BA­SOM­BRÍO: VA UNO

Diario Expreso (Peru) - - Editorial - AL­FON­SO BAELLA HE­RRE­RA

La ges­tión del mi­nis­tro del In­te­rior, Carlos Ba­som­brío, su­mó una es­ta­dís­ti­ca la­men­ta­ble a su ges­tión en me­nos de 100 días al man­do del Mi­nis­te­rio del In­te­rior: su pri­mer muer­to. Y aun­que quie­ra ba­ra­jar, des­viar e impu­tar­le a po­li­cías de man­dos me­dios la res­pon­sa­bi­li­dad de la muer­te del co­mu­ne­ro Quin­tino Ce­re­ce­da (42), la mi­ra­da de to­dos lle­va a un so­lo res­pon­sa­ble po­lí­ti­co: él. Po­drá de­cir y re­pe­tir que no hu­bo plan ope­ra­ti­vo apro­ba­do o que los co­ro­ne­les de la po­li­cía ac­tua­ron por la li­bre pe­ro eso no qui­ta que los mi­nis­tros de Es­ta­do son quie­nes de­ben asu­mir las consecuencias de lo que ocu­rre en sus por­ta­fo­lios. La ac­ti­tud del mi­nis­tro ha crea­do un pro­ble­ma gra­ví­si­mo pa­ra el Go­bierno. La ra­zón es muy sen­ci­lla: Ba­som­brío mi­ra las co­sas de un so­lo la­do. Pa­ra él, co­mo lo se­ña­ló en su do­mi­ni­cal dis­cur­so te­le­vi­sa­do so­bre el en­fren­ta­mien­to de los co­mu­ne­ros en Qehui­ra, lo que im­por­ta es "en­con­trar la ver­dad". Y si la ver­dad es lo su­pre­mo, aún la jus­ti­cia pue­de es­pe­rar. Lla­mó la aten­ción que en su pre­sen­ta­ción no di­je­ra ca­si na­da so­bre el ata­que a la po­li­cía, so­bre la gra­ve­dad de las he­ri­das de uno de los efec­ti­vos, so­bre los res­pon­sa­bles de esos ata­ques, so­bre el de­li­to que co­me­ten quie­nes blo­quean vías pú­bli­cas -sean na­cio­na­les o ve­ci­na­les-, so­bre el chan­ta­je que pre­ten­de ejer­cer par­te de la co­mu­ni­dad so­bre la em­pre­sa y no di­jo una pa­la­bra so­bre las ONG y los de­lin­cuen­tes que exa­cer­ban el con­flic­to. El mi­nis­tro no men­cio­nó nun­ca ni Es­ta­do de de­re­cho ni im­pe­rio de la ley. Y más cu­rio­so en su ca­so por ser el mi­nis­tro del In­te­rior. En los he­chos Ba­som­brío ha en­via­do un men­sa­je sim­ple pe­ro dan­tes­co a to­dos los de­lin­cuen­tes vio­len­tis­tas: pue­den ce­rrar vías, chan­ta­jear y pe­dir lo que quie­ran. El mi­nis­tro bus­ca­dor de la ver­dad no se ocu­pa­rá del te­ma y cuan­do es­te des­bor­de y lle­gue la vio­len­cia le echa­rá la cul­pa a la po­li­cía y a quie­nes la ayu­den. En las úl­ti­mas ho­ras las co­mu­ni­da­des exi­gen que pa­ra li­be­rar las vías blo­quea­das se acer­que per­so­nal­men­te Za­va­la o PPK. ¿Qué ha­rá el mi­nis­tro Ba­som­brío?¿Có­mo en­con­tra­rá la ver­dad?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.