­go fue muy evi­den­te y el pri­mer gol se ge­ne­ró en su zo­na. No fue un buen com­ple­men­to pa­ra Juan Escobar.

La des­apro­ba­ción de su ren­di­mien­to no es ex­clu­si­va de los ana­lis­tas y los afi­cio­na­dos. Ju­be­ro, cuan­do tu­vo que sa­cri­fi­car a uno de los de­fen­so­res pa­ra po­ten­ciar su ata­que, eli­gió a Saiz pa­ra que in­gre­se Jor­ge Ro­jas. Otro que re­apa­re­ció des­pués de mu­cho fue Ke­vin Fer­nán­dez, que fue el re­gla­men­ta­rio en lu­gar de Ña­man­dú. Tam­bién de­no­tó fal­ta de fút­bol ofi­cial. Ayer por la ma­ña­na, el téc­ni­co Pa­blo Ca­ba­lle­ro co­men­zó a tra­ba­jar en el plan­tel del De­por­ti­vo Ca­pia­tá.

Con la pre­sen­cia del pre­si­den­te del Es­co­be­ro, Eri­co Ga­leano, el en­tre­na­dor de 46 años co­men­zó a tra­ba­jar con el plan­tel, pen­san­do en el due­lo de ma­ña­na an­te Gua­ra­ní, a las 19.15, en el Ar­se­nio Eri­co, por la Copa Pa­ra­guay. MÁS ARRI­BA. “Es­ta­mos aho­ra pa­ra se­guir le­van­tan­do el equi­po, por­que fut­bo­lís­ti­ca­men­te no es ma­lo lo que es­tá ha­cien­do en el tor­neo, pe­ro los úl­ti­mos re­sul­ta­dos no lo es­tu­vie­ron acom­pa­ñan­do”, men­cio­nó el DT a So­bre­me­sa de Fút­bol a lo Gran­de, de la 1080 AM.

“Uno no com­pren­de có­mo es­te plan­tel no es­tá pe­lean­do más arri­ba, Die­go (Ga­vi­lán) ar­mó un plan­tel ex­qui­si­to. A ve­ces los téc­ni­cos no te­ne­mos la va­ri­ta má­gi­ca pa­ra cam­biar si­tua­cio­nes. Oja­lá que lle­gue­mos con la suer­te de los go­les, que por ejem­plo Sa­sá lle­gue a los go­les”, re­fle­xio­nó.

Es fút­bol. Gui­do le ob­se­quia la ca­mi­se­ta a su ma­dre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.