VE­NE­ZUE­LA EN MAR­CHA POR SU LI­BE­RA­CIÓN

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - CAR­LOS BRU­CE

De for­ma ca­da vez más des­ca­ra­da y bru­tal, la sa­tra­pía chavista mues­tra al mun­do de lo que es ca­paz con tal de per­pe­tuar­se en el po­der. Sin res­pe­tar for­ma al­gu­na, y con la com­pli­ci­dad del po­der ju­di­cial y los en­tes elec­to­ra­les, el cha­vis­mo aca­ba de dar un vir­tual gol­pe de Es­ta­do al pa­ra­li­zar el pro­ce­so re­vo­ca­to­rio que es­ta­ba en mar­cha se­gún lo es­ta­ble­ce la Cons­ti­tu­ción de ese país. Ya días an­tes, el ré­gi­men de Maduro, con irra­cio­na­li­dad ma­ni­fies­ta ha­bía gol­pea­do al Po­der Le­gis­la­ti­vo al dis­po­ner que el presupuesto pú­bli­co sea pre­sen­ta­do an­te la Sa­la Cons­ti­tu­cio­nal, sal­tán­do­se a la Asam­blea Na­cio­nal. Así, con una bru­ta­li­dad tras otra, el cha­vis­mo va con­du­cien­do al país ha­cia el caos y el co­lap­so en me­dio de una cri­sis so­cial y eco­nó­mi­ca es­pan­to­sa de im­pre­de­ci­bles con­se­cuen­cias. La si­tua­ción que se ge­ne­ra­rá de­ven­drá en in­sos­te­ni­ble e in­go­ber­na­ble por el es­ta­lli­do so­cial que se es­tá ger­mi­nan­do. Ya el con­gre­so ve­ne­zo­lano ha apro­ba­do ini­ciar un pro­ce­di­mien­to con mi­ras a un "jui­cio po­lí­ti­co y pe­nal" con­tra Maduro por la vir­tual rup­tu­ra del or­den cons­ti­tu­cio­nal, con lo cual la con­fron­ta­ción en­tre po­de­res de­ven­drá irre­ver­si­ble cris­pan­do aún más el es­ce­na­rio po­lí­ti­co. Los es­tra­gos del au­to­ri­ta­rio sis­te­ma chavista que pa­de­ce la po­bla­ción son tan gra­ves que el ré­gi­men ya no es via­ble so­cial ni po­lí­ti­ca­men­te, al ex­tre­mo de ha­ber lle­va­do a to­da la po­bla­ción ha­cia una es­pan­to­sa ca­res­tía im­po­si­ble de so­por­tar. A ello hay que agre­gar la des­co­mu­nal cri­sis eco­nó­mi­ca y hu­ma­ni­ta­ria en un es­ce­na­rio de re­pre­sión to­ta­li­ta­ria del ré­gi­men que no res­pe­ta los mí­ni­mos va­lo­res y de­re­chos de­mo­crá­ti­cos de to­da una po­bla­ción que su­fre ham­bre y ca­res­tía. An­te es­te dra­ma del país ve­cino los paí­ses de­mo­crá­ti­cos de la re­gión nos po­ne­mos al la­do del pueblo que su­fre, que cla­ma por ayu­da y exi­ge a gri­tos li­ber­tad, de­mo­cra­cia y res­pe­to a sus de­re­chos. Aho­ra más que nun­ca hay que in­vo­car la ac­ti­va­ción de la Car­ta De­mo­crá­ti­ca de la OEA co­mo una cla­ra mues­tra de que Ve­ne­zue­la no es­tá so­la en su lu­cha de­mo­crá­ti­ca. El pueblo de­mo­crá­ti­co de Ve­ne­zue­la ya es­tá de pie y en mar­cha mos­tran­do al mun­do su ges­ta li­ber­ta­ria fren­te a la opre­sión de un ré­gi­men que ha per­di­do to­da le­gi­ti­mi­dad. No ha­brá re­pre­sión que pue­da do­ble­gar ese es­pí­ri­tu de lu­cha ci­vi­li­za­da y pa­cí­fi­ca de to­da una na­ción que le ha di­cho bas­ta a la ig­no­mi­nia de un ré­gi­men im­pre­sen­ta­ble que ha lle­va­do a su país al bor­de del abis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.