Juan Pa­blo Ara­gón y San­dra Vi­lla­rreal

Cosas Novias - - Índice - Por Mau­ri­cio Lom­bar­di Fo­to­gra­fía: cor­te­sía de Fau­na Dúo

Cuen­tan có­mo lo­grar fo­tos au­da­ces y di­ver­ti­das.

Cuan­do los no­vios tie­nen el mun­do de ca­be­za, en me­dio de los aje­treos pa­ra la bo­da, Juan Pa­blo Ara­gón y San­dra Vi­lla­rreal to­man ins­tan­tá­neas que ja­más evi­den­cian ese es­trés. ¿Có­mo lo­grar fo­to­gra­fías au­da­ces, has­ta di­ver­ti­das, cuan­do so­lo se pien­sa en apren­der de me­mo­ria los vo­tos ma­tri­mo­nia­les?

Laly Quiroz y Da­niel Itu­rri de Or­be­go­so se ca­sa­ron en Tum­bes. Es­ta ima­gen es una de las favoritas de los fo­tó­gra­fos.

De­lan­te de los fo­tó­gra­fos Juan Pa­blo Ara­gón y San­dra Vi­lla­rreal hay una pa­re­ja que va a su­bir al al­tar. Al me­dio, so­lo una cá­ma­ra de fo­tos. Esa es to­da la in­ter­ac­ción que ne­ce­si­tan pa­ra ha­cer que su tra­ba­jo ten­ga al­go de in­mor­tal: uno siem­pre va a mos­trar la fo­to de su bo­da a los hi­jos y nie­tos. En esos mo­men­tos de an­sie­dad, los no­vios pue­den ser aque­llo que asus­ta a to­do fo­tó­gra­fo. Un mo­de­lo sin án­gu­lo, con más mue­cas que son­ri­sas. Pe­ro –quí­mi­ca o ma­gia de por me­dio– es­ta pa­re­ja de fo­tó­gra­fos lo­gra re­gis­trar el la­do más es­pon­tá­neo del mo­men­to, qui­zá el más au­tén­ti­co. No es fá­cil, y eso es lo que bus­ca Fau­na Dúo, la em­pre­sa que los une en es­te ne­go­cio de re­tra­tar a los no­vios en el día más es­pe­cial de sus vi­das.

¿Có­mo sur­gió la idea de crear un co­lec­ti­vo fo­to­grá­fi­co es­pe­cia­li­za­do en bo­das?

— San­dra: Nos co­no­ci­mos por Flickr. Los dos so­mos fo­tó­gra­fos au­to­di­dac­tas y nos se­guía­mos mu­tua­men­te en in­ter­net. Re­cién ha­ce dos años nos co­no­ci­mos en per­so­na, du­ran­te la Bie­nal de Fo­to de Li­ma. Juan Pa­blo es­ta­ba más de­di­ca­do a la fo­to pu­bli­ci­ta­ria, pe­ro co­men­zó a acom­pa­ñar­me a las bo­das y ahí na­ció una bo­ni­ta di­ná­mi­ca.

“Una bue­na fo­to­gra­fía no de­pen­de de án­gu­los, sino de que los no­vios se re­la­jen. Ahí es­tá to­do el tru­co. Cuan­do las per­so­nas se ríen de ver­dad es cuan­do me­jor sa­len”.

¿Qué los atra­jo del mun­do de las bo­das?

— Juan Pa­blo: En es­te ti­po de fo­to­gra­fía po­de­mos ex­pre­sar lo que nos gus­ta. Di­ri­gi­mos nues­tro tra­ba­jo y nues­tro es­ti­lo, y eso ha sig­ni­fi­ca­do un res­pi­ro a mi tra­ba­jo pa­ra­le­lo en fo­to­gra­fía pu­bli­ci­ta­ria. Creo que in­vo­lu­cra un es­ti­lo más per­so­nal y per­mi­te ha­cer fo­to­gra­fía de au­tor.

¿En es­te ru­bro, el mer­ca­do pe­ruano es di­fe­ren­te al de otros paí­ses?

— San­dra: Me pa­re­ce que es un ti­po de fo­to­gra­fía aún al­go sub­es­ti­ma­da, aun­que es­tá co­men­zan­do a cam­biar. En Es­ta­dos Uni­dos o Eu­ro­pa los fo­tó­gra­fos de no­vias son ca­si celebridades. Pe­ro acá per­sis­te la ima­gen del vie­ji­to que va, to­ma re­tra­tos y pun­to.

Sus fo­to­gra­fías se ca­rac­te­ri­zan por to­mas es­pon­tá­neas, ca­si re­ve­la­do­ras, ¿có­mo se lo­gra ese acer­ca­mien­to en un mo­men­to que se ca­rac­te­ri­za por la ten­sión?

— Juan Pa­blo: Nos gus­ta es­tar cer­ca, ya sea en la fies­ta o du­ran­te la pre­pa­ra­ción, o en la igle­sia. Hay un pro­ce­so pre­vio que ayu­da, pe­ro el día de la bo­da es el mo­men­to de­ci­si­vo.

