HOS­PI­TA­LI­ZA­DA MÁ­XI­MA ACU­ÑA DE CHAU­PE: ¡FUE­RA DEL PE­RÚ, YA­NA­CO­CHA!

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - IMASUMAC HU­MA­LA TASSO

El día do­min­go 18 del pre­sen­te mes de sep­tiem­bre, per­so­nal de la mi­ne­ra es­ta­dou­ni­den­se Ya­na­co­cha irrum­pió en la cha­cra y vi­vien­da de do­ña Má­xi­ma Acu­ña, en las cer­ca­nías de la la­gu­na Azul en Cajamarca. Ella y su es­po­so fue­ron agre­di­dos. Es­tá hos­pi­ta­li­za­da. Su de­cla­ra­ción tex­tual: “Me han aven­ta­do, me han em­pu­ja­do. Me han aga­rra­do del bra­zo, me han ja­lo­nea­do y en mi mano me han da­do con la es­co­ba. De acá me han co­gi­do (el hom­bro) y me due­le (...) ca­si me han des­nu­da­do. Me due­le”. (Fuen­te “La Mu­la”). “Con un ar­ma le gol­pea­ron la ca­be­za” (Dia­rio Pe­rú 21 de Li­ma). Aquí te­ne­mos to­dos los ele­men­tos de la tor­tu­ra: tra­ta­mien­to in­hu­mano, cruel, hu­mi­llan­te y de­gra­dan­te. El pe­que­ño pre­dio de la fa­mi­lia tie­ne sus tí­tu­los ya acre­di­ta­dos en los tri­bu­na­les, con sen­ten­cias ju­di­cia­les fa­vo­ra­bles, pe­ro que Ya­na­co­cha no acep­ta. Co­mo con­se­cuen­cia, ru­ti­na­ria y pe­rió­di­ca­men­te, ca­da tres o cua­tro me­ses, alla­na su cha­cra y su vi­vien­da. Arran­ca sus cul­ti­vos de hor­ta­li­zas y tu­bércu­los (pa­pa, ollu­cos, oca y mas­hua) y ma­ta a sus pe­rros, aves y cu­yes, con el ob­je­ti­vo de que no pue­da co­se­char­lo nun­ca. Ya­na­co­cha con­si­de­ra esos alla­na­mien­tos co­mo ac­tos po­se­so­rios. De­ce­nas, cen­te­na­res y mi­lla­res de co­mu­ne­ros co­mo do­ña Má­xi­ma han te­ni­do que ren­dir­se. Mu­chos a las ba­las de la po­li­cía y al­gu­nos a ma­nos de si­ca­rios. La re­sis­ten­cia de do­ña Má­xi­ma es pues ex­cep­cio­nal; por eso es fa­mi­lia sím­bo­lo, ar­que­ti­po de pa­trio­ta, por eso es­ti­ma­da y ama­da por el Pe­rú pro­fun­do. Tam­bién in­ter­na­cio­nal­men­te. Por eso mis­mo or­ga­ni­za­cio­nes in­ter­na­cio­na­les no gu­ber­na­men­ta­les co­mo Am­nis­tía In­ter­na­cio­nal han al­za­do su voz de pro­tes­ta. Nues­tra que­ri­da com­pa­trio­ta Má­xi­ma Acu­ña de Chau­pe ga­nó el pre­mio Gold­man En­vi­ron­men­tal Foun­da­tion 2016. Es una per­so­na res­pe­ta­da en el mun­do. Pa­ra los que se preo­cu­pan por la ima­gen de nues­tro país, se­pan que es­te ti­po de epi­so­dios vio­len­tos por par­te de una trans­na­cio­nal nos ha­cen que­dar muy mal. ¿Quién cas­ti­ga a es­tos sal­va­jes? ¿Hay au­to­ri­da­des en el Pe­rú?: ¿El De­fen­sor del Pue­blo?, ¿el Fiscal de la Na­ción? O ¿el Co­man­dan­te en Je­fe del Ejér­ci­to? ¿Van a es­pe­rar que la ma­ten co­mo a la pre­mio Gold­man 2015 Ber­ta Cá­ce­res en Hon­du­ras pa­ra ac­tuar? ¿Has­ta cuán­do va­mos a to­le­rar que per­so­nal de ma­to­nes de una em­pre­sa (en­ci­ma ex­tran­je­ra) agre­da a nues­tra com­pa­trio­ta, ¡que no quie­re ven­der­les su te­rreno pues ca­ra­jo!, es­tá en su derecho o no? ¿Cajamarca es tie­rra li­be­ra­da o qué? O sea, ¿te­ne­mos a Ar­te­mio en la sel­va y a Ya­na­co­cha en Cajamarca? ¿Y la so­be­ra­nía? Esa em­pre­sa EX­TRAN­JE­RA es­tá ha­cien­do lo que le da la ga­na. Tan­to es así que no ha­ce ca­so a lo ya re­suel­to por los jue­ces. No res­pe­tan al país. Má­xi­ma ACU­ÑA SÍ, YA­NA­CO­CHA NO. ¡Fue­ra del Pe­rú, Ya­na­co­cha!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.