“EL MAUSOLEO DE TE­RRO­RIS­TAS EN CO­MAS NO PO­DRÍA SER DE­MO­LI­DO”

“Des­truir­lo se­ría un im­po­si­ble ju­rí­di­co por­que se le­sio­na­ría de­re­chos fun­da­men­ta­les”, afir­ma.

Diario Expreso (Peru) - - Portada - RO­BER­TO SÁN­CHEZ RE­YES ro­bert­to­san­chez7@gmail.com

¿ Có­mo ve la edi­fi­ca­ción del mausoleo en Co­mas pa­ra los te­rro­ris­tas fa­lle­ci­dos en El Fron­tón?

Si una fis­cal so­li­ci­ta a la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Co­mas que no les co­bren nin­gún de­re­cho pa­ra que en­tie­rren a los te­rro­ris­tas fa­lle­ci­dos en el epi­so­dio de El Fron­tón, pro­ce­so que si­gue en in­ves­ti­ga­ción y juz­ga­mien­to, se di­rá que lo cier­to es que allí se pro­du­je­ron ase­si­na­tos. Se­gún el Re­gla­men­to Ge­ne­ral de Ad­mi­nis­tra­ción de Ce­men­te­rios y del re­gla­men­to es­pe­cial que tie­ne la mu­ni­ci­pa­li­dad, los fa­mi­lia­res de­bie­ron ha­ber so­li­ci­ta­do el uso de una por­ción de tie­rra den­tro del ce­men­te­rio, el cual pue­de ser tem­po­ral o per­pe­tuo. Eso se des­co­no­ce.

-¿El te­ma del otor­ga­mien­to en uso a per­pe­tui­dad cam­bia el ca­riz ju­rí­di­co de esa ce­sión?

Si es tem­po­ral o si es per­pe­tuo, es im­por­tan­te, pues una vez con­ce­di­do el uso del te­rreno se de­be tra­mi­tar un per­mi­so de cons­truc­ción de los lla­ma­dos cuar­te­les o ni­chos pa­ra la in­hu­ma­ción de los ca­dá­ve­res. Si que­rían cons­truir un mausoleo, no ca­bría ese pro­pó­si­to, por­que se­gún ese re­gla­men­to un mausoleo so­lo de­be te­ner 9 me­tros cua­dra­dos y no más, y aquí pi­die­ron pa­ra la cons­truc­ción de un pa­be­llón de ni­chos que lo han cu­bier­to de una es­truc­tu­ra ti­po edi­fi­ca­ción con te­chos y pa­re­des. Ello, re­gla­men­ta­ria­men­te pa­sa por un pro­ce­di­mien­to ad­mi­nis­tra­ti­vo. Aho­ra, una vez pro­du­ci­do el en­tie­rro de los ca­dá­ve­res en ca­da ni­cho, la ex­hu­ma­ción no pro­ce­de, a me­nos que sea a pe­di­do de los fa­mi­lia­res.

-El al­cal­de de Co­mas, Mi­guel Sal­da­ña, di­ce que es­pe­ra la or­den ju­di­cial del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co pa­ra pro­ce­der…

Si los fa­mi­lia­res no lo piden, ten­dría que ser el Po­der Ju­di­cial, pe­ro no pue­de –ar­bi­tra­ria­men­te– pe­dir la ex­hu­ma­ción de un ca­dá­ver, sino siem­pre y cuan­do es­ta sir­va pa­ra ob­te­ner un me­dio de prue­ba res­pec­to a he­chos de­lic­ti­vos que se in­ves­ti­gan, pa­ra to­mar la mues­tra y vol­ver a in­tro­du­cir­lo en el mis­mo ni­cho. Por lo tan­to, des­truir el mausoleo se­ría un im­po­si­ble ju­rí­di­co en es­te mo­men­to por­que ya es un he­cho con­su­ma­do, y al pre­ten­der de­mo­ler­lo se le­sio­na­rían de­re­chos fun­da­men­ta­les, y en eso son ex­per­tos los de Sen­de­ro, o la gen­te que con­for­ma su fa­cha­da.

