“NO A LAS BO­DAS GAY”

MON­SE­ÑOR LUIS BAMBARÉN, EX­PRE­SI­DEN­TE DE LA CON­FE­REN­CIA EPIS­CO­PAL

Diario Expreso (Peru) - - Portada - “Igle­sia ja­más ad­mi­ti­rá ma­tri­mo­nio en­tre dos per­so­nas del mis­mo se­xo”, di­ce ex­pre­si­den­te de Con­fe­ren­cia Epis­co­pal. Otra co­sa es la igual­dad de gé­ne­ro y eso es­tá bien, des­ta­ca el pre­la­do.

Otra co­sa es la igual­dad de gé­ne­ro y eso es­tá bien, des­ta­ca pre­la­do an­te pa­la­bras de Mer­ce­des Aráoz con­tra Juan Luis Ci­pria­ni.

M

on­se­ñor, ¿có­mo re­ci­be us­ted las de­cla­ra­cio­nes de la vi­ce­pre­si­den­ta Mer­ce­des Aráoz cuan­do re­cri­mi­na al car­de­nal Juan Luis Ci­pria­ni so­bre el te­ma de igual­dad de gé­ne­ro?

No voy a de­fen­der po­si­cio­nes sino de­cir lo que me dic­ta la fe cris­tia­na. He pla­ti­ca­do en mu­chas in­ter­ven­cio­nes don­de se ha es­ta­do de­ba­tien­do el te­ma de la igual­dad de gé­ne­ro. Hoy en día se pro­fe­sa la igual­dad en­tre el va­rón y la mu­jer, ello no de­be­ría es­tar en dis­cu­sión. La mu­jer ha es­ta­do pos­ter­ga­da por mu­cho tiem­po y eso no de­be su­ce­der, ni me­nos que el hom­bre de­be es­tar por en­ci­ma de to­do. Los ro­les de igual­dad de­ben pon­de­rar­se.

–Tras la ma­ni­fes­ta­ción de­no­mi­na­da “Ni una me­nos” se si­guen pro­du­cien­do los fe­mi­ni­ci­dios. ¿Cuál se­ría su co­men­ta­rio al res­pec­to?

Los pro­ble­mas de fe­mi­ni­ci­dios y ata­ques con­tra la mu­jer que es­ta­mos vi­vien­do en la ac­tua­li­dad vie­nen de la crisis que exis­te en la fa­mi­lia. No pue­de ser que se to­le­re tan­tos crí­me­nes al in­te­rior de una fa­mi­lia. Hay mu­chas pa­re­jas mal­tra­ta­das y ase­si­na­das, y no es po­si­ble que una ma­dre quite la vi­da a sus pro­pios hi­jos o que los mal­tra­te. Hay que res­ca­tar los va­lo­res. Si hay amor, ha­brá com­pren­sión, no ha­brá gol­pes ni in­sul­tos ni na­da que le­sio­ne la vi­da con­yu­gal.

–¿Us­ted re­cha­za la lla­ma­da ideo­lo­gía de gé­ne­ro que cues­tio­nó el car­de­nal Juan Luis Ci­pria­ni?

To­da esa ideo­lo­gía ha de­ve­ni­do a con­ce­bir­se ba­jo el con­cep­to de la igual­dad en­tre el va­rón y la mu­jer en el ám­bi­to pro­fe­sio­nal, pe­ro el te­ma abre una po­lé­mi­ca cuan­do se to­ca el as­pec­to re­pro­duc­ti­vo del ser hu­mano, don­de la mu­jer pue­de te­ner hi­jos, mien­tras que el hom­bre no. La pro­pues­ta de le­gi­ti­mar el ma­tri­mo­nio en­tre dos per­so­nas de un mis­mo se­xo he­cha por el le­gis­la­dor Car­los Bru­ce po­dría de­ge­ne­rar a la ju­ven­tud. Aun­que con­si­de­ro que las per­so­nas del mis­mo se­xo pue­den con­vi­vir, eso es res­pe­ta­ble, pe­ro no for­ma­li­zar un ma­tri­mo­nio.

–¿No cree ne­ce­sa­ria en­ton­ces una ley?

Aho­ra, con el avan­ce de la co­rrien­te de li­be­ra­li­dad en el mun­do, se ha me­dia­ti­za­do mu­cho más es­te te­ma

de la igual­dad, pe­ro no de­be­mos con­fun­dir ro­les. Los homosexuales y las les­bia­nas no ne­ce­si­tan de una ley pa­ra unir­se y amar­se. No re­quie­ren de un con­tra­to co­mo se­ña­la la de­no­mi­na­da Unión Ci­vil que plan­tea la unión con­trac­tual en­tre dos per­so­nas de un mis­mo gé­ne­ro o se­xo.

