Tu­xe­do

Cosas Lujo - - Destino -

¿Por qué la gas­tro­no­mía chi­na en los Es­ta­dos Uni­dos es si­nó­ni­mo de co­mi­da rá­pi­da o, in­clu­si­ve, de ma­la ca­li­dad?”, se pre­gun­tó Eddy Buc­king­ham cuan­do se mu­dó a Nue­vayork a los 33 años pa­ra abrir un bar en Mid­town. Sie­te años des­pués, abri­ría Chi­ne­se Tu­xe­do, el primer res­tau­ran­te de lu­jo en el ba­rrio, en el fa­mo­so edi­fi­cio de la an­ti­gua ópe­ra chi­na de Mott Street, fun­da­do en 1897. El es­pa­cio es sor­pren­den­te­men­te am­plio. Una im­po­nen­te puer­ta de ace­ro ador­na­da con ca­rac­te­res chi­nos con­du­ce a una ba­rra bien sur­ti­da de sa­ques y, lue­go, a un gran sa­lón de do­ble al­tu­ra, de­co­ra­do con plan­tas, mar­que­te­ría fi­na y ese di­se­ño lim­pio y ur­bano que ca­rac­te­ri­za al neo­yor­quino.“no qui­si­mos re­vo­lu­cio­nar la co­mi­da chi­na, sino más bien traer­la al pre­sen­te”, cuen­ta Buc­king­ham, quien ex­pli­ca que pre­fie­re una car­ta con pla­tos a ba­se de pro­duc­tos de buena ca­li­dad, ba­ña­dos en sal­sas pa­ra ocul­tar el sa­bor de los in­gre­dien­tes. Recomendamos re­ce­tas tra­di­cio­na­les, como el pi­chón cro­can­te y los gyo­zas y ta­lla­ri­nes he­chos en ca­sa.■

El cuar­to res­tau­ran­te inau­gu­ra­do por San­dro Sil­va y su es­po­sa, Mar­ta Se­co, es el nue­vo hots­pot de la ca­pi­tal es­pa­ño­la. Tras la inau­gu­ra­ción de es­te es­pa­cio, cu­yo in­terio­ris­mo ha re­suel­to con gus­to im­pe­ca­ble el es­tu­dio de Lá­za­ro Ro­sa-vio­lán, es­te co­ci­ne­ro y em­pre­sa­rio de 43 años ha ini­cia­do una aven­tu­ra cu­li­na­ria de as­pi­ra­cio­nes mul­ti­cul­tu­ra­les, con pla­tos en par­te in­ven­ta­dos en los que la Ama­zo­nía le sir­ve de pre­tex­to pa­ra fu­sio­nar sa­bo­res de la In­dia, Ar­gen­ti­na,tai­lan­dia, el Pe­rú y Chi­na. El es­pec­tácu­lo de los asa­dos que flan­quean la en­tra­da –es­pe­tos ma­la­gue­ños, horno tan­doo­ri in­dio, pa­rri­lla ar­gen­ti­na, ro­di­zios bra­si­le­ños– pro­por­cio­na una fotografía de su in­ten­cio­na­do mes­ti­za­je. De la ba­rra ja­po­ne­sa con­ti­gua, que fun­cio­na aparte, lle­gan al­gu­nos pla­tos in­tere­san­tes como el de­li­ca­do usu­zu­ku­ri de ha­ma­chi (pez limón) con to­ma­te y ma­ra­cu­yá; el po­ke de atún ro­jo con anacar­dos y arroz sal­va­je; y, de sa­bor in­ten­so, el ya­ri­kahua de ca­ra­bi­ne­ro con cho­clo mo­ra­do. Recomendamos la pi­ña gla­sea­da –el se­llo de la ca­sa– y, pa­ra quienes quie­ren una co­pa adi­cio­nal, tan­to la ba­rra de coc­te­les que ocu­pa la en­tra­da como la sa­la de jazz del só­tano son uno de los lu­ga­res con me­jor con­cu­rren­cia de la ciu­dad. ■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.