El co­mer­cio mun­dial cre­ce me­nos que lo es­pe­ra­do.

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - JOR­GE BACA CAMPODÓNICO

a se­ma­na pa­sa­da la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de Co­mer­cio (WTO por sus si­glas en in­glés) anun­ció que el co­mer­cio mun­dial so­lo cre­ce­ría 1.7 % es­te año, muy por de­ba­jo de los 2.8 % pro­nos­ti­ca­dos a prin­ci­pio del 2016. La WTO tam­bién re­du­jo su pro­nós­ti­co de crecimiento pa­ra el 2017 de 3.6 % a 1.8 %. El crecimiento del co­mer­cio mun­dial es­pe­ra­do pa­ra es­te año se­rá el más ba­jo des­de la cri­sis financiera del 2009. En es­ta en­tre­ga ana­li­za­mos la evo­lu­ción re­cien­te del co­mer­cio mun­dial y su im­pac­to en el Pe­rú. El anun­cio de la WTO es preo­cu­pan­te por­que tra­di­cio­nal­men­te el co­mer­cio mun­dial ha cre­ci­do a un rit­mo ma­yor al PBI mun­dial. Por lo tan­to, un crecimiento de 1.7 % en el vo­lu­men del co­mer­cio mun­dial im­pli­ca­ría un crecimiento del PBI mun­dial por de­ba­jo del 1.7 %, lo cual con­tras­ta con el 3.1 % es­pe­ra­do por el FMI. De he­cho, en su anun­cio de la se­ma­na pa­sa­da el WTO re­du­jo su proyección de crecimiento del PBI mun­dial a 2.2 %. Es muy pro­ba­ble que el FMI re­ajus­te sus pro­yec­cio­nes ha­cia aba­jo en los pró­xi­mos me­ses. En el Grá­fi­co 1 se mues­tran las evo­lu­cio­nes de las im­por­ta­cio­nes de los prin­ci­pa­les blo­ques de paí­ses par­ti­ci­pan­tes del co­mer­cio mun­dial. El blo­que más gran­de re­pre­sen­ta­do por los 28 paí­ses de la Unión Eu­ro­pea, se­gui­do por el blo­que de los BRICS (Bra­sil, Ru­sia, In­dia, Chi­na y Su­dá­fri­ca) y fi­nal­men­te EUA. Los tres blo­ques vie­nen re­gis­tran­do una re­duc­ción del va­lor de sus im­por­ta­cio­nes ini­cia­da a fi­na­les del 2014 y sus ni­ve­les ya se en­cuen­tran por de­ba­jo de los al­can­za­dos en el 2011. Las im­por­ta­cio­nes de es­tos tres gran­des blo­ques son la prin­ci­pal fuen­te de de­man­da de nues­tras ex­por­ta­cio­nes. Una re­duc­ción de las im­por­ta­cio­nes de es­tos blo­ques in­ci­de di­rec­ta­men­te en una re­duc­ción de nues­tras ex­por­ta­cio­nes. El pro­ble­ma se agra­va por­que en lo que va del año la re­duc­ción ya no es con­se­cuen­cia de una caí­da de los pre­cios in­ter­na­cio­na­les sino de una re­trac­ción de los vo­lú­me­nes de im­por­ta­cio­nes. La evo­lu­ción de las im­por­ta­cio­nes de nues­tros dos prin­ci­pa­les so­cios co­mer­cia­les (Chi­na y EUA) se mues­tra en el Grá­fi­co 2. Po­de­mos ob­ser­var que la ten­den­cia en lo que va del 2016 es de­cli­nan­te en am­bos paí­ses. No se ob­ser­van se­ña­les de una es­ta­bi­li­za­ción de los ni­ve­les de im­por­ta­ción o de una re­cu­pe­ra­ción en lo que res­ta del año. Las im­por­ta­cio­nes chi­nas anua­li­za­das, ac­tua­li­za­das al mes de agos­to, se en­cuen­tran en ni­ve­les si­mi­la­res a los del 2011. En el ca­so de las im­por­ta­cio­nes de los EUA las im­por­ta­cio­nes se en­cuen­tran en ni­ve­les por de­ba­jo de los del 2012. La ten­den­cia de­cre­cien­te de las im­por­ta­cio­nes de nues­tros prin­ci­pa­les so­cios co­mer­cia­les abre un signo de in­te­rro­ga­ción res­pec­to a lo que nos es­pe­ra en el 2017, es­pe­cial­men­te por­que se da en un con­tex­to de cre­cien­te an­ti glo­ba­li­za­ción y pro­tec­cio­nis­mo. Los dos can­di­da­tos a la pre­si­den­cia de los EUA han ma­ni­fes­ta­do su opo­si­ción a los acuer­dos de li­bre co­mer­cio. La sa­li­da de Gran Bre­ta­ña de la Unión Eu­ro­pea (Bre­xit) es otra fuen­te de in­cer­ti­dum­bre. Gran par­te del di­na­mis­mo de la eco­no­mía pe­rua­na de los años pa­sa­dos ha si­do pro­duc­to del crecimiento de las ex­por­ta­cio­nes tan­to en pre­cios co­mo en vo­lu­men. Exis­te una sig­ni­fi­ca­ti­va co­rre­la­ción en­tre los ci­clos de crecimiento del co­mer­cio mun­dial y los ci­clos de crecimiento del PBI pe­ruano. Las pro­yec­cio­nes de la WTO apun­tan a que la re­cu­pe­ra­ción del co­mer­cio mun­dial to­ma­rá al­gu­nos años. La eco­no­mía Chi­na mues­tra cla­ras se­ña­les de des­ace­le­ra­ción. La eco­no­mía eu­ro­pea con­ti­nua es­tan­ca­da y el BRE­XIT de­be im­pac­tar el co­mer­cio mun­dial a par­tir del 2017. El cre­cien­te pro­tec­cio­nis­mo vie­ne li­mi­tan­do el crecimiento del co­mer­cio. En es­te con­tex­to es evi­den­te que la eco­no­mía pe­rua­na su­fri­rá el im­pac­to del es­tan­ca­mien­to del co­mer­cio mun­dial en los pró­xi­mos años. La tor­men­ta que se avi­zo­ra en el ho­ri­zon­te con­tras­ta con el op­ti­mis­mo mos­tra­do por las au­to­ri­da­des del ac­tual Go­bierno que es­ti­man cre­ci­mien­tos de 5 % pa­ra los pró­xi­mos años. Re­duc­cio­nes de im­pues­tos e in­cre­men­to del gas­to pú­bli­co en un es­ce­na­rio de es­tan­ca­mien­to de las ex­por­ta­cio­nes no es com­pa­ti­ble con los prin­ci­pios de pru­den­cia fis­cal. Lo acon­se­ja­ble se­ría que las me­di­das de ajus­te fis­cal anun­cia­das por el Go­bierno pa­ra re­du­cir el dé­fi­cit fis­cal de es­te año a 3 % del PBI se apli­ca­ran tam­bién en el 2017 y que se re­nun­cia­ra a la anun­cia­da re­duc­ción del IGV. El re­cien­te tí­mi­do au­men­to del “draw­back” no com­pen­sa el atra­so cam­bia­rio que el país tie­ne fren­te a sus com­pe­ti­do­res en el co­mer­cio mun­dial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.