“EL TE­MA AN­TI­CO­RRUP­CIóN TAM­PO­CO ES­Tá EN EL ADN DE LOS EM­PRE­SA­RIOS, QUE NUN­CA ASU­MEN SU ROL CO­MO CONTRAPARTE EN CA­LI­DAD DE CO­RRUP­TO­RES. HAN PRE­FE­RI­DO PA­GAR COIMA A COM­PE­TIR EN EL MER­CA­DO POR EFI­CIEN­CIA”.

Cosas, una revista internacional - - Cosas De Famosos - Por Luis Fe­li­pe Ga­ma­rra Foto de San­yin Wu

Jo­sé Ugaz Sán­chez-Moreno es pro­ba­ble­men­te uno de los po­cos abo­ga­dos pe­rua­nos que pue­de ha­blar con co­no­ci­mien­to so­bre la lu­cha an­ti­co­rrup­ción. Du­ran­te ca­tor­ce me­ses en­ca­be­zó la Pro­cu­ra­du­ría Ad-Hoc pa­ra el ca­so Fu­ji­mo­ri-Mon­te­si­nos, el más im­por­tan­te en la his­to­ria ju­di­cial pe­rua­na, en el que se lle­gó a sen­ten­ciar a más de cien­to vein­te per­so­na­jes cla­ves de ese pe­rio­do, em­pe­zan­do por el pro­pio Al­ber­to Fu­ji­mo­ri.

¿Con­si­de­ra que la elec­ción del nue­vo con­tra­lor, Nel­son Shack, re­pre­sen­ta un pa­so fir­me en ma­te­ria de lu­cha an­ti­co­rrup­ción? No ne­ce­sa­ria­men­te. La pre­ci­pi­ta­ción de la caí­da del ex con­tra­lor Ed­gar Alar­cón no ha per­mi­ti­do un de­ba­te am­plio pa­ra po­der aus­cul­tar en el pa­sa­do de Shack. La opo­si­ción ha cues­tio­na­do que se ha­ya en­via­do un so­lo can­di­da­to. Si bien pa­re­ce te­ner un buen per­fil, hu­bie­ra si­do ideal ge­ne­rar al­go de com­pe­ten­cia pa­ra po­der com­pa­rar pro­pues­tas. En es­tos ca­sos, el ac­ce­so a los an­te­ce­den­tes, a la tra­yec­to­ria, ayu­da a que sea una elec­ción le­gí­ti­ma y se evi­ten fu­tu­ros cues­tio­na­mien­tos.

¿Con­si­de­ra que el te­ma an­ti­co­rrup­ción es­tá en el ADN del pre­si­den­te Pe­dro Pa­blo Kuczynski? Me que­da cla­ro que no es su prio­ri­dad. Su per­cep­ción del pro­ble­ma es su­per­fi­cial. En una en­tre­vis­ta re­cien­te, el pre­si­den­te se­ña­la que es­ta­mos de sa­li­da del ca­so La­va Ja­to, cuan­do en reali­dad re­cién es­ta­mos en­tran­do. Si con­si­de­ra que, por­que ya sa­lie­ron dos o tres nom­bres, hay un pre­si­den­te pre­so y otro per­se­gui­do, La­va Ja­to es­tá re­suel­to, es­tá equi­vo­ca­do. Los im­pli­ca­dos es­tán re­cién por apa­re­cer. En Bra­sil lle­van cua­tro años y es­tán en una eta­pa que dis­ta de ser la de sa­li­da.

Tam­po­co pa­re­ce que el te­ma an­ti­co­rrup­ción es­tu­vie­ra en el ADN del gran em­pre­sa­ria­do, cu­yos lí­de­res no son pro­cli­ves a la au­to­crí­ti­ca ni al re­co­no­ci­mien­to de es­ta “cul­tu­ra de la coima”. Es co­rrec­to, el te­ma an­ti­co­rrup­ción tam­po­co es­tá en el ADN del em­pre­sa­ria­do. Los em­pre­sa­rios se que­jan de las ex­tor­sio­nes, de las que son víc­ti­mas de par­te de fun­cio­na­rios co­rrup­tos, pe­ro nun­ca asu­men su rol co­mo contraparte en ca­li­dad de co­rrup­to­res. Han pre­fe­ri­do pa­gar coima a com­pe­tir en el mer­ca­do por efi­cien­cia.

¿La me­di­da en con­tra del ex­pre­si­den­te Ollan­ta Hu­ma­la y su es­po­sa ha si­do ex­ce­si­va? A di­fe­ren­cia de otros ca­sos, en es­te hay in­for­ma­ción de los orí­ge­nes del fi­nan­cia­mien­to que se ha reuni­do des­pués de tres años de in­ves­ti­ga­cio­nes. Lo que no se com­pren­de es por qué el fis­cal, en lu­gar de ter­mi­nar la in­ves­ti­ga­ción, for­ma­li­zan­do la acu­sa­ción pe­nal, re­cu­rrió a la am­plia­ción de die­ci­ocho me­ses, di­la­tan­do el pro­ce­so. No tie­ne sen­ti­do.

¿Cuál cree que ha si­do el pro­ble­ma? Es un pro­ble­ma de en­fo­que de la Fis­ca­lía. Y, so­bre el pe­li­gro pro­ce­sal (la po­si­bi­li­dad de fu­ga), pa­re­ce que la de­ci­sión del juez no ha si­do pro­por­cio­nal. La de­ten­ción an­tes de la con­de­na es la úl­ti­ma op­ción pa­ra un juez. ¿No bas­ta­ba im­pe­di­men­to de sa­li­da del país? ¿Una pri­sión do­mi­ci­lia­ria?

Ugaz ha­bla cla­ro so­bre la fal­ta de com­pro­mi­so, en ma­te­ria de lu­cha con­tra la co­rrup­ción, de la ad­mi­nis­tra­ción Kuczynski. En tiem­pos en que los opi­nó­lo­gos ha­blan del te­ma sin el co­no­ci­mien­to su­fi­cien­te de có­mo ope­ra el sis­te­ma ju­di­cial pe­ruano, la re­fle­xión del ex­pro­cu­ra­dor re­pre­sen­ta una voz au­to­ri­za­da pa­ra me­dir la tem­pe­ra­tu­ra del pro­ce­so La­va Ja­to, que po­dría lle­var a la con­de­na de más de un ex­pre­si­den­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.