“Ollanta nun­ca me va a per­do­nar por ha­ber de­nun­cia­do a MBL”

“He­mos aler­ta­do del ro­bo de S/ 55 mi­llo­nes a Ma­dre de Dios”, re­cuer­da.

Diario Expreso (Peru) - - Portada - ERICK SÁN­CHEZ erick­san­chez­no­rie­ga@hot­mail.com

En qué mo­men­to em­pe­zó su pro­ble­ma con el go­bierno de Ollanta Hu­ma­la? En agos­to de 2012. Las or­ga­ni­za­cio­nes en­ca­be­za­das por la Fe­de­ra­ción de Mo­to­ta­xis­tas de Ma­dre de Dios pre­sen­tan un do­cu­men­to in­sis­tien­do que se les dé una res­pues­ta so­bre cuál es la ra­zón de la pre­sen­cia de Mar­tín Be­laun­de Los­sio en la re­gión. En el es­cri­to ar­gu­yen que es­tán sien­do sor­pren­di­dos por ese per­so­na­je que to­ma­ba el nom­bre del pre­si­den­te Ollanta Hu­ma­la y de Na­di­ne He­re­dia di­cien­do que él era re­pre­sen­tan­te de Pa­la­cio de Go­bierno y que po­día te­ner con­ve­nios y con­tra­tos pa­ra que Ma­dre de Dios “se vea be­ne­fi­cia­da”. Él prác­ti­ca­men­te te­nía a fun­cio­na­rios que se desem­pe­ña­ban en car­gos fun­cio­na­les im­por­tan­tes des­de el 2012, in­clu­si­ve has­ta el 2013. Es ahí don­de ha­go lle­gar es­ta de­nun­cia con co­no­ci­mien­to de la Pre­si­den­cia del Con­se­jo de Mi­nis­tros.

-¿A quién in­for­mó so­bre es­ta si­tua­ción?

In­for­mé a Juan Ji­mé­nez Ma­yor, ex­pre­si­den­te del Con­se­jo de Mi­nis­tros. Pe­ro quien es­ta­ba de se­cre­ta­rio era Ju­lio Guz­mán, el ex can­di­da­to pre­si­den­cial, quien ha­bría op­ta­do en­tre des­viar la de­nun­cia o pa­sar­lo al ar­chi­vo. Lue­go lo co­no­ce­mos por pro­pia bo­ca del ex­pre­mier por­que ya es­ta­ba en Es­ta­dos Uni­dos.

-¿Qué di­jo?

Él di­jo que hay gen­te que se de­ja sor­pren­der. Yo in­sis­to por­que hi­ce co­no­cer de es­to a la se­cre­ta­ria de la Ofi­ci­na Na­cio­nal de Go­bierno In­te­rior (Ona­gi) de en­ton­ces, Da­cia Es­ca­lan­te, y lue­go a Pa­la­cio de Go­bierno. Yo en­vío esa in­for­ma­ción al pro­pio des­pa­cho del pre­si­den­te Ollanta Hu­ma­la y otros cua­tro in­for­mes más a la se­cre­ta­ria de Na­di­ne He­re­dia, quien te­nía co­no­ci­mien­to, pe­ro na­da pros­pe­ró. Lo que sí hu­bo más bien fue una es­pe­cie de hos­ti­ga­mien­to.

-Es de­cir, ¿ha­ces pú­bli­ca la de­nun­cia so­bre Be­laun­de Los­sio y em­pie­za el hos­ti­ga­mien­to?