Es­tás con la fa­mi­lia, con los ami­gos, en un am­bien­te ín­ti­mo, y ahí se ven mu­chas di­ná­mi­cas re­ve­la­do­ras. No­so­tros, por ejem­plo, nun­ca re­pe­ti­mos lo­ca­cio­nes y tra­ta­mos de ge­ne­rar cier­ta amis­tad con los no­vios. La idea es ofre­cer­les al­go de acuer­do a nues­tro es­ti­lo, pe­ro to­man­do en cuen­ta sus gus­tos. Nues­tro ob­je­ti­vo es brin­dar al­go úni­co, por­que los es­ta­mos ayu­dan­do a cons­truir sus re­cuer­dos.

¿Qué es lo más ex­tra­ño que les han pe­di­do?

— San­dra: Los li­me­ños so­mos muy con­ser­va­do­res, en­ton­ces no sue­len pe­dir na­da muy ex­tra­va­gan­te. Pe­ro ven nues­tro tra­ba­jo en in­ter­net y nos eli­gen. Eso ya sig­ni­fi­ca que es­tán dis­pues­tos a ha­cer al­go que sal­ga un po­co de lo co­mún. Hay que te­ner mu­cha per­so­na­li­dad pa­ra po­der me­ter­te a ha­cer es­to. En la fies­ta, hay que es­tar en el me­dio y pa­re­cer un in­vi­ta­do más, por­que las fo­tos des­de fue­ra nun­ca que­dan bien. — Juan Pa­blo: Eso nos ha­ce pen­sar que quie­ren pro­bar al­go di­fe­ren­te, que no va a ser tan clá­si­co o que va a rom­per un po­co con lo nor­mal.

¿Hay al­gún án­gu­lo que fa­vo­rez­ca a las no­vias?

— San­dra: Creo que no se tra­ta de un án­gu­lo, sino de que se re­la­je: ahí es­tá el tru­co. Cuan­do las per­so­nas se ríen de ver­dad es cuan­do me­jor sa­len. A ve­ces, cuan­do les po­nes la cá­ma­ra al frente se po­nen muy ten­sas y hay que arre­glár­se­las pa­ra que se dis­trai­gan y se rían, y en ese mo­men­to… ¡click! Pa­ra mí ese es el me­jor án­gu­lo: la ri­sa sin­ce­ra.

Va­nes­sa del Cas­ti­llo es pe­rua­na y Marc Hay­nes, aus­tra­liano. Es­ta fo­to cap­tu­ra el mo­men­to en que sa­lían de la igle­sia y sus ami­gos y fa­mi­lia­res lan­za­ban pé­ta­los de ro­sas pa­ra fe­li­ci­tar­los.

Es­ta ins­tan­tá­nea for­ma par­te de una bre­ve se­sión que el co­lec­ti­vo hizo pa­ra la bo­da ci­vil de Car­la Ma­rín y Pi­pe Loay­za. “Son su­per­fo­to­gé­ni­cos y tie­nen una ac­ti­tud in­creí­ble. No cual­quier pa­re­ja se ani­ma a to­mar­se fo­tos te­nien­do de fon­do un con­te­ne­dor, pe­ro el re­sul­ta­do fue ge­nial”, di­cen.

Juan Pa­blo Ara­gón y San­dra Vi­lla­rreal son fo­tó­gra­fos au­to­di­dac­tas. Se co­no­cie­ron ha­ce dos años du­ran­te la Bie­nal de Fo­to­gra­fía de Li­ma y, po­co des­pués, crea­ron Fau­na Dúo.

La ru­ta fic­ti­cia del tren se con­vir­tió en la re­fe­ren­cia per­fec­ta pa­ra Va­nes­sa del Cas­ti­llo y Marc Hay­nes, una pa­re­ja que se mu­da­ría a Aus­tra­lia. Ha­cer­los co­rrer, apor­tó la cuo­ta de fres­cu­ra que ca­rac­te­ri­za a las fo­tos de Fau­na Dúo.

Un de­ta­lle sig­ni­fi­ca­ti­vo de la bo­da de Da­nie­la Cu­bas y Car­lo Con­de.

La idea de usar el ca­fé Lo­re­ta co­mo lo­ca­ción sur­gió de im­pro­vi­so du­ran­te la se­sión de An­drea Ta­ta­je y Gon­za­lo La Hoz.

Ale­xan­dra Ney­ra y Luis Mi­guel Al­men­dá­riz se ca­sa­ron en Pun­ta Her­mo­sa. “La can­ti­dad de con­fe­ti que lan­za­ron a su sa­li­da de la igle­sia fue im­pre­sio­nan­te. So­lo ha­bía que dis­pa­rar con vehe­men­cia pa­ra no perderse el es­pec­tácu­lo”, ex­pli­can Ara­gón y Vi­lla­rreal.

An­drea­na Pa­ro­di y Da­niel Lind via­ja­ron des­de Sue­cia pa­ra rea­li­zar su bo­da en Ica. “Ese día hu­bo la luz más lin­da que nos ha to­ca­do en una bo­da”.

El ter­mi­nal pes­que­ro de Can­cas fue uno de los es­ce­na­rios de la se­sión de Laly Quiroz y Da­niel Itu­rri de Or­be­go­so.

An­drea­na Pa­ro­di, ya ma­qui­lla­da y arre­gla­da, se pre­pa­ra pa­ra ver a su no­vio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.