ASUN­TO DE SE­GU­RI­DAD NA­CIO­NAL

Diario Expreso (Peru) - - Editorial -

Pon­ga­mos las co­sas en su jus­ta di­men­sión con re­la­ción al pan­teón cons­trui­do por el Par­ti­do Co­mu­nis­ta Sen­de­ro Lu­mi­no­so en el dis­tri­to de Co­mas. Ello im­pli­ca ser ca­te­gó­ri­co en des­lin­dar es­te ca­so de un asun­to mu­ni­ci­pal o de otro ti­po de ni­mie­dad co­mo por qué la Po­li­cía no di­fun­dió en su opor­tu­ni­dad un vi­deo o las fo­tos de los te­rro­ris­tas rin­dien­do ho­me­na­je a sus ca­ma­ra­das con mo­ti­vo del 19 de ju­nio, pues co­mo se re­cuer­da ese día del año 1986 un mo­tín te­rro­ris­ta ter­mi­nó en un he­cho san­grien­to don­de al­re­de­dor de tres­cien­tos sub­ver­si­vos mu­rie­ron al in­ten­tar que la de­mo­cra­cia y el go­bierno apris­ta de en­ton­ces se pu­sie­ran de ro­di­llas fren­te a sus pre­ten­sio­nes cri­mi­na­les. Du­ra es la ver­dad al re­co­no­cer que el Pe­rú tu­vo an­tes del ac­tual go­bierno una pre­si­den­cia pu­si­lá­ni­me, pe­río­do den­tro del cual el sen­de­ris­mo se ar­ti­cu­ló in­clu­so has­ta lle­gar a cons­truir su pro­pio mau­so­leo en Co­mas, pe­ro eso ya es ad­je­ti­vo por­que sa­be­mos per­fec­ta­men­te que los se­gui­do­res del ge­no­ci­da Abi­mael Guz­mán Rey­no­so han desa­rro­lla­do una red con fren­tes de fa­cha­da, fa­se sub­ver­si­va pre­via pa­ra for­ta­le­cer sus ba­ses de apo­yo y en la pers­pec­ti­va de eje­cu­tar en su mo­men­to nue­vos aten­ta­dos con­tra la vi­da, la pro­pie­dad pri­va­da y el Es­ta­do pe­ruano. Sen­de­ro Lu­mi­no­so ja­más re­nun­cia­rá a los mé­to­dos te­rro­ris­tas. Por eso el ce­men­te­rio de los sen­de­ris­tas sa­le fue­ra de la cues­tión dis­tri­tal o po­li­cial pa­ra con­ver­tir­se en un he­cho real y con­cre­to de ame­na­za con­tra la se­gu­ri­dad na­cio­nal, por lo que no se tie­ne que es­pe­rar más y se de­be apli­car de in­me­dia­to un tra­ba­jo en di­ver­sos fren­tes, no so­lo pa­ra cas­ti­gar pe­nal­men­te a los au­to­res de ese mau­so­leo, que ofen­de la me­mo­ria de los már­ti­res de la de­mo­cra­cia, sino tam­bién pa­ra pre­ve­nir fu­tu­ros ac­tos si­mi­la­res pues una de­mo­cra­cia no de­be ser bo­ba ni es­pe­rar a que se con­for­men cé­lu­las ar­ma­das pa­ra que tar­de o tem­prano se re­edi­te la de­no­mi­na­da ILA (ini­cio de la lu­cha ar­ma­da) con to­do lo san­grien­to que ello re­pre­sen­ta. El Pe­rú ya tie­ne ex­pe­rien­cia, y en su his­to­ria re­cien­te tu­vo que so­fo­car la gue­rra de gue­rri­llas y al te­rro­ris­mo, y es­tá fres­ca en la me­mo­ria la ba­ta­lla de nues­tra de­mo­cra­cia con­tra los mi­li­tan­tes ar­ma­dos del mar­xis­mo-le­ni­nis­mo en los años se­sen­ta y con­tra el maoís­mo en los años ochen­ta del si­glo pa­sa­do. Es­ta­mos avi­sa­dos y evi­te­mos en lo po­si­ble que se rear­me Sen­de­ro Lu­mi­no­so, y en esa ta­rea es­ta­mos com­pro­me­ti­dos to­dos los de­mó­cra­tas, el Eje­cu­ti­vo, el Con­gre­so, las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas y pri­va­das, los par­ti­dos po­lí­ti­cos y el con­jun­to de la so­cie­dad. Di­gá­mos­le no al te­rro­ris­mo. Fi­nal­men­te, re­cor­dan­do unas lí­neas de nues­tro edi­to­rial del pa­sa­do 13 de sep­tiem­bre, ti­tu­la­do “Enemi­go te­rro­ris­ta, ¿lar­va­do o ac­ti­vo?”, apun­ta­mos que “en cier­ta for­ma el Pe­rú –tras la de­ten­ción del te­rro­ris­ta Guz­mán Rey­no­so- fue pa­ci­fi­cán­do­se po­co a po­co y aun­que han trans­cu­rri­do mu­chos años, la ver­dad es que hoy la ame­na­za no ha aca­ba­do”. En efec­to, la ame­na­za del te­rro­ris­mo no ha ter­mi­na­do y por tan­to de­pen­de­rá de lo que ha­ga­mos aho­ra pa­ra que a me­diano pla­zo nues­tro país sea más se­gu­ro o sea uno que vi­va otra vez en­tre las bom­bas y la me­tra­lla te­rro­ris­ta. Se­ño­res, a de­mo­ler el mau­so­leo de Abi­mael Guz­mán y las afie­bra­das ideo­lo­gías de la muer­te y el atra­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.