¿SEN­DE­RO “RELOADED”?

Diario Expreso (Peru) - - Editorial - MART­HA MEIER M.Q.

Sen­de­ro Lu­mi­no­so tie­ne un mau­so­leo en el dis­tri­to de Co­mas. Un san­tua­rio con unos 60 ni­chos don­de es­tán en­te­rran­do a sus “már­ti­res” y rin­den homenaje a la me­mo­ria de los se­gui­do­res del ma­yor ge­no­ci­da de la his­to­ria del Pe­rú, Abimael Guz­mán. Al pa­re­cer, el lu­gar tie­ne un es­pa­cio re­ser­va­do pa­ra los cuer­pos de ese cri­mi­nal y de su pa­re­ja, Elena Ypa­rra­gui­rre. Por lo me­nos eso es lo que se des­pren­de de los vi­deos de se­gui­mien­to gra­ba­dos por la Policía Na­cio­nal y pro­pa­la­dos por Co­rreo. Las imágenes mues­tran un “pe­re­gri­na­je” sen­de­ris­ta al mau­so­leo, los ca­dá­ve­res de sen­de­ris­tas pa­sea­dos en pro­ce­sión por las prin­ci­pa­les ca­lles de Co­mas, con unas 200 per­so­nas si­guien­do el cor­te­jo. El gru­po car­ga an­tor­chas y pan­car­tas con la con­sig­na: “So­lu­ción Po­lí­ti­ca, Am­nis­tía Ge­ne­ral y Re­con­ci­lia­ción Na­cio­nal”, “Ge­no­ci­dio del Fron­tón, Lu­ri­gan­cho y Ca­llao res­pon­sa­bi­li­dad del Es­ta­do”; fotos de sus fa­mi­lia­res caí­dos y/o “pre­sos po­lí­ti­cos” (se­gún ellos) y can­tan un himno. Los cri­mi­na­les te­rro­ris­tas tie­nen un lu­gar es­pe­cial pa­ra re­cor­dar su fes­tín de san­gre, su ideo­lo­gía de odio con­tra el Pe­rú y los pe­rua­nos de bien. No sa­be­mos qué es­pe­ran las au­to­ri­da­des pa­ra de­mo­ler ese in­sul­to a la pa­tria, por­que Sen­de­ro ha em­pe­za­do a re­agru­par­se en los co­nos de Li­ma. La pri­me­ra mar­cha sen­de­ró­fi­la ocu­rrió en el lla­ma­do “Día de la He­roi­ci­dad”, 19 de ju­nio, fe­cha en la que los sen­de­ris­tas con­me­mo­ran -co­mo “matanza”- el de­ve­la­mien­to del mo­tín de El Fron­tón, en 1986 du­ran­te el pri­mer ala­nis­mo y que de­jó el sal­do de 118 sen­de­ris­tas y de­ce­nas de po­li­cías muer­tos. La si­guien­te mar­cha ma­ca­bra se dio el 7 de agos­to, a po­cos días de que el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co en­tre­ga­ra a sus fa­mi­lia­res, sie­te ca­dá­ve­res -de los 32 res­tos iden­ti­fi­ca­dos- de los su­ce­sos de El Fron­tón. El dia­rio que re­ve­ló las imágenes cons­ta­tó que en el si­tio hay “una es­cul­tu­ra de una mano su­je­tan­do al mun­do, que re­pre­sen­ta­ría la ne­ga­ti­va de los te­rro­ris­tas a ren­dir­se y su de­seo de con­ti­nuar lu­chan­do has­ta lo­grar sus ob­je­ti­vos”. Sen­de­ro vie­ne cap­tan­do jó­ve­nes a tra­vés del mo­vi­mien­to Fren­te de Uni­dad y De­fen­sa del Pueblo Pe­ruano, FUDEPP. Tal mo­vi­mien­to pre­pa­ra una de­man­da con­tra el Es­ta­do Pe­ruano por­que el Ju­ra­do Na­cio­nal de Elec­cio­nes, JNE, no acep­ta su ins­crip­ción co­mo par­ti­do po­lí­ti­co (¡so­lo eso fal­ta­ba!). Co­mo si no fue­ra su­fi­cien­te, es­ta chus­ma re­ci­be fon­dos internacionales ba­jo las na­ri­ces, ayer de Hu­ma­la y hoy de Kuczyns­ki. A los te­rro­ris­tas no se les pue­de ce­der ni un mi­lí­me­tro más. Ya se les ha da­do de­ma­sia­dos be­ne­fi­cios en nom­bre de un an­ti­fu­ji­mo­ris­mo pa­to­ló­gi­co. Avi­sa­dos es­ta­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.