FUE­RA DE CON­TROL

Gru­po Eco­nó­mi­co de EX­PRE­SO ana­li­za gas­to de Go­bierno hu­ma­lis­ta, “el ma­yor del que se ten­ga re­gis­tro”, y el gi­ro de 180 gra­dos del mi­nis­tro Thor­ne para con­tro­lar­lo.

Diario Expreso (Peru) - - Portada -

Con los ex­mi­nis­tros de Eco­no­mía Is­mael Be­na­vi­des y Jorge Ba­ca Cam­po­dó­ni­co, ade­más de nues­tro in­vi­ta­do es­pe­cial, Gui­ller­mo Mo­lo­che, doc­tor en Eco­no­mía de la Uni­ver­si­dad de Chica­go, el gru­po eco­nó­mi­co de EX­PRE­SO se reúne a tra­tar hoy lo que pa­re­ce ser un gi­ro de 180 gra­dos en la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca que han ve­ni­do apli­can­do el pre­si­den­te Pedro Pa­blo Kuczyns­ki y su mi­nis­tro de Eco­no­mía, Al­fre­do Thor­ne. La de­ci­sión se dio a co­no­cer el pa­sa­do miér­co­les 5 de oc­tu­bre. Las Nor­mas Le­ga­les de El Pe­ruano pu­bli­ca­ron ese día un de­cre­to su­pre­mo (DS 272) con la fir­ma del pre­si­den­te Kuczyns­ki y del mi­nis­tro Thor­ne, por el que el go­bierno to­ma me­di­das para tra­tar de po­ner el dé­fi­cit fis­cal ba­jo con­trol. Los con­si­de­ran­dos son re­ve­la­do­res. El pri­me­ro re­cuer­da las me­tas que la ley or­de­na para los años 2017, 2018, 2019, 2020 y 2021. La me­ta del dé­fi­cit es­truc­tu­ral es de 1 % del PBI para 2021 y de 3 % para el año 2016. Otro aña­de que el re­sul­ta­do eco­nó­mi­co ha pa­sa­do de un su­pe­rá­vit de 2 % del PBI en 2011 a un dé­fi­cit de 3.4 % a agos­to de 2016, “el más al­to, di­ce, de los úl­ti­mos 16 años”. Un ter­cer con­si­de­ran­do in­di­ca que los in­gre­sos del go­bierno se han re­du­ci­do de 21.8 % del PBI en 2011 a 19 % en agos­to de es­te año, “el más ba­jo de los úl­ti­mos 13 años”, di­ce. Fi­nal­men­te, el cuar­to in­di­ca que los gas­tos co­rrien­tes del go­bierno han cre­ci­do de 13.4 % del PBI en 2011 a 16 % en agos­to del 2016, “el ma­yor ni­vel del que se ten­ga re­gis­tro”, sos­tie­ne. Nun­ca se ha­bía vis­to con­si­de­ran­dos de es­ta ín­do­le en un de­cre­to su­pre­mo. Fi­nal­men­te, PPK y su mi­nis­tro ha­brían en­ten­di­do lo que la opi­nión pú­bli­ca –es­pe­cial­men­te el gru­po eco­nó­mi­co de EX­PRE­SO– vie­ne ad-

vir­tien­do des­de ha­ce meses: el dé­fi­cit fis­cal no de­cre­ce, si­gue cre­cien­do. Da­da la gra­ve­dad de la si­tua­ción –un dé­fi­cit fis­cal fue­ra de con­trol–, el go­bierno or­de­na me­di­das para cum­plir con las me­tas que la ley se­ña­la. El ins­tru­men­to: un con­trol drás­ti­co del gas­to en ade­lan­te en ma­nos del MEF.

IS­MAEL BE­NA­VI­DES: Los con­si­de­ran­dos del de­cre­to su­pre­mo ex­plí­ci­ta­men­te le echan la cul­pa al go­bierno an­te­rior al se­ña­lar la caí­da de un su­pe­rá­vit fis­cal de 2 % del PBI a un dé­fi­cit fis­cal de 3.4 %, un in­di­ca­dor de la ma­la ges­tión. Creo que es un re­co­no­ci­mien­to un po­co tar­dío por lo me­nos para es­te año. Y una ma­la no­ti­cia para la eco­no­mía, por­que sig­ni­fi­ca una re­duc­ción del cre­ci­mien­to. Es una re­duc­ción de la in­ver­sión pú­bli­ca con lo que la de­man­da va a caer más. Eso trae­rá un me­nor cre­ci­mien­to de la eco­no­mía.