-En­ton­ces, ¿se tra­ta de un tra­ba­jo me­ticu­loso y con sus­ten­to le­gal, pues no obe­de­ce a una cons­truc­ción he­cha por an­to­jo co­mo apa­ren­ta ser?

La cons­truc­ción ya es­tá

he­cha en Co­mas. Ellos van a es­gri­mir que es una cons­truc­ción cual­quie­ra por­que no tie­ne un le­tre­ro que los iden­ti­fi­que, so­lo la sim­bo­lo­gía y el len­gua­je su­bli­mi­nal que ma­ni­fes­ta­ron con la mar­cha. Pa­ra el en­tie­rro de sus muer­tos só­lo pu­sie­ron la ban­de­ro­la y sus co­lo­res. Su­ce­de que su men­sa­je en la gue­rra con­tra el Es­ta­do aho­ra es más po­lí­ti­co que mi­li­tar, la so­lu­ción fi­nal a la gue­rra con am­nis­tía ge­ne­ral y re­con­ci­lia­ción.

-¿Con es­ta tra­ba ba­sa­da en los de­re­chos fun­da­men­ta­les el al­cal­de de Co­mas se que­da­ría con las ma­nos ata­das?

Me pa­re­ce que es­tán ata­dos de ma­nos no so­lo el al­cal­de de Co­mas sino to­do el Es­ta­do pe­ruano. Lo han he­cho de una ma­ne­ra tan per­fec­ta y tan bien he­cha que al es­tar con­su­ma­do to­do, va a ser muy di­fí­cil que se pue­da de­mo­ler o des­truir la cons­truc­ción en el ce­men­te­rio de Co­mas. Una de­mo­li­ción en es­te mo­men­to se­ría con­si­de­ra­da una ar­bi­tra­rie­dad le­si­va a los de­re­chos hu­ma­nos. Lí­ci­ta o no, ya lo ad­mi­nis­tra­ti­vo no tie­ne ma­yor va­lor cuan­do allí hay cuer­pos de se­res hu­ma­nos. Al­gu­na vez esos cuer­pos tu­vie­ron dig­ni­dad hu­ma­na. Aho­ra qui­zá sean ca­dá­ve­res, pe­ro me­re­cen res­pe­to, y el re­gla­men­to se­ña­la las obli­ga­cio­nes de las au­to­ri­da­des. Por lo tan­to, si se les en­tre­gó ese te­rreno en uso y a per­pe­tui­dad ¿có­mo van a de­mo­ler­lo? No pro­ce­de. Si ya es­tán los ca­dá­ve­res ahí, ¿pa­ra qué los ex­hu­ma­rían? ¿Pa­ra tras­la­dar­los? Si los fa­mi­lia­res no quie­ren, no ha­brá na­die ca­paz de or­de­nar a dón­de van a tras­la­dar los res­tos. El des­tino de los res­tos lo de­ci­den sus fa­mi­lia­res.

-¿Dón­de es­tá el error ju­rí­di­co o ad­mi­nis­tra­ti­vo de los go­bier­nos o del Es­ta­do?

No di­ría que es un error. Es un de­jar ha­cer y de­jar pa­sar sin mi­rar. El Es­ta­do ha mi­ni­mi­za­do tan­to a Sen­de­ro Lu­mi­no­so que aho­ra in­clu­so no es­tá mi­ran­do có­mo se es­tá mo­vien­do a ni­vel na­cio­nal. Las de­cla­ra­cio­nes del presidente Pe­dro Pa­blo Kuczyns­ki me pa­re­cen la­men­ta­bles. El Presidente ha si­do muy pe­ri­fé­ri­co y su­per­fi­cial. Sen­de­ro Lu­mi­no­so nun­ca ha muer­to, es­tá con su es­truc­tu­ra clandestina fun­cio­nan­do per­fec­ta­men­te den­tro de su gue­rra po­lí­ti­ca, a tra­vés de los ór­ga­nos de fa­cha­da de dis­trac­ción co­mo el Movadef y el Fren­te de Uni­dad y De­fen­sa del Pue­blo Pe­ruano (Fu­depp).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.