-¿Qué po­dría pa­sar con Fuer­za Po­pu­lar si se de­nie­gan las fa­cul­ta­des?

Diario Expreso (Peru) - - Política -

De­be­mos par­tir de que la com­pe­ten­cia de le­gis­lar en prin­ci­pio le co­rres­pon­de al Par­la­men­to. Cuan­do el Eje­cu­ti­vo so­li­ci­ta fa­cul­ta­des de­le­ga­das se dan tres prin­ci­pios. Uno, cuan­do se instala un go­bierno y hay pun­tos del pro­gra­ma que re­sul­tan vi­ta­les a desa­rro­llar los que han si­do ava­la­dos por los elec­to­res; se­gun­do, que se tra­te de un te­ma ex­tre­ma­da­men­te téc­ni­co que no pue­da ser tra­ta­do en un fo­ro bá­si­ca­men­te po­lí­ti­co; y ter­ce­ro, una si­tua­ción que re­quie­re de me­di­das ur­gen­tes y ex­pe­di­ti­vas. Por cual­quie­ra de es­tas tres ra­zo­nes el Po­der Eje­cu­ti­vo pue­de so­li­ci­tar las fa­cul­ta­des. El Par­la­men­to no ne­ce­sa­ria­men­te es­tá obli­ga­do a ac­ce­der a esos re­que­ri­mien­tos. Cons­ti­tu­cio­nal­men­te el Eje­cu­ti­vo pue­de so­li­ci­tar y el Le­gis­la­ti­vo pue­de de­ne­gar­lo. Si Fuer­za Po­pu­lar no lo­gra de­mos­trar de ma­ne­ra ob­je­ti­va que es­tas ob­ser­va­cio­nes al pe­di­do no son con­sis­ten­tes, lo que úni­co que va re­fle­jar an­te la opi­nión pú­bli­ca se­rá el ros­tro de la ar­bi­tra­rie­dad, del abu­so y la pre­po­ten­cia de la ma­yo­ría. Y co­mo Fuer­za Po­pu­lar es la ma­yo­ría, de­be de­jar constancia an­te la ciu­da­da­nía que el ré­gi­men de se­pa­ra­ción de po­de­res no sig­ni­fi­ca obs­ta­cu­li­zar, ni in­tran­si­gen­cia, sino más

bien con­tri­buir y coad­yu­var a la go­ber­na­bi­li­dad. Lo desea­ble se­ría que den­tro de un ré­gi­men de se­pa­ra­ción de po­de­res co­mo exis­te en el Pe­rú no de­be­ría tra­bar­se ini­cia­ti­vas. Sin em­bar­go, se­pa­ra­ción de po­de­res no sig­ni­fi­ca obs­ta­cu­li­za­ción, no im­pli­ca con­fron­ta­ción. In­de­pen­den­cia de po­de­res sig­ni­fi­ca que exis­te la po­si­bi­li­dad de coope­ra­ción de un ór­gano a otro. Y en es­te ca­so, si es un go­bierno nue­vo que quie­re im­ple­men­tar un pro­gra­ma y que ha en­con­tra­do que hay de­ter­mi­na­das cir­cuns­tan­cias que re­quie­ren aten­ción in­me­dia­ta, el Par­la­men­to en prin­ci­pio no de­be­ría opo­ner­se. má­xi­me cuan­do tie­ne la po­si­bi­li­dad del con­trol pos­te­rior. Por­que es­tán de por me­dio de­re­chos cons­ti­tu­cio­na­les del ciu­da­dano. Aho­ra, no to­dos los ciu­da­da­nos tie­nen un com­por­ta­mien­to éti­co y co­rrec­to. En con­se­cuen­cia, de­ben ser so­me­ti­dos a in­ves­ti­ga­cio­nes sen­si­bles, es­pe­cial­men­te los que es­tán vin­cu­la­dos al nar­co­trá­fi­co y la­va­do de activos. Sien­do un te­ma neu­rál­gi­co, de­be­ría ser tra­ta­do con prio­ri­dad; es un te­ma que de­be­ría ser ob­je­to de un ma­yor de­ba­te, es de­cir, cier­ta­men­te se re­quie­re agi­li­zar los me­ca­nis­mos de lu­cha an­ti­co­rrup­ción. Hay que lu­char de ma­ne­ra firme con­tra el nar­co­trá­fi­co y el la­va­do de activos, pe­ro de­be­mos en­ten­der que se tra­ta de un de­re­cho cons­ti­tu­cio­nal. Y, en con­se­cuen­cia, se re­quie­re de una de­li­be­ra­ción y dis­cu­sión por­me­no­ri­za­da so­bre el te­ma. De­be­ría plan­tear­se que el Par­la­men­to se im­pon­ga y de ma­ne­ra pú­bli­ca ex­pre­se que en un pla- Es un tiem­po opor­tuno y pro­pi­cio pa­ra que el Po­der Eje­cu­ti­vo pi­da la de­le­ga­ción de fa­cul­ta­des, y con­si­de­ro que ha ex­pues­to la ne­ce­si­dad de ma­ne­ra con­sis­ten­te an­te el Par­la­men­to. Se ha vis­to al pre­mier Fer­nan­do Za­va­la y los de­más mi­nis­tros acu­dir al Con­gre­so don­de han ex­pli­ca­do las ra­zo­nes. Pe­ro el Par­la­men­to, cu­ya de­ci­sión de­pen­de bá­si­ca­men­te de Fuer­za Po­pu­lar, de­be­ría otor­gar las fa­cul­ta­des por­que de­be de­mos­trar a la ciu­da­da­nía que tener la ma­yo­ría de 73 cu­ru­les no im­pli­ca opo­ner­se, sino más bien apo­yar al pro­gra­ma de go­bierno por el cual la ciu­da­da­nía ha vo­ta­do en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les. En re­la­ción con los úl­ti­mos go­bier­nos de­mo­crá­ti­cos, res­pec­to a la épo­ca post Al­ber­to Fu­ji­mo­ri, las ve­ces que los go­bier­nos han so­li­ci­ta­do fa­cul­ta­des es­pe­cia­les han en­con­tra­do par­la­men­tos permea­bles, abier­tos, de­mo­crá­ti­cos y co­la­bo­ra­do­res; y es­ta no de­be­ría ser la ex­cep­ción, má­xi­me si la res­pon­sa­bi­li­dad de de­ci­sión des­can­sa so­bre una so­la fuer­za po­lí­ti­ca y las con­se­cuen­cias e ima­gen van a re­caer di­rec­ta­men­te so­bre Fuer­za Po­pu­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.