OCHO AÑOS DE FRÁ­GIL ECONOMÍA MUN­DIAL

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - LUIS GAR­CÍA MI­RÓ ELGUERA

Por enési­ma vez la Re­ser­va Fe­de­ral nor­te­ame­ri­ca­na FED vol­vió a sor­tear el al­za de la ta­sa de in­te­rés, si­tua­da des­de di­ciem­bre pa­sa­do en­tre 0.25% y 0.50% tras ha­ber­se man­te­ni­do una dé­ca­da en­tre 0.00% y 0.25%. La me­di­da con­tó, por pri­me­ra vez, con el vo­to con­tra­rio de tres miem­bros de la FED que pe­dían ele­var­la. El co­mu­ni­ca­do de la Re­ser­va Fe­de­ral, co­men­tan­do su de­ci­sión de con­ser­var la me­di­da, se­ña­la –den­tro

de su ca­rac­te­rís­ti­co len­gua­je críp­ti­co- que “Las op­cio­nes de una subida de ti­pos se han for­ta­le­ci­do aun­que, por el mo­men­to, se ha pre­fe­ri­do es­pe­rar a tener ma­yo­res evi­den­cias de que con­ti­núa el pro­gre­so ha­cia los

ob­je­ti­vos mar­ca­dos”. La reunión si­guien­te de la FED se lle­va­rá a ca­bo el 14 de di­ciem­bre. Es de­cir, una vez ya ele­gi­do el nue­vo pre­si­den­te. De ma­ne­ra que “el que

ven­ga atrás que arree”. Más cla­ro, que el si­guien­te jefe de la Ca­sa Blan­ca se ha­ga car­go de au­men­tar la ta­sa de in­te­rés. Se no­ta que Oba­ma no quie­re asu­mir ta­ma­ña res­pon­sa­bi­li­dad. El rea­lis­mo exi­ge a gri­tos in­cre­men­tar los ti­pos de in­te­rés. La deu­da nor­te­ame­ri­ca­na se si­túa en 18 tri­llo­nes (US$18´000,000´000,000). Y des­de que en 2008 es­ta­lla­ran las bur­bu­jas inmobiliaria y fi­nan­cie­ra, la prin­ci­pal es­tra­te­gia pa­ra re­vi­ta­li­zar la economía na­cio­nal se es­ta­ble­ció en fi­jar en ce­ro el cos­to del di­ne­ro pa­ra pro­vo­car la reac­ti­va­ción de la in­ver­sión y la de­man­da. Pe­ro la con­se­cuen­cia de ta­ma­ña ex­pan­sión inor­gá­ni­ca –pu­ra ma­qui­ni­ta- aca­bó ge­ne­rán­do­le una fe­no­me­nal deu­da pú­bli­ca al país, nun­ca an­tes co­no­ci­da. Un pa­si­vo apa­lan­ca­do en­tre tri­llo­na­rias emi­sio­nes de bo­nos del Te­so­ro –que con­lle­van pa­go de in­tere­ses a sus te­ne­do­res- y el uni­ver­sa­li­za­do dó­lar, cu­ya fra­gi­li­dad se ve obli­ga­do a asu­mir el mun­do glo­ba­li­za­do que tran­sa uti­li­zan­do es­ta mo­ne­da. Pe­ro a lo pri­me­ro –el in­te­rés que re­di­túan los bo­nos- se de­be en bue­na me­di­da la reac­ción de no au­men­tar la ta­sa. Por­que ca­da 0.25% de in­cre­men­to im­pli­ca que el Te­so­ro de­ba pa­gar­le US$4,500 millones más a sus bo­nis­tas. De otro la­do re­cla­ma Eric Ro­sen­gren, re­pre­sen­tan­te de la FED de Bos­ton: “Unas ta­sas de­ma­sia­do ba­jas pue­den pro­vo­car el so­bre­ca­len­ta­mien­to de la economía, es­pe­cial­men­te en sec­to­res co­mo el in­mo­bi­lia­rio”. Por otro la­do, se­gún Ja­mie Di­mon, nú­me­ro uno de JP Mor­gan, “Es hora de su­bir los ti­pos. Un in­cre­men­to de 0.25% es co­mo una go­ta en el océano”. Pe­ro la FED ale­ga que es­te año el PIB só­lo cre­ce­rá 1.8%, gua­ris­mo con­si­de­ra­do re­du­ci­do. Así co­mo el re­pre­sen­tan­te bos­to­niano de la FED adu­ce que una re­du­ci­da ta­sa de in­te­rés re­ca­lien­ta el sec­tor in­mo­bi­lia­rio, es evi­den­te que pa­ra­le­la­men­te in­fla la bur­bu­ja del mer­ca­do ac­cio­na­rio pro­du­cien­do una per­sis­ten­te qui­me­ra al­re­de­dor de Wall Street. Tan­to así que el can­di­da­to pre­si­den­cial Do­nald Trump cul­pa a la FED de es­te ries­go, ra­zo­nan­do que al po­ner­le én­fa­sis a ex­tre­mar a la ba­ja los in­tere­ses es­tá crean­do una economía fal­sa. “Es­tán man­te­nien­do la ta­sa ba­ja por­que no quie­ren que to­do lo de­más suba pa­ra ayu­dar en las en­cues­tas al pre­si­den­te Oba­ma. Lo úni­co ro­bus­to es el ar­ti­fi­cial mer­ca­do de ac­cio­nes”, afirma. ¿Cuán­do se sol­ven­ta­rá de­fi­ni­ti­va­men­te la gran re­ce­sión de 2008?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.