Silvia Ven­tu­ri­ni Fen­di y Karl La­ger­feld pa­ra Fen­di prêt-à-por­ter

Cosas Moda Colecciones - - Prêt-à-porter -

Nor­mal­men­te, uno no aso­cia­ría Fen­di con el mo­vi­mien­to fas­cis­ta, pe­ro son pre­ci­sa­men­te ese ti­po de aso­cia­cio­nes atí­pi­cas las que han co­lo­ca­do a La­ger­feld a la van­guar­dia de es­ta in­dus­tria. La ca­sa ita­lia­na aca­ba de tras­la­dar sus ofi­ci­nas al Pa­laz­zo de­lla Ci­vil­tà Ita­lia­na, un edi­fi­cio icó­ni­co de la ar­qui­tec­tu­ra fas­cis­ta en Ro­ma. Fue­ron esas lí­neas aus­te­ras las que ins­pi­ra­ron es­ta co­lec­ción. Las pie­zas fue­ron ca­si en­te­ra­men­te cons­trui­das con pa­ne­les de cue­ro –horizontales y verticales– ,‒pa­ra lo­grar una si­lue­ta más alon­ga­da y li­neal. No hu­bo na­da sua­ve ni par­ti­cu­lar­men­te fe­me­nino en la pro­pues­ta, in­clu­so las pie­les te­nían al­go de agre­si­vo en su pre­sen­ta­ción. Eran co­mo ar­ma­du­ras di­se­ña­das co­mo pro­tec­ción. La pa­le­ta si­guió con la na­rra­ti­va es­par­ta­na de co­lo­res, co­mo bei­ges, ma­rro­nes, ne­gros, ca­me­llo, ta­ba­co, to­po, y unas cuan­tas apa­ri­cio­nes de ro­jo pa­ra rom­per con la so­brie­dad. Las si­lue­tas lá­piz y tu­bo se com­bi­na­ron con le­ves A y campana en los abri­gos lar­gos con cin­tu­ras hi­per­ce­ñi­das. Si el mun­do de la mo­da es un cam­po de ba­ta­lla, Fen­di es­tá del la­do co­rrec­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.