CU­RAN PE­RO TE QUIE­BRAN

Diario Expreso (Peru) - - Opinión -

E vi­den­te­men­te nos re­fe­ri­mos a las me­di­ci­nas, las cua­les pue­den cu­rar­te, pe­ro si­mul­tá­nea­men­te co­rroen el bol­si­llo y has­ta pue­den con­du­cir­te a la quie­bra y de­jar­te en la in­di­gen­cia. No lle­ga­mos a en­ten­der y nues­tro ce­re­bro es in­ca­paz de asi­mi­lar el mo­ti­vo por el cual hay me­di­ci­nas fa­bri­ca­das por el mis­mo la­bo­ra­to­rio, que en otros paí­ses cues­tan un por­cen­ta­je di­mi­nu­to de lo que cues­tan en el Pe­rú, o lo que es lo mis­mo pre­gun­tar­nos ¿por qué los fár­ma­cos cues­tan en el Pe­rú va­rias ve­ces más que en el ex­tran­je­ro? Pa­ra pa­liar di­cha si­tua­ción el Es­ta­do li­be­ró de aran­ce­les y exo­ne­ró del IGV a me­di­ci­nas pa­ra el tra­ta­mien­to del si­da, cán­cer y dia­be­tes. La­men­ta­ble­men­te va­rios de los fa­bri­can­tes de me­di­ca­men­tos no tras­la­da­ron la inafec­ta­ción ni exo­ne­ra­ción tri­bu­ta­ria a los con­su­mi­do­res, con lo cual el ob­je­ti­vo de ba­jar el El De­fen­sor del Pueblo en sus pri­me­ras de­cla­ra­cio­nes ha pro­me­ti­do que una de sus prin­ci­pa­les ta­reas se­rá su­per­vi­sar los ser­vi­cios pú­bli­cos de las me­di­ci­nas. Un vie­jo re­frán di­ce que quien mu­cho abar­ca po­co aprie­ta, por lo que se­ría con­ve­nien­te que el De­fen­sor se con­cen­tre en lo que es hoy más ago­bian­te pa­ra las per­so­nas, es­to es el altísimo pre­cio de las me­di­ci­nas. Sin du­da el te­ma de los ser­vi­cios pú­bli­cos es im­por­tan­te, pe­ro ya cuen­ta con re­gu­la­do­res cu­ya fun­ción es­pe­cia­li­za­da es su­per­vi­sar a los ad­mi­nis­tra­dos de su sec­tor, así te­ne­mos la SBS pa­ra el sis­te­ma fi­nan­cie­ro, Osip­tel pa­ra la te­le­fo­nía, Osi­nerg­min pa­ra los hi­dro­car­bu­ros, Su­nass pa­ra agua y sa­nea­mien­to, y Su­tran pa­ra el trans­por­te, sin ol­vi­dar el pa­pel que ejer­ce In­de­co­pi

en de­fen­sa del con­su­mi­dor. So­mos cre­yen­tes en la fun­ción re­gu­la­do­ra del li­bre mer­ca­do, y que la fi­ja­ción de pre­cios se de­ter­mi­na por de­ci­sión de ofer­tan­tes y de­man­dan­tes, pe­ro que cuan­do se des­equi­li­bra tal re­la­ción, es ne­ce­sa­ria la in­ter­ven­ción del Es­ta­do co­mo uno de los ele­men­tos de la economía so­cial de mer­ca­do que pro­pug­na nues­tra Cons­ti­tu­ción. Cons­cien­tes tam­bién so­mos que du­ran­te los va­rios años en que no he­mos con­ta­do con De­fen­sor del Pueblo ti­tu­lar, el en­car­ga­do no po­dría tener –por di­cha si­tua­ción – la au­to­ri­dad ne­ce­sa­ria pa­ra ser es­cu­cha­do en sus ac­cio­nes de per­sua­dir, ex­hor­tar, ins­tar, su­ge­rir, re­co­men­dar, y por qué no de­cir­lo re­cor­dar a las de­más au­to­ri­da­des del sec­tor pú­bli­co sus de­be­res fren­te a la co­mu­ni­dad y los ad­mi­nis­tra­dos. Hoy ya con­ta­mos con De­fen­sor ti­tu­lar, y no ten­dría jus­ti­fi­ca­ción no afron­tar el gra­ví­si­mo te­ma de las me­di­ci­nas. La vi­da y la sa­lud de las per­so­nas cons­ti­tu­yen de­re­chos hu­ma­nos pro­te­gi­dos por nues­tra Cons­ti­tu­ción y tra­ta­dos internacionales so­bre la ma­te­ria, y ello da pie a que el De­fen­sor del Pueblo in­ves­ti­gue e in­da­gue, así co­mo des­cu­bra las mo­ti­va­cio­nes de pre­cios tan ele­va­dos pa­ra las me­di­ci­nas, y pro­pon­ga a los po­de­res pú­bli­cos las me­di­das pa­ra so­lu­cio­nar el problema. Re­cor­de­mos que cuan­do fue ministro de Go­bierno Car­los Ca­rri­llo Smith se crea­ron los pues­tos re­gu­la­do­res, cuan­do fue ministro de Sa­lud Uriel Gar­cía se mo­ti­vó la ad­qui­si­ción de ge­né­ri­cos, y en tiem­pos re­cien­tes las ad­qui­si­cio­nes cor­po­ra­ti­vas pro­mo­vi­das por los mi­nis­tros Luis So­la­ri y Car­los Vallejos. Hay ejem­plos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.