CRI­SIS PO­LÍ­TI­CA

Diario Expreso (Peru) - - Editorial - CÉ­SAR CAM­POS R.

Los ase­so­res po­lí­ti­cos del pre­si­den­te Pe­dro Pa­blo Kuczyns­ki y los po­li­tó­lo­gos que sue­len re­unir­se con el je­fe del Ga­bi­ne­te Mi­nis­te­rial Fer­nan­do Za­va­la, de­ben con­fir­mar­le a sus ase­so­ra­dos una ver­dad de a ki­ló­me­tros: el Go­bierno en­fren­ta su pri­me­ra y muy de­li­ca­da cri­sis po­lí­ti­ca. Es­to a raíz de la de­nun­cia del Po­der Eje­cu­ti­vo con­tra el ex con­se­je­ro pre­si­den­cial en asun­tos de Sa­lud, Car­los Mo­reno, an­te la fis­ca­lía es­pe­cia­li­za­da en de­li­tos de co­rrup­ción de fun­cio­na­rios, atri­bu­yén­do­le ha­ber rea­li­za­do “coor­di­na­cio­nes in­de­bi­das”. De­nun­cia pues­ta en co­no­ci­mien­to de la opi­nión pú­bli­ca por Za­va­la tras seis días que Mo­reno re­nun­ció a su car­go lue­go de ser con­fron­ta­do con au­dios me­dian­te los cua­les se evi­den­cia­rían ta­les “coor­di­na­cio­nes in­de­bi­das”: im­pul­sar un con­ve­nio en­tre el Ar­zo­bis­pa­do de Li­ma y el Se­gu­ro In­te­gral de Sa­lud (SIS) pa­ra que po­li­clí­ni­cos pa­rro­quia­les atien­dan a los ase­gu­ra­dos. “Es el ne­go­cia­zo, yo ten­go la gen­te que lo ha­ga, ten­go los pa­cien­tes… Esa es nues­tra mi­na. No sa­bes la can­ti­dad de pla­ta que va­mos a ga­nar”, ha­bría di­cho Mo­reno, quien re­co­no­ce su voz y la con­ver­sa­ción sos­te­ni­da con el di­rec­ti­vo de uno de esos po­li­clí­ni­cos, pe­ro se­ña­la que los au­dios es­tán ma­ni­pu­la­dos. El “ne­go­cia­zo” de Mo­reno sue­na igual que el “fae­nón” de Al­ber­to Quim­per con el ca­so de los pe­troau­dios. En el campo de las per­cep­cio­nes, Mo­reno ini­cia una lar­ga vía cru­cis con enor­me des­ven­ta­ja an­te la opi­nión ciu­da­da­na. Po­si­ble­men­te, el re­por­ta­je que es­ta no­che trans­mi­ti­rá el pro­gra­ma “Cuar­to Po­der” de Amé­ri­ca TV (po­see­dor de esos au­dios y tri­bu­ta­rio, por en­de, de quien se los pro­por­cio­nó) re­for­za­rá esa pers­pec­ti­va. Sin em­bar­go, la ad­mi­nis­tra­ción Kuczyns­ki no de­be creer­se ni por aso­mo ha­ber ce­rra­do el asun­to me­dian­te la con­fe­ren­cia de pren­sa de Za­va­la y la en­tre­ga de Mo­reno a las pes­qui­sas del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co. Hay de­ma­sia­do pan que re­ba­nar des­de el ta­jo de las pre­rro­ga­ti­vas de los con­se­je­ros pre­si­den­cia­les, pa­san­do por sus re­la­cio­nes con los mi­nis­tros has­ta los pro­ce­di­mien­tos de se­gu­ri­dad que Pa­la­cio de Go­bierno em­plea y con los cua­les que­de to­tal y ab­so­lu­ta­men­te des­vir­tua­do que exis­ta po­si­bi­li­dad al­gu­na de chu­po­near o gra­bar diá­lo­gos pri­va­dos en su in­te­rior. ¿Cuá­les fue­ron las ins­truc­cio­nes pre­ci­sas de PPK al doc­tor Mo­reno (así co­mo las de Má­xi­mo San Román en el te­ma de la pro­mo­ción del tu­ris­mo)? ¿Qué lí­mi­tes tie­nen los con­se­je­ros pa­ra no em­po­de­rar­se en las fun­cio­nes de al­gún mi­nis­tro? ¿Cuá­les fue­ron las di­fe­ren­cias con­cre­tas de la ti­tu­lar de Sa­lud Pa­tri­cia Gar­cía (el ru­mor de su re­nun­cia co­rrió fuer­te to­da la se­ma­na pa­sa­da) con Mo­reno y qué ten­dría que ver ella con la caí­da de és­te? ¿Quién gra­bó y có­mo? Na­die lo quie­re em­ba­rrar, se­ñor Pre­si­den­te. So­lo pro­cu­re dar res­pues­tas pre­ci­sas a es­ta pri­me­ra cri­sis po­lí­ti­ca de su ges­tión –la cual ha de­rrum­ba­do a un con­se­je­ro su­yo– por­que hay mu­chos ca­bos suel­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.