“QUE NO VEN­GA CENCOSUD ACÁ A MENDIGARNOS SO­BRE EL TE­RRENO DEL EJÉR­CI­TO”

Diario Expreso (Peru) - - Portada -

Yo voy a ser muy se­ve­ro en que cum­pla ese com­pro­mi­so que asu­mió con el co­man­do del Ejér­ci­to es­te se­ñor de Cencosud, que es el due­ño. Que asu­ma su com­pro­mi­so y pa­gue men­sual un mi­llón 600 mil. Acá no hay vuel­ta que dar­le. En ese sen­ti­do, yo le he en­via­do una car­ta so­li­ci­tan­do al pre­si­den­te Pe­dro Pablo Kuczynski, en el que lo pon­go a l tan­to so­bre es­te te­ma. Es­to no sig­ni­fi­ca crear­nos di­fe­ren­cias con Chi­le en lo ab­so­lu­to, pe­ro si vie­ne acá al Pe­rú, se tie­ne que so­me­ter a los com­pro­mi­sos que él mis­mo ha asu­mi­do y que no ven­ga acá a mendigarnos so­bre un te­rreno que es­tá usu­fruc­tuan­do y ga­nan­do mi­llo­nes y mi­llo­nes. No lo voy a per­mi­tir. De lo con­tra­rio, ten­dre­mos que ac­tuar, que por me­di­das de se­gu­ri­dad co­lin­dan­tes con ins­ta­la­cio­nes mi­li­ta­res, ten­gan que El nue­vo de­cre­to ley or­de­na que las FF.AA. van to­mar el con­trol del Vraem co­mo un co­man­do úni­co. O sea uni­fi­ca­do. Eso se lla­ma la uni­dad de co­man­do. No pue­de ha­ber dos ca­be­zas por­que es­to no an­da así. Sí. La idea es que las FF.AA. van a to­mar el co­man­do. Eso no es nin­gún se­cre­to por­que lo que se va a ha­cer es que el ge­ne­ral del Ejér­ci­to Ma­nuel Gó­mez de la Torre va a asu­mir

de­socu­par, con to­dos los da­ños y per­jui­cios que nos es­tá oca­sio­nan­do su in­di­fe­ren­cia y de­sin­te­rés. Ver­da­de­ra­men­te exis­te, al pa­re­cer, co­man­dos an­te­rio­res que ha­yan he­cho con­ve­nios con es­te se­ñor le­si­vos a los in­tere­ses del Ejér­ci­to. Sea quien fue­re, que se de­ter­mi­ne qué ge­ne­ral u ofi­cial ha fir­ma­do al­gún ti­po de con­ve­nio por tan­tos años, lo cual no hue­le tan bien. Yo he pe­di­do la in­for­ma­ción al co­man­dan­te del Ejér­ci­to pa­ra que en­víe to­dos los an­te­ce­den­tes pa­ra ana­li­zar, eva­luar y ha­cer las co­rres­pon­dien­tes de­nun­cias si lo ame­ri­tan. esa res­pon­sa­bi­li­dad en el Vraem, con­jun­ta­men­te con el al­mi­ran­te Ca­lix­to Giam­pe­tri. Ellos van a ar­ti­cu­lar en­tre el go­bierno cen­tral, el go­bierno re­gio­nal y lo­cal. E in­vo­lu­crar a los miem­bros de los co­mi­tés de au­to­de­fen­sa, que son los ar­tí­fi­ces de la pa­ci­fi­ca­ción na­cio­nal jun­to con las FF.AA. y la PNP. Ese miem­bro del co­mi­té de de­fen­sa es el ci­vil que pu­so el pe­cho por el Pe­rú y ese sol­da­do sin uni­for­me ha com­ba­ti­do con sus ojo­tas, chu­llos y su pon­cho, lo­gran­do la pa­ci­fi­ca­ción na­cio­nal y me­re­ce el re­co­no­ci­mien­to y gra­ti­tud del Es­ta­do y de to­do el pue­blo pe­ruano.

