LE­GIS­LAR Y NOR­MAR EN MA­TE­RIA LA­BO­RAL

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - RICARDO AGUI­RRE

ace unos días oí­mos a PPK di­cien­do que en su go­bierno no se dic­ta­rán le­yes que no sean ade­cua­da­men­te re­gla­men­ta­das de ma­ne­ra de no tener cons­tan­tes va­cíos que im­pi­dan po­ner en prác­ti­ca las le­yes emi­ti­das por el Le­gis­la­ti­vo. ¿Se­rá ver­dad? El re­cien­te fa­llo de la Cor­te Su­pre­ma que per­mi­tió que una em­pre­sa re­duz­ca uni­la­te­ral­men­te el suel­do de un tra­ba­ja­dor pues se en­con­tra­ba en si­tua­cio­nes fi­nan­cie­ras com­pli­ca­das ha desata­do múl­ti­ples co­men­ta­rios e in­ter­pre­ta­cio­nes que vuel­ven a po­ner so­bre la me­sa la im­por­tan­cia de le­gis­lar y nor­mar ade­cua­da­men­te. La Cor­te Su­pre­ma aca­ba de fa­llar per­mi­tien­do que una em­pre­sa re­duz­ca uni­la­te­ral­men­te el sa­la­rio de un tra­ba­ja­dor, al­go in­só­li­to en nues­tra le­gis­la­ción ya que de acuer­do a la ley 9463 vi­gen­te des­de 1941, las re­duc­cio­nes sa­la­ria­les se per­mi­ten pe­ro so­la­men­te de ma­ne­ra con­sen­sua­da en­tre el em­plea­dor y el tra­ba­ja­dor. Es cier­to, sin em­bar­go, pe­ro ja­más apli­ca­do ni acep­ta­do por el Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo, que en el 2014, el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal in­di­có que las re­duc­cio­nes uni­la­te­ra­les son fac­ti­bles siem­pre que la si­tua­ción eco­nó­mi­ca de la em­pre­sa sea su­ma­men­te crí­ti­ca. Al pa­re­cer es es­ta sen­ten­cia la que ha apli­ca­do la Cor­te Su­pre­ma en su re­cien­te fa­llo, el cual ha cau­sa­do que con­gre­sis­tas, ju­ris­tas y per­so­na­li­da­des de to­da pro­ce­den­cia opi­nen so­bre el he­cho. Aun­que hay múl­ti­ples opi­nio­nes y mu­chas muy con­tro­ver­sia­les so­bre el fa­llo, la reali­dad es que hay un real consenso: el Con­gre­so de­be emi­tir, co­mo po­co, una ley que acla­re ba­jo cuá­les cir­cuns­tan­cias se con­si­de­ra que una em­pre­sa pue­de re­du­cir uni­la­te­ral­men­te el sa­la­rio de un tra­ba­ja­dor. Mien­tras eso no se acla­re y los cri­te­rios a apli­car no sean trans­pa­ren­tes y prác­ti­cos, es­ta­re­mos an­te una si­tua­ción de in­cer­ti­dum­bre que per­mi­ti­rá que cual­quier em­pre­sa con pro­ble­mas financieros o eco­nó­mi­cos tran­si­to­rios –co­mo le pa­sa a mu­chas em­pre­sas a lo lar­go de su vi­da– op­te por re­du­cir uni­la­te­ral­men­te los sa­la­rios de sus tra­ba­ja­do­res co­mo una me­di­da fá­cil y sim­ple de lle­var a ca­bo. ¿Es eso jus­to, no hay más op­cio­nes? Cla­ro que hay más op­cio­nes. De­be­ría­mos apro­ve­char es­te con­tro­ver­ti­do fa­llo pa­ra po­ner so­bre la me­sa la ne­ce­si­dad de un aná­li­sis pro­fun­do a nues­tra le­gis­la­ción la­bo­ral y bus­car pro­mo­ver el em­pleo me­dian­te, por ejem­plo, le­yes de con­tra­ta­ción y des­pi­do más fle­xi­bles –pe­ro cla­ras y ade­cua­da­men­te nor­ma­das– que fo­men­ten la crea­ción de em­pleo. Las em­pre­sas de­be­rían po­der con­tra­tar a los em­plea­dos que re­quie­ran y des­pe­dir­los de acuer­do a sus ne­ce­si­da­des y así vol­ver­se com­pe­ti­ti­vas, te­ma prác­ti­ca­men­te ol­vi­da­do por el Eje­cu­ti­vo ac­tual.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.