AMA­LIA Y CÉ­SAR “Nues­tro pri­mer plan es ser pa­dres”

Coin­ci­die­ron en una fies­ta y la atrac­ción fue in­me­dia­ta. A los cua­tro me­ses eran no­vios y, cin­co años más tar­de, sal­ta­ron al es­pe­ra­do sí, quie­ro. A la bo­da y la lu­na de miel, si­guió la vi­si­ta de ri­gor a la ca­sa de Cé­sar Pereira Da Cos­ta y Ama­lia Cu­ti­llo.

Ultima Hora - TVO - - News - Der­lis Iván Mat­to / Fo­tos: Ro­dri­go Vi­lla­ma­yor Roa

Pa­sa­ron ape­nas unas se­ma­nas des­de que Cé­sar Pereira Da Cos­ta y Ama­lia Cu­ti­llo se pre­sen­ta­ron ante el al­tar de la ca­te­dral Nues­tra Se­ño­ra de la Asun­ción pa­ra re­afir­mar la re­la­ción que em­pe­zó ha­ce cin­co años. Tras su lu­na de miel en Pun­ta Ca­na, Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, la pa­re­ja nos re­ci­bió en su ho­gar.

Ama­lia, ¿có­mo va to­do?

- Su­per­bien, dis­fru­tan­do de es­tas pri­me­ras se­ma­nas de ma­tri­mo­nio. Es­ta­mos aco­mo­dán­do­nos de a po­co y so­bre to­do mi­mán­do­nos. Lo mi­ro a Cé­sar y no creo que ya es­te­mos ca­sa­dos. Va­lo­ro ca­da ins­tan­te con él.

¿Qué te enamo­ró de Cé­sar?

- To­do. Cé­sar es un hom­bre muy ca­ba­lle­ro­so y tierno. Tie­ne una for­ma muy ale­gre de ver la vi­da, es pu­ro op­ti­mis­mo, eso atra­jo to­da mi aten­ción.

¿Có­mo fue su pro­pues­ta de bo­das?

- ¡Fue su­per­ro­mán­ti­ca! Me pi­dió que lo bus­ca­ra por­que su au­to es­ta­ba con pro­ble­mas. Al lle­gar a su de­par­ta­men­to, me di­jo que no po­día ba­jar por­que man­chó su ca­mi­sa. To­do muy ra­ro, así que tu­ve que su­bir, y ahí es­ta­ba él, ro­dea­do de flo­res y a la luz de las ve­las. Fue emo­cio­nan­te, lo en­con­tré arro­di­lla­do y con el ani­llo en las ma­nos pi­dién­do­me ma­tri­mo­nio.

¿Có­mo reac­cio­nas­te?

- Me emo­cio­né mu­chí­si­mo, llo­ra­mos, ¡y ob­via­men­te di­je que sí! Y fren­te al al­tar tu­ve la emo­ción a flor de piel. Llo­ré, son­reí, pe­ro más que na­da, dis­fru­té. Sen­tí que to­do lo bueno y malo que pa­sa­mos va­lió la pe­na.

¿Có­mo la pa­sa­ron en la lu­na de miel?

- ¡Ma­ra­vi­llo­sa­men­te bien! Pun­ta Ca­na es her­mo­sa. De día íba­mos a dis­fru­tar de la pla­ya y por la no­che sa­lía­mos a bai­lar pe­ga­di­tos.

Des­cri­bí a Cé­sar co­mo pa­re­ja.

- Cé­sar co­mo pa­re­ja es su­per­aten­to, ca­ri­ño­so y pro­tec­tor. Es un hom­bre muy no­ble, buen hi­jo, con los va­lo­res fir­mes y un ex­ce­len­te pro­fe­sio­nal. Por to­do eso, lo ele­gí co­mo com­pa­ñe­ro de vi­da.

¿Van en bus­ca del pri­mer be­bé?

- Cé­sar quiere hi­jos ya no­más; a mí me gus­ta­ría dis­fru­tar más de nues­tro ma­tri­mo­nio. Sin em­bar­go, no creo que me re­sis­ta mu­cho tiem­po a su pe­di­do.

“MI LU­GAR EN EL MUNDO...”

Cé­sar Pereira Da Cos­ta es un pro­duc­tor y periodista que des­de que vio a Ama­lia, que­dó fle­cha­do y no du­dó en dar el pri­mer pa­so pa­ra con­quis­tar­la.

¿Có­mo co­no­cis­te a la que hoy es tu es­po­sa?

- Vir­tual­men­te ya nos co­no­cía­mos, pe­ro nun­ca nos ha­bía­mos vis­to en per­so­na. Una no­che coin­ci­di­mos en un cum­plea­ños. Al sa­lu­dar­nos ya hi­ci­mos un clic. Lue­go, ca­da uno con su gru­po. Des­pués nos acer­ca­mos y ha­bla­mos to­da la no­che, in­ter­cam­bia­mos nú­me­ros y cua­tro me­ses des­pués ya éra­mos no­vios.

