SO­ÑAR (EN GRAN ES­CA­LA) NO CUES­TA NA­DA

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - JOR­GE MORELLI

n la nu­be to­do es po­si­ble. Es in­dis­pen­sa­ble que la sa­li­da de Ecua­dor al Atlán­ti­co se ma­te­ria­li­ce con una ca­rre­te­ra des­de Lo­ja en la sie­rra ecua­to­ria­na has­ta Sa­ra­mi­ri­za en la Ama­zo­nía del Pe­rú, pa­ra que Ecua­dor –es un vie­jo sue­ño- lle­gue al río Ama­zo­nas y na­ve­gue has­ta Ma­naos, el cen­tro tec­noin­dus­trial pla­nea­do por Bra­sil pa­ra la Ama­zo­nía del si­glo 21, don­de se ha­rá el en­sam­bla­je ma­si­vo de pro­duc­tos chi­nos -lle­ga­dos tam­bién por Pai­ta vía el puer­to de Yu­ri­ma­guas- pa­ra abas­te­cer el mer­ca­do del nor­te de Su­da­mé­ri­ca. Des­pués de to­do, en el si­glo 19 Ma­naos cons­tru­yó una ópera, co­mo Pa­rís –un sue­ño ma­te­ria­li­za­do por el cau­cho-, cu­yas ca­lles ale­da­ñas es­ta­ban re­cu­bier­tas de cau­cho pa­ra que el rui­do de las ca­rre­tas no in­te­rrum­pie­ra el bel can­to. Hay lu­gar de so­bra en la nu­be tam­bién pa­ra que el pe­tró­leo ecua­to­riano sal­ga al Pa­cí­fi­co por el Oleo­duc­to Nor-pe­ruano (que en es­te sue­ño ya es­tá arre­gla­do) y ma­nan­do del tu­bo ha­cia la pla­tea­da re­fi­ne­ría de Ta­la­ra, re­lu­cien­te ba­jo el sol, que ya humea pro­ce­san­do el pe­tró­leo bi­na­cio­nal. Cier­to que cues­ta cua­tro mil mi­llo­nes de dó­la­res -el do­ble que en EE.UU. por ba­rril de pe­tró­leo y cua­tro ve­ces más que re­fi­nar en In­dia-, pe­ro no re­pa­re­mos en de­ta­lles que des­me­re­cen el sue­ño. Te­ne­mos tam­bién una in­ter­co­ne­xión eléc­tri­ca del do­ble de la ca­pa­ci­dad ac­tual. Co­mo di­ce su pre­si­den­te, con el ve­cino del nor­te he­mos al­can­za­do una estabilidad elo­gia­ble. Va­ya­mos al otro ex­tre­mo del Pe­rú, que ri­va­li­za en la es­ca­la de los sue­ños. Ha­ce po­co, el mi­nis­tro de Eco­no­mía ofre­ció en Was­hing­ton –an­te los mi­nis­tros de Chi­le, Mé­xi­co, Co­lom­bia y Ar­gen­ti­na, y del pre­si­den­te del Ban­co Mun­dial- la ener­gía eléc­tri­ca pe­rua­na que ne­ce­si­ta el nor­te de Chi­le. En es­te sue­ño no ven­de­re­mos gas, sino elec­tri­ci­dad pro­du­ci­da en el Pe­rú (con in­ver­sión chi­le­na). Sien­do Chi­le, co­mo no­so­tros, un pro­duc­tor ma­si­vo de co­bre, el mi­nis­tro ha des­li­za­do en el sue­ño en­tre­vis­to la po­si­bi­li­dad de re­fi­nar jun­tos el co­bre. Se en­tien­de que con gas pe­ruano de Ca­mi­sea. Por­que en el sue­ño el Ga­so­duc­to del Sur –que cues­ta no se sa­be si sie­te u on­ce mil mi­llo­nes de dó­la­res- ya es una reali­dad pal­pi­tan­te. Es­ta es una nu­be de sue­ños de es­ca­la ma­si­va. La úni­ca for­ma de ate­rri­zar­la es con in­ver­sión chi­na, úni­ca po­ten­cia glo­bal ca­paz de fi­nan­ciar acon­te­ci­mien­tos de es­te ca­li­bre y ba­jar­los a la reali­dad. Que es­té dis­pues­ta a ha­cer­lo, sin em­bar­go, es otra his­to­ria. Y ha­bría que ver qué pi­de a cam­bio. En las ac­tua­les cir­cuns­tan­cias, la eco­no­mía no da pa­ra tan­to. De bue­na fe el Go­bierno se ha au­to­en­ga­ña­do y hoy, al po­ner un fé­rreo con­trol al gas­to que con­cen­tra las de­ci­sio­nes en el Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía, re­cién co­mien­za a des­con­tar los sue­ños irrea­li­za­bles y to­mar el ca­mino de vuel­ta a la pru­den­cia fis­cal. PPK ha sen­ten­cia­do en Ecua­dor que no de­be­mos ya “re­fu­giar­nos en pa­la­bras pa­ra eva­dir la ac­ción”. So­ñar, en cam­bio, es­tá bien. No cues­ta na­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.