anu­lar esas con­ce­sio­nes. No se pue­de con­ce­der con­ce­sio­nes le­si­vas al in­te­rés na­cio­nal. Es­te te­ma de te­ner una fron­te­ra de 1,600 km con Co­lom­bia, que es a lo lar­go del río Pu­tu­ma­yo, siem­pre ha si­do un lu­gar muy vul­ne­ra­ble en to­da la fron­te­ra por el te­ma de las FARC. Es una zo­na don­de he tra­ba­ja­do en dos opor­tu­ni­da­des y co­noz­co to­da la fron­te­ra del Pu­tu­ma­yo, in­clu­so los que ini­cial­men­te eran lu­ga­res de des­can­so de los gue­rri­lle­ros que pa­sa­ban al la­do pe­ruano. Ellos se lla­man los cha­ta­rre­ros, es de­cir los que co­mer­cia­li­za­ban a tra­vés de re­des flu­via­les con las FARC. En ese sen­ti­do, yo he pe­di­do in­for­ma­ción real y voy a reite­rar una lla­ma­da de aten­ción al Co­man­dan­te Ge­ne­ral del Ejér­ci­to de ha­ber­le so­li­ci­ta­do in­for­ma­ción, por­que allí es­tán to­dos los pues­tos de vi­gi­lan­cia a car­go del Ejér­ci­to, pa­ra que in­for­me cuál es la Hay un se­gun­do pun­to que ma­ni­fes­té, que te­ne­mos que ver for­mas efec­ti­vas y que per­mi­tan im­pe­dir cual­quier ti­po de in­fil­tra­ción. Pre­ten­der cui­dar 1,600 km de fron­te­ra es im­po­si­ble pe­ro exis­ten al­ter­na­ti­vas, aun­que so­mos par­te del con­ve­nio de Ota­wa que pros­cri­be el em­pleo de mi­nas an­ti­per­so­na­les, en las cua­les no­so­tros he­mos des­trui­do mi­llo­nes de es­tas. Sin em­bar­go, tra­tán­do­se de un fin su­pre­mo que es la mis­ma su­per­vi­ven­cia de la paz y la tran­qui­li­dad, ten­dre­mos que to­mar me­di­das y eva­luar­las. Es­to sin afec­tar a la po­bla­ción. Aho­ra, yo no es­toy di­cien­do que eso de­be ha­cer­se, pe­ro sí eva­luar­se en de­ter­mi­na­dos sec­to­res don­de no hay un trá­fi­co de per­so­nas per­ma­nen­tes. Acá no es so­la­men­te el te­rro­ris­mo, sino el narcotráfico y la ta­la ile­gal de la ma­de­ra. En el la­do de Co­lom­bia to­da­vía hay ár­bo­les pe­ro en la par­te pe­rua­na es­tá to­tal­men­te ta­la­do. El se­ñor mi­nis­tro de De­fen­sa es una per­so­na que ha si­do sol­da­do y tie­ne ex­pe­rien­cia en in­te­li­gen­cia. Y he ma­ni­fes­ta­do que hay que des­mi­li­ta­ri­zar el Vraem y me­ter más in­te­li­gen­cia tam­bién pa­ra el Pu­tu­ma­yo. Yo he te­ni­do éxi­tos en la gue­rra con­tra­su­bver­si­va. Era más in­te­li­gen­cia que me­ter ba­la a dies­tra y si­nies­tra.

No creo que lle­gue a ese ex­tre­mo por­que no se com­pro­me­te de una ma­ne­ra di­rec­ta la se­gu­ri­dad na­cio­nal, pe­ro sí exis­te en ese ca­so por ejem­plo que cier­tas con­ce­sio­nes tie­nen que ser re­vi­sa­das y es­ta pue­de ser una de ellas, más si tie­nen vi­cios le­ga­les o atis­bos de co­rrup­ción, en cu­yo ca­so te­ne­mos que

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.