¿Qué te im­pre­sio­nó de ella?

- ¡Su son­ri­sa! Amo la son­ri­sa que tie­ne mi es­po­sa. ¡Y ni qué de­cir esos ojitos ri­sue­ños!

¿Es­ta­bas se­gu­ro de vos mis­mo o du­das­te?

- No du­dé. Me acer­qué y con­ver­sa­mos por ho­ras. Lo más sim­pá­ti­co fue que to­dos bai­la­ban y no­so­tros se­guía­mos con­ver­san­do.

¿Qué te mo­ti­vó a ele­gir­la co­mo es­po­sa?

- El amor que sien­to por ella. Mi lu­gar es a su la­do. Quie­ro for­mar una fa­mi­lia con ella.

¿Có­mo ideas­te la pro­pues­ta?

- Fue sen­ci­lla pe­ro con mu­chí­si­mo amor. Re­cuer­do que mis ami­gos y com­pa­ñe­ros de tra­ba­jo me ti­ra­ban mi­les de op­cio­nes, pe­ro nin­gu­na me gus­ta­ba (ri­sas). Al fi­nal ele­gí con la que Mó­ni­ca, de la se­rie Friends, le pi­dió ma­tri­mo­nio a Chand­ler. Esa pe­ti­ción siem­pre ron­dó mi ca­be­za, por lo que la re­pli­qué.

¿Qué di­je­ron tus pa­dres?

- Las­ti­mo­sa­men­te, no tu­ve el con­se­jo de am­bos, ya que mi pa­pá fa­lle­ció ha­ce cua­tro años. Pe­ro sí el de mi ma­má, que va­lió por am­bos. Lo prin­ci­pal fue que sea fe­liz al la­do de Ama­lia; que cui­de nues­tro amor.

¿Qué es lo que más ad­mi­rás de tu es­po­sa?

- Es una mu­jer ex­cep­cio­nal. No sa­ben lo emprendedora que es y ade­más es una ex­ce­len­te con­ta­do­ra, me ayu­da a or­ga­ni­zar mis fi­nan­zas (ri­sas).

¿Có­mo es Ama­lia?

- Es su­per­ca­ri­ño­sa y es­tá aten­ta a lo que me pa­sa, a lo que quie­ro, a to­do. Es ex­cep­cio­nal, tie­ne un gran co­ra­zón. Aun­que tam­bién tie­ne un ca­rác­ter me­dio fuer­te­ci­to, pe­ro eso ya es otra co­sa (ri­sas).

¿Fa­ci­li­ta que tra­ba­jen en la mis­ma área?

- Nos com­ple­men­ta. Me en­can­ta que po­da­mos con­ver­sar so­bre nues­tros tra­ba­jos o so­bre no­ti­cias, de­ba­tir y re­fle­xio­nar so­bre nues­tros pen­sa­mien­tos.

¿Ya vi­vían jun­tos o re­cién aho­ra lo ha­rán?

- Re­cién aho­ra vi­vi­re­mos jun­tos. Lle­vá­ba­mos cin­co años de no­viaz­go, so­mos muy a la an­ti­gua. Pre­fe­ri­mos ca­sar­nos, te­ner la ben­di­ción de Dios y des­pués em­pe­zar nues­tra vi­da jun­tos.

¿Qué te gus­ta com­par­tir con tu es­po­sa?

- ¡To­do! So­mos más bien una on­da tran­qui. Pa­sear so­los, ha­cer ejer­ci­cios, una que otra sa­li­da nocturna o el clá­si­co ver pe­lí­cu­las abra­za­dos, aun­que du­ran­te el fil­me me pre­gun­te co­sas (ri­sas).

¿Cuán­tos hi­jos te gus­ta­ría te­ner?

- ¡Cua­tro! Yo ven­go de una fa­mi­lia nu­me­ro­sa, ten­go cua­tro her­ma­nos y sé lo fan­tás­ti­co que es cre­cer así. Pe­ro Ama­lia quiere dos co­mo má­xi­mo. ¡Ve­re­mos!

¿Qué pla­nean a fu­tu­ro?

- Nues­tro pri­mer plan es ser pa­dres. Hay otros te­mas que te­ne­mos en men­te, pe­ro el prin­ci­pal y el más im­por­tan­te es ese. Es­pe­ro que pron­to lo po­da­mos lo­grar.

A LA AN­TI­GUA. Un amor que se ca­rac­te­ri­za por ir que­man­do eta­pas y dis­fru­tar al má­xi­mo de la re­la­ción, hoy ya es un fe­liz ma­tri­mo­nio.

EN BUS­CA. La pa­re­ja pla­nea te­ner a su pri­mer hi­jo. “Es­pe­ro que pron­to lo po­da­mos lo­grar”, ex­pre­só Cé­sar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.