EN DE­FEN­SA DEL DE­FEN­SOR DEL PUE­BLO

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - VÍC­TOR LÓ­PEZ GAR­CÍA (*)

Des­pués de va­rios años y dos go­bier­nos, por tan­to dos Con­gre­sos di­fe­ren­tes en su com­po­si­ción y orien­ta­ción ideo­ló­gi­ca, po­lí­ti­ca y pro­gra­má­ti­ca, es­te im­por­tan­te (pri­mer) po­der del Es­ta­do lo­gró con­cer­tar y ali­near vo­lun­ta­des y vo­tos pa­ra ele­gir al doc­tor Wal­ter Gu­tié­rrez co­mo De­fen­sor del Pue­blo. A fa­vor de su can­di­da­tu­ra es­tu­vie­ron las ban­ca­das de Fuer­za Po­pu­lar, del Par­ti­do Apris­ta y par­te im­por­tan­te de las ban­ca­das de Alian­za pa­ra el Pro­gre­so, Ac­ción Po­pu­lar y Pe­rua­nos por el Kam­bio, un seg­men­to del cual op­tó por no vo­tar a fa­vor co­mo lo hi­zo la ma­yo­ría de sus in­te­gran­tes, sino más bien ex­pre­sar su iden­ti­dad con el can­di­da­to ca­viar del Fren­te Am­plio. Pre­ci­sa­men­te es­ta elec­ción fue de al­gún mo­do un par­tea­guas pa­ra la ban­ca­da ofi­cia­lis­ta pues­to que el pro­pio Presidente de la Re­pú­bli­ca, lí­der de su par­ti­do, ha­bía pe­di­do pú­bli­ca­men­te que vo­ta­ran a fa­vor de la elec­ción de Wal­ter Gu­tié­rrez; sin em­bar­go un gru­po no le hi­zo ca­so. Ello pu­so en evidencia dos cues­tio­nes cen­tra­les. Una, que la ban­ca­da PpK no es mo­no­lí­ti­ca en mo­do al­guno, pues la in­te­gran con­gre­sis­tas de di­ver­sas pro­ce­den­cias, con pro­yec­tos po­lí­ti­cos per­so­na­les di­ver­sos y has­ta di­ver­gen­tes. Dos, que el pro­pio con­duc­tor de es­ta or­ga­ni­za­ción y con­duc­tor del país no tie­ne el po­der de­fi­ni­ti­vo, al pun­to que sus con­gre­sis­tas le ha­gan ca­so. Ello no ocu­rrió, lo que da cuen­ta tan­to de la de­bi­li­dad or­gá­ni­ca que ex­pre­sa la plu­ra­li­dad ideo­ló­gi­ca y po­lí­ti­ca de es­ta ban­ca­da, co­mo la fal­ta de un li­de­raz­go fir­me que la con­duz­ca ple­na­men­te. Sin em­bar­go, lo im­por­tan­te pa­ra el país y pa­ra los pe­rua­nos es que ya te­ne­mos un De­fen­sor del Pue­blo ele­gi­do por la in­men­sa ma­yo­ría de los con­gre­sis­tas que ex­pre­san, a su vez, la voz de la gen­te que los eli­gió y a los que re­pre­sen­tan. Por su­pues­to que co­mo to­da elec­ción hay quie­nes se sien­ten sa­tis­fe­chos por es­ta de­ci­sión co­lec­ti­va, que son la ma­yo­ría; co­mo quie­nes se sien­ten in­sa­tis­fe­chos por tal no­mi­na­ción, que son la mi­no­ría. En es­te ca­so se tra­ta de ese mi­núscu­lo seg­men­to de ca­via­res -co­mu­nis­tas y so­cia­lis­tas re­ci­cla­dos en me­dios de co­mu­ni­ca­ción y or­ga­nis­mos no gu­ber­na­men­ta­les- quie­nes se creen con «de­re­cho na­tu­ral» a im­po­ner en la De­fen­so­ría del Pue­blo a al­guien de su ma­triz de pen­sa­mien­to o afín a ellos. En to­do ca­so al­guien a quien lo pue­dan coop­tar o in­fluen­ciar co­mo ha ve­ni­do ocu­rrien­do has­ta aho­ra; pues los «ro­jos re­ci­cla­dos» y los «ro­jos au­tén­ti­cos» con­si­de­ran que es­ta vi­tal ins­ti­tu­ción pú­bli­ca les per­te­ne­ce. Mues­tra de ello es la fuer­te pre­sen­cia de fun­cio­na­rios afi­nes a es­ta ma­triz de pen­sa­mien­to. Tam­bién la orien­ta­ción de la en­ti­dad por el «ex­clu­si­vo» cuan­do no «úni­co» te­ma de los De­re­chos Hu­ma­nos, con lo que es­ta­mos de acuer­do. Co­mo tam­bién con­cor­da­mos con el nue­vo De­fen­sor del Pue­blo en am­pliar la per­for­man­ce ins­ti­tu­cio­nal al cam­po de los De­re­chos Eco­nó­mi­cos de la po­bla­ción an­te el Es­ta­do y an­te las em­pre­sas pri­va­das y pú­bli­cas. Se tra­ta de se­guir de­fen­dien­do más y me­jor a la gen­te en el cam­po de los De­re­chos Hu­ma­nos; pe­ro tam­bién de­fen­der a la po­bla­ción en sus De­re­chos Eco­nó­mi­cos que en una Eco­no­mía de Mer­ca­do son mu­chas ve­ces ex­plo­ta­dos y ex­po­lia­dos por el exa­ge­ra­do afán de uti­li­dad de al­gu­nas gran­des em­pre­sas en con­tra de los in­tere­ses na­cio­na­les y po­pu­la­res. Allí es­tá el ca­so em­ble­má­ti­co de Ri­pley y Sa­ga que co­bran in­tere­ses exa­ge­ra­dos en nues­tro país sin que na­die lo pue­da evi­tar. ¡Bien­ve­ni­do, De­fen­sor del Pue­blo! (*) So­ció­lo­go, po­li­tó­lo­go y co­mu­ni­ca­dor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.