JORGE BA­CA CAM­PO­DÓ­NI­CO:

Yo doy la bien­ve­ni­da a es­te de­cre­to, por­que era ya el mo­men­to de que re­co­no­cie­ran la gra­ve­dad del asun­to. Hoy el re­to para el go­bierno es có­mo ha­cer el ajus­te, por­que si lo ha­ce so­lo por el la­do de las in­ver­sio­nes, eso va a com­pro­me­ter cual­quier reac­ti­va­ción. Creo que el de­cre­to vie­ne bien si el go­bierno re­du­ce la gor­du­ra que tie­ne, ya que en los úl­ti­mos años ha ha­bi­do cre­ci­mien­tos sig­ni­fi­ca­ti­vos en va­rios mi­nis­te­rios que han so­bre­pa­sa­do los lí­mi­tes de la pru­den­cia fis­cal. El re­to es có­mo re­es­truc­tu­rar el gas­to to­man­do en cuen­ta que la in­ver­sión –en in­fra­es­truc­tu­ra y otros pro­yec­tos– se tie­ne que man­te­ner para que no se de­ten­ga el cre­ci­mien­to. Qui­sie­ra ver la con­ti­nua­ción del de­cre­to, ya que, si bien está orien­ta­do al ajus­te de es­te año, quie­ro ver si eso se va a re­fle­jar en el pro­yec­to del Presupuesto 2017. El pro­yec­to de Presupuesto tie­ne los mis­mos de­fec­tos y, por tan­to, es el mo­men­to de re­es­truc­tu­rar­lo para re­fle­jar es­te de­cre­to.

GUI­LLER­MO MO­LO­CHE: Es­to re­fle­ja un quie­bre con la an­te­rior re­gla fis­cal, por­que antes se ha­bla­ba de que no ha­bía que ser pro­cí­cli­co, que no im­por­ta­ba el dé­fi­cit ob­ser­va­do y que ha­bía que se­guir gas­tan­do para que se re­cu­pe­ra­re la eco­no­mía. En­ton­ces, es­to es un re­gre­so a lo que siem­pre ha fun­cio­na­do. Es una bue­na no­ti­cia. El pro­ble­ma es que hay mu­chos com­pro­mi­sos y de re­pen­te no hay es­pa­cio para re­duc­ción del gas­to. Eso de­be­ría ser mo­ti­vo para au­men­tar su efi­cien­cia.

EX­PRE­SO: ¿Sig­ni­fi­ca que PPK y el mi­nis­tro Thor­ne se ha­brían re­sig­na­do en­ton­ces a ser un go­bierno aus­te­ro, dis­ci­pli­na­do, se­rio, abu­rri­do, y re­nun­cian a sus sue­ños?

IS­MAEL BE­NA­VI­DES: Tan­to PPK, que ha si­do mi­nis­tro de Eco­no­mía, co­mo Thor­ne, van a prio­ri­zar el con­trol del dé­fi­cit fis­cal por so­bre los sue­ños. Lla­ma la aten­ción, sin em­bar­go, que PPK si­ga insistiendo en los Jue­gos Pa­na­me­ri­ca­nos, que son 4 mil mi­llo­nes de so­les para em­pe­zar. Pe­ro creo que es un pre­sa­gio de que PPK está apos­tan­do a la in­ver­sión pri­va­da. Son se­ña­les cla­ras los via­jes a Chi­na y a EE.UU. con pro­yec­tos que son de ini­cia­ti­va pri­va­da. Creo que hay mu­chas co­sas que se pue­den ha­cer. La emi­sión de bo­nos da un te­cho in­me­dia­to pen­san­do en el fu­tu­ro. Y hay otras co­sas a las que van a echar mano, es­toy se­gu­ro, co­mo el Fon­do de Es­ta­bi­li­za­ción Fis­cal (FEF). Los fu­ji­mo­ris­tas no van a po­der de­cir na­da por­que Kei­ko (Fu­ji­mo­ri) lo ofre­ció. Y hay otras me­di­das que pue­den to­mar: la Su­nat tie­ne 1,200 mi­llo­nes de so­les aho­rra­dos. Lo que no sé es qué va a pa­sar con los in­gre­sos. No creo que pue­dan re­du­cir ya el IGV. La caí­da de los in­gre­sos es muy fuer­te.

