EN­CUEN­TRO DE CUL­TU­RAS

Casas - - Postal Nacional -

De to­das las ma­ni­fes­ta­cio­nes ar­tís­ti­cas, so­lo la ce­rá­mi­ca lo­gra abar­car la to­ta­li­dad de la his­to­ria chi­na, atra­ve­san­do las ne­ce­si­da­des, tra­di­cio­nes y gus­tos de los di­fe­ren­tes seg­men­tos de sus so­cie­da­des. La con­tri­bu­ción del país asiá­ti­co al desa­rro­llo de la ce­rá­mi­ca no so­lo es con­si­de­ra­da fun­da­men­tal, sino la más im­por­tan­te del mun­do. Por su par­te, la his­to­ria del Pe­rú tam­bién se pue­de con­tar a tra­vés de la ce­rá­mi­ca, una de sus prin­ci­pa­les ac­ti­vi­da­des des­de tiem­pos prehis­pá­ni­cos. De ahí que el en­cuen­tro entre am­bas tra­di­cio­nes pro­me­ta un in­ter­cam­bio que ali­men­te la ac­ti­vi­dad con­tem­po­rá­nea, que en­ri­quez­ca un ar­te con tan­to ba­ga­je.

Eso fue lo que ocu­rrió du­ran­te la cuar­ta edi­ción del Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Ar­te Ce­rá­mi­co Hong Guang Zi Qi, que se lle­vó a ca­bo en la ciu­dad de Yi Xin, en Chi­na, el 15 de abril: la des­ta­ca­da ce­ra­mis­ta pe­rua­na So­nia Cés­pe­des Ros­sel fue in­vi­ta­da a mos­trar su tra­ba­jo y a dar una po­nen­cia. Con ella via­ja­ron cua­tro alum­nas gra­dua­das de su es­cue­la, las ce­ra­mis­tas Ta­tia­na Men­do­za, Pao­la Baertl, Ros­si­na Win­der y Ca­ta­li­na Vial, quie­nes tam­bién mos­tra­ron sus obras rea­li­za­das en sto­ne­wa­re, por­ce­la­na y otros. “La ce­rá­mi­ca pe­rua­na tie­ne nue­vas ge­ne­ra­cio­nes que se acer­can con un len­gua­je con­tem­po­rá­neo, y que ex­plo­ran las ten­den­cias ac­tua­les, abs­trac­tas, que no bus­can la per­fec­ción”, opi­na la maes­tra, so­bre lo que lla­ma un re­sur­gi­mien­to del in­te­rés por la dis­ci­pli­na.

Cés­pe­des, quien ha vi­vi­do en co­mu­ni­da­des al­fa­re­ras co­mo Pu­ca­rá y Chu­lu­ca­nas, mos­tró en Chi­na un pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción que se ini­ció en 2013 con una ins­ta­la­ción que hi­zo en Ca­sa Cor de aquel año, con un sto­ne­work que ase­me­ja­ba a co­ra­les de­li­ca­dos, li­via­nos. “El sto­ne­work no es ne­ce­sa­ria­men­te pe­sa­do, tam­bién pue­de ha­blar de la levedad y lo efí­me­ro”, di­ce la ce­ra­mis­ta. “Pa­san los años y la vi­da se ali­ge­ra, yo tam­bién”. La ce­rá­mi­ca siem­pre ha con­se­gui­do re­gis­trar su tiem­po. •

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.