CERRO ACATÎ , UN PA­RAÍ­SO EN LA TIE­RRA GUA­RA­NÍ

Ultima Hora - TVO - - Vivirbien -

El Com­ple­jo Tu­rís­ti­co Cerro Aca­tĩ es una de las atrac­cio­nes más vi­si­ta­das de nues­tro país, ideal pa­ra ha­cer tu­ris­mo in­terno y co­no­cer­lo en fa­mi­lia en es­tas va­ca­cio­nes de ve­rano. Cons­ti­tu­ye uno de los tres pi­cos más im­por­tan­tes de la cor­di­lle­ra del Ybyty­ru­zú, los otros dos son Amor y Tres Kan­dú, es­te úl­ti­mo, el más ele­va­do del Pa­ra­guay. La se­rra­nía se en­cuen­tra den­tro de la Re­ser­va de Re­cur­sos Ma­ne­ja- dos del Ybyty­ru­zú, ubi­ca­da en­tre los de­par­ta­men­tos de Guai­rá y Caa­za­pá.

¿CÓ­MO LLE­GAR?

A 760 me­tros so­bre el ni­vel del mar, el Aca­tĩ ofre­ce uno de los mi­ra­do­res más fa­mo­sos de nues­tro país, con su po­pu­lar ban­qui­llo que con­tem­pla el ho­ri­zon­te. Su nom­bre pro­vie­ne del gua­ra­ní y quiere de­cir ca­be­za blan­ca o ca­no­sa, de­bi­do a que des­de la cum­bre pue­den ob­ser­var­se cier­tos pi­cos que tie­nen un co­lor blan­cuz­co. Es­ta es la úni­ca co­li­na, de to­das las que con­for­man la cor­di­lle­ra, que po­see ac­ce­so me­dian­te un ca­mino de te­rra­plén. Se pue­de lle­gar has­ta ella con vehícu­lo pro­pio, lo más re­co­men­da­ble es ha­cer­lo con una ca­mio­ne­ta ti­po 4x4, ya que uno de me­nor por­te no so­por­ta­ría el tra­yec­to. Ade­más, pa­ra los más arries­ga­dos, exis­ten las op­cio­nes de su­bir ca­mi­nan­do o en bi­ci­cle­ta.

UNA CIU­DAD EN­TRE CO­LI­NAS

El com­ple­jo tu­rís­ti­co se en­cuen­tra a 17 ki­ló­me­tros de la ciu­dad de Co­lo­nia In­de­pen­den­cia, cen­tro ur­bano y dis­tri­to del de­par­ta­men­to de Guai­rá. Des­de allí pue­de ob­ser­var­se la ma­jes­tuo­sa hi­le­ra de ce­rros que brin­dan una inusual vis­ta. Po­see unos 45.000 ha­bi­tan­tes, en­tre los cua­les una gran par­te la con­for­man in­mi­gran­tes ale­ma­nes, suizos, hún­ga­ros, che­cos­lo­va­cos y fran­ce­ses. La ciu­dad po­see otros lu­ga­res de al­to va­lor tu­rís­ti­co, co­mo los sal­tos Suizos, Pa’i y Can­te­ra; y los mi­ra­do­res San Pa­blo y De la Cruz. ¿Qué ser­vi­cios ofre­ce el com­ple­jo tu­rís­ti­co? El lu­gar ha si­do acon­di­cio­na­do pa­ra sa­tis­fa­cer las co­mo­di­da­des del vi­si­tan­te y ofre­cer­le una ex­pe­rien­cia más pla­cen­te­ra. La en­tra­da al com­ple­jo tie­ne un cos­to de G. 20.000 pa­ra ma­yo­res de 10 años, y de G. 10.000 pa­ra me­no­res de 10. Lo re­cau­da­do es des­ti- na­do al man­te­ni­mien­to y la ade­cua­ción del lu­gar. Cuen­ta con ser­vi­cio de res­tau­ran­te, que fun­cio­na los días sá­ba­dos y do­min­gos. El in­gre­so de con­ser­va­do­ras al pre­dio tie­ne un cos­to de G. 100.000. Va­le acla­rar que al mi­ra­dor no se pue­de ac­ce­der con be­bi­das al­cohó­li­cas ni equi­pos de so­ni­do, pa­ra sal­va­guar­dar el me­dioam­bien­te y la se­gu­ri­dad de las per­so­nas. Asi­mis­mo, el si­tio ofre­ce ser­vi­cios pa­ra dor­mir. La pri­me­ra op­ción es el cam­ping y tie­ne un cos­to de G. 50.000 (ma­yo­res de 10 años) y G. 25.000 (meno- res de 10). El al­qui­ler de car­pas tie­ne un cos­to de G. 100.000. Por otra par­te, se pue­den ren­tar dos ti­pos de ca­ba­ñas. La pri­me­ra pro­pues­ta se de­no­mi­na Ca­ba­ña La Es­con­di­da, y cuen­ta con ca­ma ma­tri­mo­nial y otra pa­ra ni­ños, fri­go­bar, ba­ño pri­va­do, acon­di­cio­na­dor de ai­re, te­le­vi­sión y un mi­ni­li­ving. Los cos­tos son los si­guien­tes: G. 80.000 (ma­yo­res de 10 años) y G. 60.000 (me­no­res de 10 años). La se­gun­da son las ca­ba­ñas de ma­de­ra, que in­clu­yen ca­ma ma­tri­mo­nial, do­ble y pa­ra ni­ños, ba­ño com­par­ti­do y ven­ti­la­dor de te­cho. Es­tas cues­tan G. 150.000 (ma­yo­res de 10 años) y G. 60.000 (me­no­res de 10 años). Am­bas op­cio­nes in­clu­yen desa­yuno. El pre­dio po­see wi-fi per­ma­nen­te. El lu­gar es­tá com­pues­to de sen­de­ros guia­dos que fa­ci­li­tan a los vi­si­tan­tes lle­gar a los pun­tos que deseen. Ade­más del fa­mo­so mi­ra­dor que se en­cuen­tra en la ci­ma, exis­ten va­rios otros, to­dos se­ña­li­za­dos. El com­ple­jo po­see un sen­de­ro que lo co­nec­ta a Itá Le­tra, una ca­ver­na con im­pre­sio­nes pre­co­lom­bi­nas gra­ba­das so­bre las ro­cas. Lle­gar has­ta ahí con­lle­va una ho­ra de ba­ja­da y tres de subida.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.