JORGE BA­CA: Creo que es­to es una se­ñal muy cla­ra de que el go­bierno fi­nal­men­te ha re­co­no­ci­do que la pru­den­cia fis­cal que nos ha ca­rac­te­ri­za­do des­de los 90 es el le­ga­do más im­por­tan­te que te­ne­mos. Y que per­der­lo se­ría te­rri­ble por­que es uno de los fun­da­men­tos para atraer in­ver­sión pri­va­da. No­so­tros ya sa­be­mos cla­ra­men­te es­to: sin in­ver­sión pri­va­da, no va­mos a des­pe­gar. En otras pa­la­bras, la reali­dad los ha em­pla­za­do a ser se­rios res­pec­to del prin­ci­pio de pru­den­cia fis­cal.

EX­PRE­SO: To­do in­di­ca que el go­bierno veía que, a fin de año, el dé­fi­cit fis­cal no so­lo no se iba a re­du­cir sino a au­men­tar. Es un lu­jo que no se po­día dar, por­que el com­pro­mi­so es re­du­cir y no po­día pre­sen­tar un dé­fi­cit fis­cal ma­yor aún. Ha te­ni­do que to­mar una de­ci­sión y ha da­do un gi­ro de 180 gra­dos.

GUI­LLER­MO MO­LO­CHE: Cla­ro, por­que antes no men­cio­na­ba en ab­so­lu­to la reali­dad, ni se mos­tra­ba ur­gen­cia por co­rre­gir el dé­fi­cit o cam­biar el mar­co fis­cal an­te­rior. La pre­gun­ta es có­mo, de qué for­ma se va a ha­cer cre­cer la eco­no­mía aho­ra. Si la eco­no­mía no cre­ce, tam­po­co cre­ce la re­cau­da­ción. Se­ría mo­ti­vo para eva­luar el cre­ci­mien­to de una for­ma dis­tin­ta, por­que el gas­to no es la for­ma más efec­ti­va para ob­te­ner cre­ci­mien­to sos­te­ni­do. La aten­ción de­be re­tor­nar a las re­for­mas mi­cro que au­men­ten la efi­cien­cia, la pro­duc­ti­vi­dad y la com­pe­ti­ti­vi­dad.

EX­PRE­SO: ¿Re­to­ma el go­bierno, en­ton­ces, la re­gla fis­cal que se es­ta­ble­ció en el año 99 y se res­pe­tó por 17 años has­ta que la que­bró el go­bierno hu­ma­lis­ta?

GUI­LLER­MO MO­LO­CHE: Pe­ro ten­dría que ser más ex­plí­ci­ta, por­que el mar­co ins­ti­tu­cio­nal es el que le da la cre­di­bi­li­dad a la re­gla fis­cal. Un mar­co ins­ti­tu­cio­nal dé­bil crea ex­pec­ta­ti­vas ne­ga­ti­vas, de que no se va a cum­plir. Hay que re­for­mar el Con­se­jo Fis­cal para que la gen­te crea efec­ti­va­men­te que exis­te la vo­lun­tad de se­guir la re­gla fis­cal y re­gre­sar al ca­mino de­re­cho.

EX­PRE­SO: En­ton­ces, no es una ma­la no­ti­cia. A pe­sar de que pue­de su­po­ner un me­nor cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, se está re­gre­san­do a la pru­den­cia fis­cal.

JORGE BA­CA: Creo que es un sin­ce­ra­mien­to pro­duc­to de que la reali­dad ha obli­ga­do al mi­nis­tro a en­fren­tar­la, por­que hay in­com­pa­ti­bi­li­dad en de­cir que va­mos a res­pe­tar la tra­yec­to­ria de nues­tro dé­fi­cit de­cre­cien­te y, al mis­mo tiem­po, es­tar en ese rit­mo de gas­to. Ca­da mes ve­mos que en lu­gar de ba­jar el dé-

fi­cit si­gue cre­cien­do. Y eso ha he­cho que el mi­nis­tro –es lo que hay que aplau­dir– ha­ya re­co­no­ci­do la reali­dad.

EX­PRE­SO: Ha ha­bi­do apa­ren­te­men­te un con­sen­so en el sen­ti­do de ad­ver­tir del pe­li­gro del au­to­en­ga­ño, in­clui­do es­te gru­po eco­nó­mi­co que se reúne en EX­PRE­SO.

