Ter­cer domingo de no­viem­bre: Día In­ter­na­cio­nal en Re­cuer­do a las Víc­ti­mas de Ac­ci­den­tes de Trán­si­to

Ultima Hora - Revista Escolar - - FECHAS ESPECIALES -

Co­mo con­se­cuen­cia del au­men­to no­to­rio de los ac­ci­den­tes en ru­tas, han au­men­ta­do las víc­ti­mas que mu­rie­ron o que­da­ron dis­ca­pa­ci­ta­das y el do­lor de los fa­mi­lia­res que acom­pa­ñan es­tas pe­nu­rias. Un da­to que asus­ta cuen­ta que mu­chos jó­ve­nes pa­ra­gua­yos, en­tre 15 y 22 años, mueren o que­dan pa­ra­lí­ti­cos en ac­ci­den­tes de trán­si­to. Ade­más, lue­go de un ac­ci­den­te gra­ve, las con­se­cuen­cias cam­bian el cur­so de tu vi­da, los gas­tos son in­men­sos y siem­pre de­jan un cua­dro des­agra­da­ble. Si tan so­lo pu­dié­ra­mos pen­sar 10 se­gun­dos al su­bir al vehícu­lo que po­de­mos evi­tar da­ños a otras per­so­nas que bus­can su fe­li­ci­dad, y que no­so­tros mis­mos po­dría­mos cui­dar más nues­tro fu­tu­ro y el de nues­tra fa­mi­lia, pres­tan­do más aten­ción y res­pe­tan­do lo es­ta­ble­ci­do pa­ra la me­jor cir­cu­la­ción en ru­tas. To­do cam­bia­ría, si exi­gi­mos a los pa­dres, tíos, ami­gos y de­más per­so­nas que con­du­cen al­gún vehícu­lo que res­pe­ten las re­glas, más allá que les gus­te o no, pues no es cues­tión de opi­nión per­so­nal, se cum­plen por­que son ne­ce­sa­rias pa­ra la se­gu­ri­dad, pun­to. No nos can­se­mos de re­cor­dar a to­dos que la pre­ven­ción de ac­ci­den­tes se lo­gra cuan­do usa­mos los cin­tu­ro­nes, cum­pli­mos las re­glas de trán­si­to, so­mos aten­tos pea­to­nes y cru­za­mos la ca­lle en los lu­ga­res in­di­ca­dos. Qui­zás vos te­nés al­gún ami­go que su­frió un ac­ci­den­te de trán­si­to. Vi­si­ta­lo, es­cu­cha­lo y com­par­tí con él sus ex­pe­rien­cias, pues es di­fí­cil su­pe­rar es­tos acon­te­ci­mien­tos. ¡Sea­mos so­li­da­rios! Ah… y to­le­ran­cia ce­ro con quie­nes con­du­cen ebrios, con los que se creen pi­lo­tos de fór­mu­la 1 en ca­lles de la ciu­dad o del pue­blo y con los pre­po­ten­tes que no res­pe­tan na­da… ¡Na­die tie­ne por qué car­gar con mu­ti­la­cio­nes o he­ri­das a cau­sa de ca­pri­chos a los que no se po­nen lí­mi­tes!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.