Sin me­di­da

Ultima Hora - Vida - - En Poca Palabras -

El pri­mer re­gla­men­to de fútbol aso­cia­ción fue ela­bo­ra­do en 1863 y en él no ha­bía re­fe­ren­cia al­gu­na a la for­ma o la me­di­da del ba­lón. Re­cién en 1872 se es­pe­ci­fi­có que de­bía te­ner una cir­cun­fe­ren­cia de entre 27 y 28 pul­ga­das (de 68,58 a 71,12 cen­tí­me­tros) y pe­sar entre 13 y 15 on­zas (de 368,5 a 425,2 gra­mos). Ac­tual­men­te la cir­cun­fe­ren­cia mínima es de 68 cen­tí­me­tros y la má­xi­ma de 70 cen­tí­me­tros. li­ving, que per­ma­ne­cían en sus ca­sas vien­do los mat­ches por te­le­vi­sión, otro pro­ta­go­nis­ta de­ci­si­vo en la evo­lu­ción del es­fé­ri­co.

En Pa­ra­guay las pe­lo­tas te­nían un di­se­ño pro­pio, con sus par­tes en for­ma de rec­tán­gu­los con bor­des re­don­dea­dos, al­gu­nos ne­gros y otros blan­cos, los que las ha­cían vi­si­bles tan­to a la no­che co­mo de día.

Ten­den­cia mun­dial

Don­de me­jor se pue­de apre­ciar la evo­lu­ción del ba­lón de fútbol es en los Mun­dia­les. En la pri­me­ra edi­ción, en 1930, los uru­gua­yos usa­ron pe­lo­tas en for­ma de T, con tien­to, y en la fi­nal, una de las dos eta­pas se ju­gó con una pe­lo­ta con pa­ne­les rec­tan­gu­la­res; en su in­te­rior te­nía una ve­ji­ga. En 1934, los ita­lia­nos uti­li­za­ron su pro­pia ver­sión de la T. En 1938, los fran­ce­ses in­tro­du­je­ron el uso de una vál­vu­la para in­flar el es­fé­ri­co, fa­bri­ca­do con pa­ños rec­tan­gu­la­res. Aún se man­te­nía el uso del tien­to.

En la pos­gue­rra, en 1950, los bra­si­le­ños usa­ron ba­lo­nes de fa­bri­ca­ción na­cio­nal sin cambios en el mo­de­lo, si­mi­lar al usa­do en Fran­cia, pe­ro des­pa­re­ció el tien­to. En el Mun­dial si­guien­te, los sui­zos re­cu­rrie­ron

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.