Ales­san­dro Mi­che­le pa­ra Guc­ci prêt-à-por­ter

Cosas Moda Colecciones - - Prêt-à-porter -

La abrup­ta sa­li­da de Fri­da Gian­ni­ni, po­cas se­ma­nas an­tes de la pre­sen­ta­ción de la pa­sa­re­la, fue una no­ti­cia que cau­só re­vue­lo. No so­lo hu­bo cam­bio de man­do crea­ti­vo, sino que su su­ce­sor ten­dría que con­ce­bir, eje­cu­tar y es­tre­nar una co­lec­ción en muy po­co tiem­po. No exis­ten mu­chas co­sas que es­ta in­dus­tria dis­fru­te más que un de­but, y las ex­pec­ta­ti­vas fue­ron gran­des. De los crí­ti­cos, quie­nes siem­pre es­pe­ran un mi­la­gro, y de Ke­ring, el con­glo­me­ra­do due­ño de Guc­ci que vie­ne pre­sio­nan­do pa­ra re­ju­ve­ne­cer la ca­sa. ¿Fue un mi­la­gro? No exac­ta­men­te, pe­ro sí fue una brisa de ai­re fres­co. No hu­bo se­xo, len­te­jue­las ni va va voom, ni tam­po­co un ta­co a la vis­ta. Lo que sí hu­bo fue­ron fal­das pli­sa­das en A; chi­fo­nes flo­rea­dos; ves­ti­dos de se­da con ai­re vin­ta­ge; pan­ta­lo­nes mas­cu­li­nos de ti­ro ba­jo; y en­ca­jes. Fue co­mo si un nue­vo ro­man­ti­cis­mo se in­yec­ta­ra en la ca­sa. Por su­pues­to, no fue li­te­ral. To­do es­tu­vo cu­bier­to de ex­cen­tri­ci­dad. Y es que el di­se­ña­dor ita­liano, quien tie­ne do­ce años tra­ba­jan­do pa­ra la ca­sa, se ins­pi­ró en la ca­lle y lo que él lla­ma mo­da con­tem­po­rá­nea. Fue sin du­da un mo­men­to de quiebre con el pa­sa­do, in­tere­san­te y atrac­ti­vo, pe­ro aún es muy pron­to pa­ra dar un ve­re­dic­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.