Ahí em­pie­zan los pro­ble­mas. Yo era go­ber­na­dor y me sa­can el 21 de di­ciem­bre de 2012, y me en­te­ro el 26 de di- ciem­bre de 2012. Ya me ha­bían sa­ca­do. ¿La ra­zón? Cum­pli­mien­to de ser­vi­cios. Eso no es to­do por­que a los tres o cua­tro días me lle­ga una no­ti­fi­ca­ción don­de la pro­cu­ra­du­ría del mis­mo Mi­nis­te­rio del In­te­rior me de­nun­cia an­te el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co ar­gu­yen­do que yo en­ca­be­za­ba una ban­da de­lin­cuen­cial de­di­ca­da al trans­por­te de com­bus­ti­ble. Que yo co­mo au­to­ri­dad trans­por­ta­ba o au­to­ri­za­ba el pa­so de com­bus­ti­ble ha­cia la zo­na de mi­ne­ría ile­gal. Pe­ro que­dó de­mos­tra­do que nun­ca hi­ce esas co­sas. Las de­cla­ra­cio­nes que me in­cul­pa­ban eran de Luis Agui­rre Pas­tor que era el bra­zo de­re­cho de Mar­tín Be­laun­de Los­sio. Eso es­tá con­fir­ma­do por­que de­nun­cia­mos el des­pil­fa­rro de 55 mi­llo­nes de so­les por con­tra­tos de cons­truc­ción de co­le­gios que han que­da­do prác­ti­ca­men­te in­con­clu­sos has­ta hoy.

-Cuén­te­nos so­bre es­tos co­le­gios.

Car­los Fer­mín Fitz­ca­rrald, Mi­guel Grau del sec­tor del Triun­fo, Vi­lla Ma­ría de la zo­na de Iña­pa­ri; el del asen­ta­mien­to hu­mano Huer­to Fa­mi­liar, tam­bién del te­cho de la cons­truc­ción del co­li­seo de Ma­dre de Dios. El co­le­gio de Bo­ca Co­lo­ra­do. Se ha­cen los con­tra­tos li­ga­dos a las em­pre­sas que te­nían que ver con An­tal­sis, de la cual Mar­tín Be­laun­de era so­cio, lo­bis­ta o co­no­ci­do. Es­ta em­pre­sa es­pa­ño­la te­nía va­rias subem­pre­sas que eran las que ha­cían los con­tra­tos. Ojo que los car­gos es­tán pro­ba­dos y en in­ves­ti­ga­ción. Por ello Be­laun­de Los­sio ha si­do de­te­ni­do.

-Es ahí don­de se conforma la co­mi­sión Be­laun­de Los­sio en el Con­gre­so de la Re­pú­bli­ca.

Así es. Los me­dios pro­ba­to­rios ha­cen que la es­po­sa del pre­si­den­te, la se­ño­ra Na­di­ne He­re­dia, pa­se de tes­ti­go a in­ves­ti­ga­da. Es­to lo ma­ni­fies­ta pú­bli­ca­men­te la que era en­ton­ces la ti­tu­lar de ese gru­po de tra­ba­jo y ac­tual mi­nis­tra de Jus­ti­cia, Ma­ri­sol Pé­rez Te­llo: la se­ño­ra He­re­dia pa­sa de tes­ti­go a in­ves­ti­ga­da por la de­nun­cia pre­sen­ta­da por Gil­bert Ga­lin­do, que soy yo. De­bo ade­más de­nun­ciar que han dis­pa­ra­do a la ca­sa de mi ma­dre, me sa­can del tra­ba­jo que te­nía en la universidad del área de pren­sa y pu­bli­ci­dad. Lue­go, a los dos días, me gol­pean en la puer­ta de mi ca­sa.

-¿Qué pa­só des­pués?

Cum­plen su ob­je­ti­vo por­que yo me re­ti­ro. Ha­go mi de­nun­cia e in­gre­sa el 14 de di­ciem­bre de 2015. Has­ta hoy no hay re­sul­ta­dos. La mis­ma fis­cal que me acu­sa­ba por el te­ma de usur­pa­ción de fun­cio­nes por pa­so de com­bus­ti­ble a la mi­ne­ría ile­gal, es la mis­ma que es­tá lle­van­do mi ca­so so­bre abu­so de au­to­ri­dad, don­de pi­do la re­po­si­ción por to­dos los da­ños que me es­tán oca­sio­nan­do. Pa­re­ce que to­da­vía que­dan hi­los del go­bierno de Ollanta Hu­ma­la que nos quie­re des­apa­re­cer por ha­ber plan­tea­do es­tas de­nun­cias y que nun­ca nos van a per­do­nar por­que he­mos di­cho una ver­dad que aho­ra es­tá ju­di­cia­li­za­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.