CON­FIEP Y LAS BAM­BAS

Diario Expreso (Peru) - - Opinión -

“Na­die pue­de pre­ten­der sa­car ade­lan­te un pro­yec­to en me­dio de pro­tes­tas y con muer­tos”. (Mar­tín Pé­rez. “El Co­mer­cio”. 5 agos­to de 2015). El au­tor de la ci­ta, se­ñor Mar­tín Pé­rez, es na­da me­nos que el ac­tual pre­si­den­te de la Con­fiep, la más gran­de aso­cia­ción de em­pre­sa­rios pri­va­dos del Pe­rú, don­de el sec­tor mi­ne­ro es el que tie­ne más pe­so. No es una opi­nión per­so­nal ni una po­si­ción ins­ti­tu­cio­nal. Es una cons­ta­ta­ción de he­chos: To­ma y que­ma de las mi­nas de Man­hat­tan ca­na­dien­se en Tam­bo­gran­de (Lam­ba­ye­que) y “La Zan­ja” (gru­po Be­na­vi­des) en Ca­ja­mar­ca; pro­yec­tos frus­tra­dos por ac­ción de ma­sas y san­grien­ta­men­te, en­tre otros, Ce­rro Qui­lish y Con­ga en Ca­ja­mar­ca, Ca­na­ris­ya­cu (Lam­ba­ye­que ) y Tía María (Are­qui­pa); ya­ci­mien­tos pe­tro­lí­fe­ros en Lo­re­to y gas en el Cus­co. Aque­llo pue­de su­ce­der o ya es­tá su­ce­dien­do en Las Bam­bas a so­lo me­ses de su en­tra­da en pro­duc­ción. De­pen­de de per­ci­bir­se la di­fe­ren­cia ne­ta o ab­so­lu­ta que exis­te en­tre to­dos los pro­yec­tos por­que aten­ta­ban con­tra la agri­cul­tu­ra y so­la­men­te Las Bam­bas no aten­ta con­tra la agri­cul­tu­ra. Allá, es “agro sí - mi­na no”. En la pro­vin­cia de Co­ta­bam­bas (una de las 7 pro­vin­cias de Apu­rí­mac), es “mi­ne­ría sí”, en pu­na ca­si de­sér­ti­ca so­bre 4,000 msnm. Aquí hay su­per­vi­ven­cia hu­ma­na ca­si sin es­pe­ran­za, su po­bla­ción es la más co­bri­za, la más que­chua y la más in­cai­ca. Apu­rí­mac es el nú­cleo du­ro del Pe­rú an­ti­guo, hoy Pe­rú pro­fun­do. Y la más gue­rre­ra: Has­ta con­tra el im­pe­rio in­cai­co, nues­tros chan­cas ca­si to­man el Cus­co y de­rri­ba­ron al In­ca Yahuar Hua­ca. Fue­ron eje geo­grá­fi­co y de­mo­grá­fi­co en to­das las gue­rras ha­bi­das a lo lar­go de la his­to­ria del Pe­rú, bas­ta men­cio­nar al­gu­nos nom­bres: An­qohua­llo, Mi­cae­la Bas­ti­das, Pu­ma­cahua, J. M. Ar­gue­das y ac­tual­men­te el so­ció­lo­go in­ter­na­cio­nal Teó­fi­lo Al­ta­mi­rano y el que­chuaha­blan­te al­mi­ran­te Hu­go Ra­mí­rez Ca­na­val. En to­do ca­so, lo an­ti­mi­ne­ro ven­dría de los va­lles del mis­mo de­par­ta­men­to de Apu­rí­mac, y prin­ci­pal­men­te del Cus­co y de Ica, cuan­do vean la con­ta­mi­na­ción del río Chal­huahua­cho, afluen­te del río San­to To­mas, ríos Apu­rí­mac, Ene, Uca­ya­li y Ama­zo­nas ; des­apa­ri­ción de sus gla­cia­res, de sus mo­nu­men­tos his­tó­ri­cos co­mo Cho­que­qui­rao, Ma­chu­pic­chu, las lí­neas de Naz­ca, etc. Pa­sa­rán lus­tros pa­ra que el Cus­co des­pier­te. Mien­tras tan­to, la mi­ne­ra Las Bam­bas de­be en­sam­blar­se con to­do el de­par­ta­men­to de Apu­rí­mac; lo que es fá­cil, pues su per­so­nal pro­me­dio es de 4,000 per­so­nas que co­men tres ve­ces al día. La mi­ne­ra de­be­rá en sus co­me­do­res mo­der­nos de au­to­ser­vi­cio ha­cer que se con­su­man los pro­duc­tos de la re­gión; es de­cir, con­ver­tir a los apu­ri­me­ños de to­das las cla­ses y sec­to­res en sus ex­clu­si­vos pro­vee­do­res. Pa­ra ello, coor­di­nar con sus cin­co uni­ver­si­da­des, con sus cá­ma­ras de agri­cul­to­res, de ga­na­de­ros, de co­mer­cian­tes, in­dus­tria­les, etc. pa­ra es­te rol co­mo ac­to­res de la eco­no­mía, dis­po­ner de 300 o 500 mi­llo­nes de dó­la­res, es in­ver­sión pa­ra es­ta mi­ne­ría en Co­ta­bam­bas, atí­pi­ca. No­ta: Leer mi ar­tícu­lo en el dia­rio Ex­pre­so del miér­co­les 24 de agos­to de 2016.

ISAAC HU­MA­LA TAS­SO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.