¿TRANSFORMARÁ ES­TE GO­BIERNO LA EDU­CA­CIÓN?

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - LUIS GAR­CÍA MI­RÓ ELGUERA

Pon­ga­mos las co­sas en pers­pec­ti­va. Na­die pue­de ne­gar que Pe­rú arras­tra un sis­te­ma edu­ca­ti­vo de­plo­ra­ble. Las es­cue­las pri­ma­ria y se­cun­da­ria, y asi­mis­mo la uni­ver­si­dad -tan­to pa­ra gra­dos co­mo post­gra­dos- ex­hi­ben unos ni­ve­les alu­ci­nan­te­men­te ba­jos. Ocu­rre so­bre to­do en los cen­tros edu­ca­ti­vos es­ta­ta­les; aun­que no de­ja de preo­cu­par el ho­ri­zon­te de al­gu­nos co­le­gios y aca­de­mias ges­tio­na­das por el sec­tor pri­va­do. Un kar­ma que se re­fle­ja a la som­bra de la me­dia­nía que trans­pi­ran nues­tros ciu­da­da­nos. En ese sen­ti­do no nos que­je­mos cons­tan­te­men­te de la in­for­ma­li­dad, la in­com­pe­ten­cia, el atra­so y la co­rrup­ción que in­va­den to­dos los res­qui­cios del Es­ta­do pe­ruano, por­que aque­llo no es sino con­se­cuen­cia di­rec­ta de nues­tra abru­ma­do­ra in­cul­tu­ra e ig­no­ran­cia. A ni­vel re­gio­nal, se­gún la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coo­pe­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co OC­DE -en un es­tu­dio ba­sa­do en el Pro­gra­ma pa­ra la Eva­lua­ción In­ter­na­cio­nal de Alum­nos (PISA)- ocu­pa­mos el úl­ti­mo lu­gar en ren­di­mien­to edu­ca­ti­vo, tan­to en lec­tu­ra y cien­cia co­mo ma­te­má­ti­cas. ¡No es pues po­ca co­sa es­tar tan mal en­tre la al­dea glo­bal! En es­ta co­lum­na siem­pre he­mos reite­ra­do que mien­tras la Edu­ca­ción si­ga en ma­nos del Su­tep –un sin­di­ca­to de pro­fe­so­res co­mu­nis­tas, sol­ven­ta­do por un par­ti­do po­lí­ti­co co­mo Pa­tria Roja- só­lo co­se­cha­re­mos mi­se­ria, atra­so y com­ple­jo. Más aún, to­do in­di­ca que en es­tos mo­men­tos exis­te una pug­na por arran­char­le a Pa­tria Roja el con­trol del Su­tep. El sec­tor que le dispu­ta la su­pre­ma­cía es na­da me­nos que una fac­ción del sen­de­ris­mo, afín al mo­va­def. En otras pa­la­bras, de con­cre­tar­se es­ta ame­na­za la edu­ca­ción pe­rua­na aca­ba­ría en ma­nos del te­rro­ris­mo. Mien­tras es­to ocu­rre en el ápi­ce des­de don­de se im­par­te en­se­ñan­za a las gran­des ma­yo­rías a tra­vés de las es­cue­las pú­bli­cas -con­cre­ta­men­te des­de don­de un Es­ta­do in­com­pre­si­ble si­gue au­to­ri­zan­do que el co­mu­nis­mo (aho­ra) o even­tual­men­te el te­rro­ris­mo (si és­te triun­fa en el pul­seo con­tra Pa­tria Roja) con­tro­le la ins­truc­ción es­co­lar- exis­te otro man­tra que lo re­pi­te y re­pi­te ca­da ges­tión que en­tra al Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción: el cuen­to de la re­for­ma edu­ca­ti­va. Sea­mos cla­ros. La úl­ti­ma re­for­ma la im­pu­so el ré­gi­men mi­li­tar socialista de Velasco. Al­go real­men­te cen­su­ra­ble. Re­ca­pi­tu­le­mos. Los mi­nis­tros ter­ca­men­te se es­cu­dan en los mis­mos pre­tex­tos y en­fa­ti­zan idén­ti­cos ar­gu­men­tos ca­da vez que se les cues­tio­na por al­go tan ele­men­tal co­mo in­con­ce­bi­ble: ¿Por qué, sien­do mi­nis­tros de Edu­ca­ción, per­mi­ten que un par­ti­do co­mu­nis­ta co­mo Pa­tria Roja con­ser­ve en su po­der las rien­das de la do­cen­cia que pre­pa­ra a nues­tra ni­ñez y ju­ven­tud? Por si fue­ra po­co, los tex­tos es­co­la­res –que el Pe­rú con­tra­ta ca­da año con edi­to­ria­les ex­tran­je­ras- tam­po­co me­jo­ran la si­tua­ción. El alumno continúa des­orien­ta­do, in­clu­so anu­la­do por los ye­rros y las in­con­gruen­cias que con­tie­nen. Gas­ta­mos ca­da año cien­tos de millones más, alu­ci­nan­do que me­jo­rar el ren­di­mien­to del sec­tor edu­ca­ti­vo im­pli­ca au­men­tar sus pre­su­pues­tos. Pe­ro la ver­dad pu­ra y du­ra es que con aque­llo só­lo echa­mos di­ne­ro al agua. Mien­tras no se adop­te la dra­má­ti­ca de­ci­sión de des­ha­cer­se del Su­tep y cam­biar­le el chip a quie­nes ela­bo­ran la cu­rrí­cu­la edu­ca­ti­va, só­lo se in­tro­du­ci­rán cam­bios cos­mé­ti­cos al caos edu­ca­cio­nal que im­pe­ra en nues­tro país. PPK tie­ne la pa­la­bra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.