¿PPK CONDONÁNDOLE LA DEU­DA A CU­BA?

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - LUIS GAR­CÍA MI­RÓ ELGUERA

Ni una pa­la­bra has­ta aho­ra del go­bierno Kuczyns­ki, des­de que el con­gre­sis­ta del Apra, Jor­ge del Cas­ti­llo, des­cu­brie­ra una pro­po­si­ción su­rrea­lis­ta in­clui­da su­brep­ti­cia­men­te den­tro del pa­que­te de me­di­das que se­rían apro­ba­das me­dian­te el me­ca­nis­mo de las fa­cul­ta­des ex­tra­or­di­na­rias plan­tea­das por el Eje­cu­ti­vo al Par­la­men­to. Se tra­ta de la inacep­ta­ble con­do­na­ción de la deu­da que Cu­ba y Ni­ca­ra­gua man­tie­nen con el Pe­rú. Dos paí­ses go­ber­na­dos, el pri­me­ro, por un ti­rano de la ta­lla de Raúl Cas­tro –ase­sino en se­rie que se man­tie­ne em­per­na­do al po­der ha­ce 56 años y que, jun­to a su her­mano Fi­del, aca­bó con la vi­da de de­ce­nas de mi­les de cu­ba­nos en aquel in­faus­to ¨pa­re­dón”, y aún man­tie­ne al pue­blo de Cu­ba su­mi­do en una bru­tal dic­ta­du­ra don­de la li­ber­tad no exis­te, los de­re­chos hu­ma­nos tam­po­co y los opo­si­to­res al ré­gi­men aca­ban pu­drién­do­se en los pe­na­les-; y de un apren­diz de bru­jo co­mo Da­niel Or­te­ga, te­rro­ris­ta mal lla­ma­do gue­rri­lle­ro que ase­si­nó a mi­les de ni­ca­ra­güen­ses que se opu­sie­ran a su san­gui­na­ria re­vuel­ta co­mu­nis­ta, y que aho­ra –dis­fra­za­do de de­mó­cra­ta­se afe­rra a la presidencia de su país apli­can­do me­ca­nis­mos de vio­len­cia tí­pi­cos de dic­ta­du­ras de la peor es­to­fa. Pe­ro hay más. Co­mo se­ña­la­mos en anterior co­men­ta­rio, Fi­del y Raúl Cas­tro aten­ta­ron con­tra los pe­rua­nos in­va­dien­do te­me­ra­ria­men­te nues­tro te­rri­to­rio con aque­llas hues­tes bar­bu­das co­man­da­das por el che Gue­va­ra, en­via­das pa­ra li­qui­dar a nues­tro go­bierno de­mo­crá­ti­ca­men­te elec­to e ins­tau­rar acá una dic­ta­du­ra es­pe­jo a la cas­tris­ta. Ese epi­so­dio, en las al­tu­ra de Me­sa Pe­la­da, cau­só la muer­te de nues­tros po­li­cías, con la bur­lo­na sa­tis­fac­ción de Fi­del y su com­par­sa cri­mi­nal. Más ade­lan­te sen­de­ro lu­mi­no­so y el mr­ta –coau­to­res del ge­no­ci­dio que se­gó la vi­da de 35 mil pe­rua­nos- re­ci­bie­ron el apo­yo di­rec­to del ré­gi­men cu­bano. Va­le de­cir, la Cu­ba cas­tris­ta es enemi­ga de­cla­ra­da de la so­cie­dad pe­rua­na. Y a es­tos ca­ma­ra­das, ama­ble lec­tor, a los mi­se­ra­bles Cas­tro -asi­mis­mo a sus imi­ta­do­res- la ges­tión Kuczyns­ki pro­po­ne con­do­nar­les la deu­da que man­tie­nen con nues­tro país. ¿Es una bro­ma, un con­tra­ban­do o aca­so al­gún bom­ba­zo que des­co­no­cen tan­to PPK, su pre­mier y su mi­nis­tro de Eco­no­mía? Por­que no po­de­mos ima­gi­nar que al­guno de ellos –gen­te sen­sa­ta y na­da sim­pa­ti­zan­te de opre­so­res co­mo aque­llos que ma­ne­jan paí­ses co­mu­nis­tas co­mo Cu­ba y Ni­ca­ra­gua, enemi­gos de las na­cio­nes de­mo­crá­ti­cas co­mo el Pe­rú- pue­da en su sano jui­cio si­quie­ra su­ge­rir una ton­te­ría tan abo­mi­na­ble co­mo per­do­nar­le al­gu­na deu­da a un ré­gi­men an­ti­de­mo­crá­ti­co. Me­nos to­da­vía a uno co­mo el de Cu­ba, cu­yo go­ber­nan­te –co­mu­nis­ta y cri­mi­nal- es un enemi­go de­cla­ra­do del Pe­rú. Por más que hoy -cuan­do se le aca­bó la ma­ma­de­ra so­vié­ti­ca, pri­me­ro, y la ca­ra­que­ña más re­cien­te­men­te- le pon­ga ca­ra bo­ni­ta a nues­tras au­to­ri­da­des. Ni po­de­mos ni que­re­mos ni de­be­mos ser ton­tos con gen­tu­za si­nies­tra co­mo los Cas­tro o los Or­te­ga, ca­pa­ces de ma­tar pa­ra im­po­ner el co­mu­nis­mo y en­ci­ma man­te­ner­se in­mu­nes a la Jus­ti­cia lo­cal e in­ter­na­cio­nal. El me­ro he­cho de pro­po­ner cual­quier mo­da­li­dad de con­do­na­ción a es­tos ca­na­llas im­pli­ca­ría, pre­ci­sa­men­te, con­ver­tir­nos en ton­tos. Y pa­ra eso no los ha ele­gi­do el país, ami­gos del Go­bierno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.