SOBREVIVIENDO A LA SEPSIS

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - SAN­TIA­GO VINCES RENTERÍA

El 13 de sep­tiem­bre se ce­le­bró el Día Mun­dial de la Sepsis. Una dis­tin­gui­da pa­tó­lo­ga del Hos­pi­tal Al­me­na­ra, la Dra. Ju­lia Su­mi­re Ume­res, me hi­zo un co­men­ta­rio so­bre el ca­so de la pa­cien­te ampu­tada en sus ex­tre­mi­da­des cu­yo im­por­tan­te con­te­ni­do trans­cri­bo y ha­go mío. “Ha­ce unas semanas nos con­mo­vi­mos con las de­cla­ra­cio­nes de una pa­cien­te que so­bre­vi­vió a la sepsis, con se­cue­la ca­tas­tró­fi­ca de la púr­pu­ra ful­mi­nans. Ver­la con los miem­bros ampu­tados ha­ce inevi­ta­ble pre­gun­tar­se si real­men­te la vi­da es el va­lor su­pre­mo. La mor­ta­li­dad por sepsis es más al­ta que la del in­far­to de mio­car­dio o el trau­ma. Su diag­nós­ti­co tem­prano re­du­ce la mor­ta­li­dad, así lo es­ta­ble­ce la ”Alian­za Glo­bal de la Sepsis”, mo­vi­mien­to que des­de la de­cla­ra­ción de Bar­ce­lo­na (2002) ba­jo el le­ma “Fre­nar la sepsis sal­va vi­das”, em­pren­dió una “Cam­pa­ña pa­ra so­bre­vi­vir a la Sepsis”. Es­te mo­vi­mien­to que ac­tua­li­za cri­te­rios de diag­nós­ti­co, tie­ne en­tre sus miem­bros a más de 68 ex­per­tos en re­pre­sen­ta­ción de 30 or­ga­ni­za­cio­nes internacionales de Amé­ri­ca, Eu­ro­pa, Asia y Ocea­nía. Es­te año se reunie­ron en mar­zo y de­ter­mi­na­ron que los si­guien­tes sig­nos clí­ni­cos ayu­dan a un diag­nós­ti­co tem­prano de sepsis y evi­tar con­se­cuen­cias fa­ta­les: al­te­ra­ción del es­ta­do men­tal; dis­mi­nu­ción de la pre­sión ar­te­rial sis­tó­li­ca a va­lo­res me­no­res de 100 mm de mer­cu­rio; y fre­cuen­cia res­pi­ra­to­ria ma­yor de 22 res­pi­ra­cio­nes por mi­nu­to. Es im­po­si­ble no so­li­da­ri­zar­se con la pa­cien­te, víc­ti­ma de es­te fla­ge­lo lla­ma­do sepsis; pe­ro exis­ten otras víc­ti­mas: los mé­di­cos, en­fer­me­ras y téc­ni­cos que la aten­die­ron; y el hos­pi­tal que la aten­dió, que cae en des­cré­di­to. La for­ma co­mo se pro­pa­gó la no­ti­cia hi­zo que pe­rio­dis­tas, un abo­ga­do de­fen­sor y el Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, ex­pre­sa­ran su so­li­da­ri­dad. Per­so­nal­men­te, cuan­do vi al pre­si­den­te Kuczyns­ki en la te­le­vi­sión, pen­sé que es­te mo­men­to do­lo­ro­so se­ría asu­mi­do por el man­da­ta­rio co­mo opor­tu­ni­dad pa­ra avan­zar en edu­ca­ción sa­ni­ta­ria, con un men­sa­je de aná­li­sis y edu­ca­ción, co­no­cien­do sus víncu­los con la me­di­ci­na; la­men­ta­ble­men­te no fue así. Es­ta­mos en mo­men­tos de re­fle­xión y de op­tar me­di­das pa­ra dis­mi­nuir la mor­ta­li­dad por sepsis, ta­les co­mo: 1. Las ins­ti­tu­cio­nes de sa­lud de­ben in­te­grar­se al mo­vi­mien­to mun­dial de lu­cha con­tra la sepsis. Los cri­te­rios diag­nós­ti­cos arri­ba se­ña­la­dos pue­den ser de­tec­ta­dos por cual­quier miem­bro del equi­po de sa­lud y en cual­quier lu­gar de aten­ción, en el con­sul­to­rio, en el am­bien­te de emer­gen­cia, etc. Es­ta­ble­cer un “có­di­go” o uti­li­za­ción de car­ti­llas que per­mi­tan re­co­no­cer los cri­te­rios de sepsis. 2. La po­bla­ción de­be co­no­cer los pe­li­gros de au­to­me­di­car­se, por­que an­te una in­fec­ción se ne­ce­si­ta­rá an­ti­bió­ti­cos ca­da vez más po­ten­tes, pues la efi­ca­cia de los mis­mos en las pri­me­ras ho­ras de la en­fer­me­dad es cru­cial pa­ra evi­tar la muer­te y se­cue­las desas­tro­sas. 3. Re­cons­truir el res­pe­to mu­tuo en la re­la­ción mé­di­co-pa­cien­te. El pa­cien­te con­si­de­ra al mé­di­co co­mo el úni­co res­pon­sa­ble de las de­fi­cien­cias ad­mi­nis­tra­ti­vas y de ges­tión. La re­la­ción mé­di­co-pa­cien­te es muy frá­gil, se de­be evi­tar la vio­len­cia que nos des­hu­ma­ni­za, de la cual tam­bién so­mos ob­je­to los tra­ba­ja­do­res de sa­lud.”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.