“HA­BLAR DEL CON­GRE­SO ES, IN­DI­REC­TA­MEN­TE, HA­BLAR DE FUER­ZA PO­PU­LAR. LOS RE­FLEC­TO­RES ES­TáN EN­CI­MA DE NO­SO­TROS Y NO PO­DE­MOS SER SO­LO UNA ME­SA DE PAR­TES”.

Cosas, una revista internacional - - Cosas De Famosos -

ley. Na­die te­nía una bo­li­ta de cris­tal pa­ra sa­ber lo que iba a pa­sar con la con­gre­sis­ta Vil­ca­to­ma. Fue un pro­yec­to que con­tó con el apo­yo de las ban­ca­das del Apra, del Fren­te Am­plio y del fu­ji­mo­ris­mo.

Allan Wagner, pre­si­den­te de Trans­pa­ren­cia, cree que ha­bría si­do me­jor apro­bar un dic­ta­men que con­tem­ple una re­for­ma in­te­gral y no que se pon­ga un par­che, co­mo se ha he­cho.

En el mun­do ideal, es lo que to­dos que­re­mos, pe­ro, en el mun­do real, te­ne­mos que apro­ve­char las opor­tu­ni­da­des y así se hi­zo. Era im­por­tan­te que no­so­tros, los au­to­res del trans­fu­guis­mo, uno de los de­li­tos y erro­res de los no­ven­ta, le­gis­lá­ra­mos no so­lo pa­ra no re­pe­tir­lo, sino pa­ra co­rre­gir­lo.

Trans­pa­ren­cia pro­po­ne que la pri­me­ra vuel­ta sea so­lo pa­ra pre­si­den­tes, y que la se­gun­da sea pa­ra con­gre­sis­tas; tam­bién que se eli­mi­ne el vo­to pre­fe­ren­cial. Pe­ro, to­man­do en cuen­ta que mu­chos can­di­da­tos al Con­gre­so son arras­tra­dos por el can­di­da­to de su par­ti­do a la pre­si­den­cia, es ca­si im­po­si­ble que eso se aprue­be. ¿Có­mo lo ve?

Es com­pli­ca­do. Per­so­nal­men­te no me gus­ta el vo­to pre­fe­ren­cial: creo que res­ta for­ta­le­za a los par­ti­dos po­lí­ti­cos. Me gus­ta la pro­pues­ta de Trans­pa­ren­cia, que de­ja el vo­to pre­fe­ren­cial pa­ra las pri­ma­rias, pe­ro lo eli­mi­na en las ge­ne­ra­les. Co­mo di­je an­tes, es im­por­tan­te que se pro­duz­ca la dis­cu­sión po­lí­ti­ca. No so­mos me­sa de par­te ni del go­bierno ni de una ONG.

¿Se po­drá crear una Oficina de Es­tu­dios Eco­nó­mi­cos en el Con­gre­so pa­ra que no se aprue­ben le­yes que ter­mi­nen afec­tan­do la eco­no­mía o la li­ber­tad de ha­cer em­pre­sa?

He es­cu­cha­do las pro­pues­tas de Trans­pa­ren­cia y del con­gre­sis­ta Al­ber­to de Be­laun­de, pe­ro me lla­mó la aten­ción que su pro­yec­to no tu­vie­ra el aná­li­sis de cos­to-be­ne­fi­cio que se ne­ce­si­ta. Me pre­gun­to si ne­ce­si­ta­mos una oficina, que se­ría co­mo una es­pe­cie de SNIP, o ele­var la ca­li­dad de los ase­so­res que acom­pa­ñan a los con­gre­sis­tas o de los que in­te­gran las co­mi­sio­nes pa­ra que los pro­yec­tos lle­guen me­jor ela­bo­ra­dos y con un real aná­li­sis de cos­to-be­ne­fi­cio. Me in­clino por eso.

Mu­chos con­gre­sis­tas lla­man a su gua­chi­mán o a su em­plea­da co­mo ase­so­res de con­fian­za. Lo he­mos vis­to en le­gis­la­tu­ras pa­sa­das.

En­ton­ces, el te­ma no va por crear una nue­va oficina en el Con­gre­so, sino por ele­var la va­lla de los re­qui­si­tos a los ase­so­res que lle­gan al Con­gre­so. ¿Dón­de es­tá Kei­ko Fu­ji­mo­ri? Tra­ba­jan­do las 24 ho­ras, li­de­ran­do una ban­ca­da de 72 con­gre­sis­tas. Nos man­tie­ne cohe­sio­na­dos y dis­ci­pli­na­dos. No sé dón­de es­ta­ría­mos sin ella.

¿Por qué, si ese li­de­raz­go es tan arro­lla­dor, no se le ve en el de­ba­te pú­bli­co?

In­tu­yo que es por­que quie­re dar­le es­pa­cio al go­bierno que ga­nó. Si es­tu­vie­ra en los me­dios opi­nan­do, la til­da­rían de obs­truc­cio­nis­ta.

¿No es que sigue pi­co­na por per­der las elec­cio­nes?

En ab­so­lu­to. Pu­do co­ger sus ma­le­tas y des­apa­re­cer. Pe­ro de­ci­dió ser lí­der y se que­dó.

¿Có­mo se­rá la re­la­ción con el Eje­cu­ti­vo? ¿Se­rán cin­co años de bús­que­da de pun­tos sen­si­bles, co­mo cuan­do el mi­nis­tro Car­los Ba­som­brío pi­dió dis­cul­pas a la con­gre­sis­ta Lourdes Al­cor­ta el día del vo­to de con­fian­za?

La po­lí­ti­ca es bus­car la em­pa­tía, y la fal­ta de em­pa­tía nos ha da­do los peo­res con­gre­sos en los úl­ti­mos años. La idea es bus­car qué co­sas pue­den ha­cer que nos en­ten­da­mos, en be­ne­fi­cio del país. En el fon­do no es con­ci­liar con el fu­ji­mo­ris­mo, sino con el Pe­rú.

Pa­ra lle­gar al Par­la­men­to, To­rres Mo­ra­les ob­tu­vo el res­pal­do de 27.771 vo­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.