APO­YO MU­TUO.

Ultima Hora - Vida - - Opinión -

Lo que se sa­be

Es muy po­co lo que se sa­be ac­tual­men­te so­bre la tar­ta­mu­dez, y hay tan­tos ca­sos y di­fe­ren­cias en­tre ellos que no se pue­de ase­gu­rar que nor­mal­men­te em­pie­ce a tal o cual edad, si bien ca­si siem­pre ocu­rre en la ni­ñez. Eso no sig­ni­fi­ca que no pue­da apa­re­cer en la adul­tez de­bi­do a al­gún cam­bio trau­má­ti­co o shock.

¿Cómo se ca­li­fi­ca a la tar­ta­mu­dez? ¿Es una en­fer­me­dad? Mó­ni­ca lo ex­pli­ca: “Es una con­di­ción". Cuan­do ella tu­vo la opor­tu­ni­dad de asis­tir a una te­ra­pia en Es­ta­dos Uni­dos, la te­ra­peu­ta le dijo que no hay una ra­zón es­pe­cí­fi­ca que cau­se la tar­ta­mu­dez, que es al­go que no tie­ne ex­pli­ca­ción ni cu­ra, pe­ro que se pue­de lle­gar a mo­de­rar. "Nos di­je­ron que hay mu­chos fac­to­res des­en­ca­de­nan­tes y que es una pér­di­da de tiem­po tra­tar de sa­ber qué pa­so. Bus­car en la par­te si­co­ló­gi­ca ayu­da, pe­ro su ma­ni­fes­ta­ción no tie­ne una so­la ex­pli­ca­ción”.

En ge­ne­ral, se es­ti­ma que el 1% de la po­bla­ción desa­rro­lla es­ta con­di­ción y que de 10 per­so­nas tar­ta­mu­das, nue­ve son hom­bres. Pe­ro en Pa­ra­guay no hay es­tu­dios al res­pec­to.

Lo que sí sa­ben am­bas mu­je­res es que hay gen­te que se ha sui­ci­da­do y ni­ños que su­fren ho­rro­res y que no van a lle­gar a lo má­xi­mo por cul­pa de es­te tras­torno. "No sa­be­mos si en Pa­ra­guay exis­te gen­te que de­di­ca su tiem­po a in­ves­ti­gar so­bre es­to. Tam­po­co sa­be­mos si hay ca­sos de éxi­to, por­que la gen­te es tí­mi­da pa­ra acer­car­se”.

El des­co­no­ci­mien­to so­bre la reali­dad de los tar­ta­mu­dos en Pa­ra­guay es­ti­mu­ló a Cinthia a crear el Gru­po de Apo­yo Moi­sés y la fan pa­ge Tar­ta­mu­dez Pa­ra­guay. Es­tas son he­rra­mien­tas co­mu­nes en Europa y Es­ta­dos Uni­dos, pe­ro que qui­zás no es­tén tan di­fun­di­das en nues­tra re­gión, si bien exis­te una aso­cia­ción ibe­roa­me­ri­ca­na que nu­clea a es­tos gru­pos de apo­yo, y a la que es­pe­ran po­der afi­liar su ini­cia­ti­va.

Por aho­ra, el ni­vel de res­pues­ta al gru­po de apo­yo es tí­mi­do. Des­de que fue crea­do, so­la­men­te se acer­ca­ron tres per­so­nas, que en es­te mo­men­to se en­cuen­tran fue­ra del país de­bi­do a sus com­pro­mi­sos la­bo­ra­les. Pe­ro a tra­vés de la fan pa­ge ya les es­cri­bie­ron per­so­nas del ex­tran­je­ro, de Chi­le, de Perú y de Ar­gen­ti­na, in­tere­sa­das en co­nec­tar­se con otros que pa­dez­can de tar­ta­mu­dez.

Cinthia y Mó­ni­ca no sa­ben si en el país

Cinthia Hie­ber de Sa­rub­bi y Mó­ni­ca Cra­mer, uni­das en el afán de ayu­dar a quie­nes pa­de­cen el mis­mo tras­torno con el que ellas vie­nen li­dian­do des­de ni­ñas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.