IM­PE­RIO DE LA LEY O DEL CAOS

Diario Expreso (Peru) - - Editorial - PHI­LLIP BUTTERS

El acal­de del ele­gan­te dis­tri­to San Isi­dro ha emi­ti­do un or­de­nan­za municipal que prohí­be el co­mer­cio de mo­ne­da ex­tran­je­ra en la vía pú­bli­ca. Pa­ra im­po­ner su au­to­ri­dad Manuel Ve­lar­de de­be­rá uti­li­zar a su cuer­po de Se­re­naz­go y en ca­so ul­te­rior a la po­li­cía. Yo no es­toy de acuer­do con erra­di­car a los cam­bis­tas de dó­la­res de las ca­lles sa­ni­si­dri­nas, sin em­bar­go, si la po­li­cía les exi­ge a mis ami­gos cam­bis­tas que se va­yan, ellos de­ben aca­tar y sin opo­ner re­sis­ten­cia a la au­to­ri­dad de­be­rán re­ti­rar­se. Ellos no po­drán aga­rrar­se a em­pe­llo­nes ni con los se­re­nos ni con los po­li­cías, ha­cer­lo es de­lin­quir, y los de­lin­cuen­tes de­ben ir pre­sos. El al­cal­de del po­pu­lo­so dis­tri­to de La Vic­to­ria ha dis­pues­to el cie­rre del Mer­ca­do de Fru­tas. La Mu­ni­ci­pa­li­dad de La Vic­to­ria es pro­pie­ta­ria de di­cho cen­tro de abas­tos, el Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo ha en­con­tra­do irre­gu­la­ri­da­des en el desem­pe­ño de los co­mer­cian­tes, el Mi­nis­te­rio de Sa­lud re­cu­sa las con­di­cio­nes de sa­lu­bri­dad de ese cen­tro dis­tri­bui­dor de fru­tas y… ¡ra­tas! Ha exis­ti­do un de­bi­do pro­ce­so en don­de se han no­ti­fi­ca­do opor­tu­na­men­te to­dos los in­con­ve­nien­tes. Los em­pre­sa­rios ale­gan que el al­cal­de Elías Cu­ba pre­ten­de fa­vo­re­cer a de­ter­mi­na­das amis­ta­des con una nue­va administración, ese no es el te­ma, si lo pue­de ce­rrar le­gal­men­te, que lo cie­rre, no sin an­tes des­alo­jar a los co­mer­cian­tes. Pa­ra ello de­be con­tar con la po­li­cía que de­be des­ta­car el mi­nis­tro Ba­som­brío. Los co­mer­cian­tes no de­ben, ni pue­den en­fren­tar­se a pa­la­zos o pe­dra­das con la po­li­cía. La Ley es du­ra, pe­ro es la ley. Si ellos no lo en­tien­den, de­be­rán ir a la cár­cel. En Apu­rí­mac, uno de los de­par­ta­men­tos más po­bres del Pe­rú se ha ve­ni­do desa­rro­llan­do el pro­yec­to mi­ne­ro Las Bam­bas. Con más de 10,000 mi­llo­nes de dó­la­res de in­ver­sión y con de­ce­nas de trá­mi­tes rea­li­za­dos en los úl­ti­mos sie­te años re­cién se pue­de trans­por­tar lo ex­plo­ta­do por la mi­na. La em­pre­sa mi­ne­ra ha con­tra­ta­do a otra em­pre­sa trans­por­tis­ta -pa­ra la cual ha tra­ba­ja­do PPK- pa­ra lle­var su pro­duc­ción has­ta una es­ta­ción fe­rro­via­ria en Ima­ta / Cus­co y de ahí la ri­que­za de los An­des de­be­rá ba­jar en fe­rro­ca­rril has­ta la cos­ta pa­ra ser ex­por­ta­da. Allá no hay im­pro­vi­sa­ción, ni pre­po­ten­cia cie­ga, ni bru­ta, ni acho­ra­da. Los pro­ce­sos de ne­go­cia­ción han con­ta­do con el con­cur­so de al­cal­des dis­tri­ta­les, pro­vin­cia­les, sen­dos go­ber­na­do­res re­gio­na­les, mi­nis­tros de ener­gía y mi­nas, mi­nis­tros del Am­bien­te y to­do el apa­ra­to del Es­ta­do re­pre­sen­ta­do por fun­cio­na­rios pú­bli­cos y au­to­ri­da­des ele­gi­das de­mo­crá­ti­ca­men­te en las ur­nas, por tres pe­rio­dos con­se­cu­ti­vos, ello im­pli­ca las ad­mi­nis­tra­cio­nes de Gar­cía, Hu­ma­la y aho­ra de PPK. Pe­no­sa­men­te ya hay un co­mu­ne­ro muer­to. Pro­tes­tan por­que los ca­mio­nes ha­cen bu­lla y le­van­tan pol­vo por un ca­mino pú­bli­co. El mi­nis­tro Ba­som­brío en vez de ex­pli­car cla­ra­men­te que el im­pe­rio de la ley exi­ge que no se de­ben blo­quear ca­rre­te­ras, que no se pue­de ame­na­zar a un po­li­cía, -ni a nin­gún otro pe­ruano-, mu­chos me­nos in­ten­tar ma­tar a un po­li­cía a pe­dra­das por­que si uno lo ha­ce se ex­po­ne a re­ci­bir un ba­la­zo. En vez de ha­cer pre­va­le­cer el prin­ci­pio de au­to­ri­dad y re­for­zar el Es­ta­do de de­re­cho, nues­tro aco­bar­da­do mi­nis­tro de “Ase­so­ría en Se­gu­ri­dad” ar­gu­men­ta a fa­vor de quien ha de­lin­qui­do y no res­pal­da a la po­li­cía na­cio­nal. Di­go, ¿de la­do de quién es­tá el Co­man­dan­te Su­pre­mo de las Fuer­zas Ar­ma­das y Po­li­cia­les?, ¿que­re­mos otro Baguazo, que­re­mos paz y pro­gre­so o caos? ¡Ha­bla PPK! ¡Haz PPK! Tú eres lo que ha­ces, no lo que di­ces.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.