JORGE BA­CA: In­clu­si­ve pu­bli­qué, ha­ce unas se­ma­nas, una co­lum­na so­bre un te­ma del que no se ha­bla mu­cho, pe­ro que el mis­mo Mi­nis­te­rio ve­nía re­co­no­cien­do: el asun­to de los pa­si­vos con­tin­gen­tes. Son deu­das que es­tán en pro­ce­so ju­di­cial, que no son fir­mes –la con­tin­gen­cia está ahí–, y que por ley o re­gla­men­to no se in­clu­yen en el Presupuesto. La ma­te­ria­li­za­ción de los ac­ti­vos con­tin­gen­tes, por lo me­nos en los úl­ti­mos años, ha es­ta­do por en­ci­ma del uno por cien­to del PBI. En­ton­ces, so­lo ese pun­to ya preo­cu­pa por­que, si te­ne­mos un dé­fi­cit de aper­tu­ra de 2.8 % del PBI y deu­das de con­tin­gen­cia que pue­den ma­te­ria­li­zar­se por en­ci­ma del uno por cien­to, es­ta­ría­mos vio­lan­do ya la re­gla fis­cal. Fe­liz­men­te el MEF ha reac­cio­na­do rá­pi­do. Eso hay que re­co­no­cer­lo.

IS­MAEL BE­NA­VI­DES: Es­to va a ge­ne­rar, ya me ima­gino, un plei­to en el ga­bi­ne­te. Les van cor­tar a to­dos los mi­nis­tros sus pro­yec­tos fa­vo­ri­tos, co­mo siem­pre ocu­rre.

JORGE BA­CA: Creo que es­ta reac­ción del Mi­nis­te­rio es por­que la re­gla fis­cal no se iba a cum­plir. Y la deu­da iba a so­bre­pa­sar el 30 %. Pe­ro es­to es ta­xa­ti­vo: la ley de Trans­pa­ren­cia Fis­cal di­ce que, si en un ho­ri­zon­te de tres años el Mi­nis­te­rio in­tu­ye que la deu­da va a so­bre­pa­sar el 30 %, in­me­dia­ta­men­te tie­ne que to­mar me­di­das de con­so­li­da­ción fis­cal, tan­to por el la­do de los in­gre­sos co­mo por el la­do del gas­to. En­ton­ces, es­te de­cre­to es bá­si­ca­men­te el re­co­no­ci­mien­to de lo que ya en su ma­pa ma­croe­co­nó­mi­co ha­bían ad­mi­ti­do: que ha­bía un 50 % de po­si­bi­li­da­des de que en los pró­xi­mos años la deu­da pa­sa­ra del 30 %.

EX­PRE­SO: Con es­to el en­deu­da­mien­to ya no se­rá tan gran­de, es­pe­re­mos. Pe­ro apro­ve­cho para pe­dir­le a Gui­ller­mo Mo­lo­che que nos ex­pli­que es­ta re­con­ver­sión de deu­da que ha he­cho el mi­nis­tro Thor­ne en es­tos días pre­ci­sa­men­te, en la que ha cam­bia­do unos bo­nos por otros.

GUI­LLER­MO MO­LO­CHE: El ob­je­ti­vo prin­ci­pal de esa ope­ra­ción ha si­do li­be­rar fon­dos para los pró­xi­mos 5 o 10 años. Aho­ra, el pro­ble­ma es que es­ta ope­ra­ción ha si­do muy cos­to­sa. Ha cos­ta­do unos 1,150 mi­llo­nes de so­les en el va­lor no­mi­nal de la ope­ra­ción. Lo que su­ce­de a me­nu­do, a cau­sa de la pre­sión del cor­to pla­zo, es que se to­man me­di­das cos­to­sas en el lar­go pla­zo.

EX­PRE­SO: He­mos per­di­do 1,150 mi­llo­nes de so­les, en­ton­ces, en es­ta ope­ra­ción de co­lo­ca­ción de bo­nos.

GUI­LLER­MO MO­LO­CHE: La deu­da que antes era de 9,100 mi­llo­nes de so­les aho­ra es de 10,250 mi­llo­nes de so­les.

EX­PRE­SO: Y es­to para ob­te­ner li­qui­dez en lo in­me­dia­to. Pe­ro esa no ha si­do la ex­pli­ca­ción sino que ha­bía que “so­la­ri­zar” o des­do­la­ri­zar la deu­da.

GUI­LLER­MO MO­LO­CHE: Pe­ro ese efec­to es mí­ni­mo, al­can­za a so­lo el 2 % de to­da la deu­da.

EX­PRE­SO: ¿No ha que­ri­do con­fe­sar la ver­da­de­ra ra­zón?

IS­MAEL BE­NA­VI­DES: No sa­bría de­cir­te, pe­ro uno in­tu­ye que una ra­zón es la es­tre­chez fis­cal im­por­tan­te. Es­ta ha ve­ni­do dis­mi­nu­yen­do los des­em­bol­sos del MEF, que se han ve­ni­do ajus­tan­do.

EX­PRE­SO: En­ton­ces, con es­ta co­lo­ca­ción de bo­nos el mi­nis­tro Thor­ne ha ob­te­ni­do la li­qui­dez que que­ría y, una vez que la tie­ne, sa­ca es­te de­cre­to. To­da una es­tra­te­gia.