–¿Con­si­de­ra que exis­te car­ga­mon­tón con­tra Ci­pria­ni por pre­ci­sar la pos­tu­ra de la Igle­sia Ca­tó­li­ca?

No hay di­fe­ren­cia de gé­ne­ro. Si bien se di­ce que la ideo­lo­gía de gé­ne­ro des­tru­ye a la fa­mi­lia y la vi­da, es­toy de acuer­do por­que pri­me­ro es­tá la igual­dad. Am­bos [hom­bre y mu­jer] te­ne­mos los mis­mos de­re­chos. Acuér­de­se que en el Pe­rú has­ta el año 50 las mu­je­res no vo­ta­ban en las elec­cio­nes, úni­ca­men­te los va­ro­nes; en­ton­ces, las mu­je­res es­ta­ban pos­ter­ga­das.

–¿Pe­ro no es que to­da unión ma­tri­mo­nial de­be ser com­pues­ta en­tre una mu­jer y un hom­bre?

La unión ma­tri- m o nial en­tre dos per­so­nas de un mis­mo se­xo es al­go que la Igle­sia no pue­de ad­mi­tir, ni lo ha­rá ja­más. Así se di­ga que vi­vi­mos en un Es­ta­do lai­co, la Igle­sia Ca­tó­li­ca apuesta siem­pre por la unión en­tre el hom­bre y la mu­jer. La úni­ca ma­ne­ra de for­mar una fa­mi­lia y de pre­ser­var la vi­da es que exis­ta una cé­lu­la so­cial, es me­dian­te la unión de un hom­bre y una mu­jer. Es así co­mo na­cen los hi­jos. El ma­tri­mo­nio vie­ne de Dios mis­mo. Cuan­do Dios crea al hom­bre, él di­ce que no es bueno que el hom­bre es­té so­lo. Ne­ce­si­ta de una com­pa­ñe­ra y ella es la mu­jer, y ya no se­rán dos sino uno so­lo, y aña­de que el hom­bre de­ja­rá a su pa­dre y su ma­dre pa­ra unir­se a su fa­mi­lia y ser una so­la car­ne con su mu­jer.

–¿Cree us­ted que el te­ma ha si­do po­li­ti­za­do?

Es muy im­por­tan­te que exis­ta un de­ba­te don­de to­dos po­da­mos opi­nar con li­ber­tad. La igual­dad de gé­ne­ro reivin­di­ca en la mu­jer sus de­re­chos a la li­ber­tad de desa­rro­llar­se co­mo per­so­na hu­ma­na. Hoy en día me da mu­cho gus­to ver a mu­je­res que son mi­nis­tros de Es­ta­do, por­que an­tes to­dos eran hom­bres. An­tes quie­nes con­du­cían los pro­gra­mas de te­le­vi­sión eran ex­clu­si­va­men­te hom­bres, aho­ra ya no, hay mu­je­res in­te­lec­tua­les que con­du­cen pro­gra­mas y son lí­de­res de opi­nión.

–¿Qué pien­sa de la opi­nión de la vi­ce­pre­si­den­ta Mer­ce­des Aráoz cuan­do re­cha­za de plano la pos­tu­ra del Ar­zo­bis­po de Lima, Juan Luis Ci­pria­ni?

La se­ño­ra vi­ce­pre­si­den­ta Mer­ce­des Aráoz es una li­de­re­sa de nues­tra po­lí­ti­ca ac­tual. Si tie­ne una pos­tu­ra di­fe­ren­te a la que pro­pug­na el Car­de­nal no hay na­da que re­pro­char­le por­que es­tá en su de­re­cho de pro­nun­ciar­se. Pe­ro la Igle­sia Ca­tó­li­ca man­tie­ne una pos­tu­ra es­pe­cí­fi­ca y cla­ra en torno a la igual­dad de gé­ne­ro del hom­bre y la mu­jer, el res­pe­to a la fa­mi­lia y la de­fen­sa de la vi­da hu­ma­na des­de que se con­ci­be en el vien­tre de la ma­dre.

Mon­se­ñor Bambarén ra­ti­fi­ca que po­si­ción de la Igle­sia es una so­la fren­te a ini­cia­ti­vas que bus­can la unión en­tre homosexuales.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.