JORGE BA­CA: Así es. Es­to ha es­ta­do pen­sa­do con an­te­la­ción. Es­te te­ma nor­mal­men­te to­ma meses para ne­go­ciar­se. No es tan fá­cil. Tie­ne que con­tac­tar­se a los bo­nis­tas, tra­tar de que to­dos en­tren al can­je. Es to­do un te­ma.

EX­PRE­SO: Ha es­ta­do es­pe­ran­do co­lo­car es­tos bo­nos para po­der lue­go sa­car es­te de­cre­to que re­cor­ta el gas­to. El men­sa­je es que la si­tua­ción real­men­te es se­ria.

JORGE BA­CA: Lo in­tere­san­te de es­te de­cre­to es que aho­ra pa­sa­mos a lo que real­men­te es la ges­tión del MEF: có­mo re­cor­tar el gas­to de in­ver­sión.

EX­PRE­SO: Por­que el gas­to co­rrien­te no lo van a po­der cor­tar.

JORGE BA­CA: Ese es el gran re­to, por­que en una con­so­li­da­ción lo pri­me­ro que cae es el gas­to de in­ver­sión. El re­to para el Pe­rú es in­ver­tir la ten­den­cia per­ver­sa que ha ha­bi­do en los úl­ti­mos tres años, en la que, co­mo se di­ce, el gas­to co­rrien­te sube en ele­va­dor mien­tras la in­ver­sión va por la es­ca­le­ra.

EX­PRE­SO: Por hoy po­de­mos sa­lu­dar que el go­bierno ac­túe res­pon­sa­ble­men­te. ¿Una ma­yo­ría de eco­no­mis­tas es­ta­rá de acuer­do en es­to?

JORGE BA­CA: Yo he vis­to que los que han ve­ni­do opi­nan­do van por esa lí­nea. Aho­ra, to­do es­to se va a re­don­dear en los de­cre­tos que sa­quen con fa­cul­ta­des para los efec­tos del in­gre­so fis­cal.

EX­PRE­SO: ¿Ya no hay lu­gar a ba­jar el IGV en es­te nue­vo con­tex­to?

IS­MAEL BE­NA­VI­DES: El pro­ble­ma no es so­la­men­te por el la­do del gas­to, sino por el la­do del in­gre­so. Los dos es­tán en ni­ve­les his­tó­ri­cos bajos.

EX­PRE­SO: Bueno, hay que sa­lu­dar el sin­ce­ra­mien­to y de­cir­le la ver­dad al pue­blo pe­ruano en cir­cuns­tan­cias du­ras. Nos guar­da­mos para otra oca­sión el te­ma de los pro­yec­tos fa­vo­ri­tos del go­bierno – el Ga­so­duc­to, la Lí­nea 2 del Me­tro y la Re­fi­ne­ría de Ta­la­ra–, gran­des ele­fan­tes blan­cos que no se sa­be qué con­se­cuen­cias van a su­frir en es­te nue­vo con­tex­to. La im­pre­sión es que no está el país para gas­tar­se 7, 8 o más mi­les de mi­llo­nes de dó­la­res en el ga­so­duc­to o 4 mil mi­llo­nes en la re­fi­ne­ría u otros 4 mil en la Lí­nea 2 del Me­tro.

IS­MAEL BE­NA­VI­DES: O los 1,200 mi­llo­nes de dó­la­res en los Jue­gos Pa­na­me­ri­ca­nos. El ga­so­duc­to, co­mo está la eco­no­mía, es un cri­men que pa­gan los pe­rua­nos en la elec­tri­ci­dad, lo que en­ca­re­ce el res­to de la eco­no­mía. Y en el ca­so de los Pa­na­me­ri­ca­nos, si en el más cor­to pla­zo no se lo­gra un fi­nan­cia­mien­to del sec­tor pri­va­do, creo que se de­be­ría ser rea­lis­ta y to­mar una de­ci­sión rá­pi­da.

EX­PRE­SO: Bien, mil gra­cias a to­dos y has­ta una pró­xi­ma opor­tu­ni­dad.

Go­bierno de PPK se sin­ce­ra so­bre si­tua­ción eco­nó­mi­ca en la que ha de­ja­do al Pe­rú la ad­mi­nis­tra­ción de Ollan­ta Hu­ma­la y gru­po eco­nó­mi­co de EX­PRE­SO lo ana­li­za.

"Ele­fan­tes blan­cos" ba­jo la lu­pa de los ana­lis­tas de EX­PRE­SO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.