VI­SAS PA­RA PRO­FE­SIO­NA­LES

Son es­pe­cial­men­te pa­ra mé­di­cos, ex­per­tos en el ma­ne­jo de maquinarias y equi­pos de ries­go, co­mo ra­yos X. Se te­me que ha­ya fu­ga de ta­len­tos en el sec­tor Sa­lud.

Diario Expreso (Peru) - - Portada - ERICK SÁN­CHEZ erick­san­chez­no­rie­ga@hot­mail.com

Por mi me­jo­ría mi ca­sa de­ja­ría, re­za una fra­se po­pu­lar. Sin em­bar­go, cuan­do un país se ve en la ne­ce­si­dad de cu­brir una de­man­da la­bo­ral in­sa­tis­fe­cha, an­te la au­sen­cia de pro­fe­sio­na­les es­pe­cia­li­za­dos en dis­tin­tos cam­pos co­mo in­ge­nie­ría, me­di­ci­na y psi­co­lo­gía o elec­tri­ci­dad, no que­da otra op­ción que cu­brir ese dé­fi­cit en el ex­te­rior. Es­to pro­cu­ran­do no afec­tar a los ciu­da­da­nos del país re­cep­tor o im­por­ta­dor, en es­te ca­so Es­ta­dos Uni­dos. Des­de el año 2014 Es­ta­dos Uni­dos (EE.UU.) ha im­ple­men­ta­do, en su po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria, el de­no­mi­na­do Plan Oba­ma que tie­ne la fi­na­li­dad de aten­der los al­tos ín­di­ces de de­sem­pleo y a su vez una de­man­da in­sa­tis­fe­cha en cier­tos cam­pos, co­mo es en el ca­so de la sa­lud, se­gún el eco­no­mis­ta Gil­ber­to Oje­da. En efec­to, si en­tra­mos a la pá­gi­na web ofi­cial de la em­ba­ja­da de los Es­ta­dos Uni­dos se po­drá ve­ri­fi­car los re­qui­si­tos y las mo­da­li­da­des de la Vi­sa H-1B o Vi­sa de Tra­ba­ja­dor Es­pe­cia­li­za­do. Oje­da se­ña­la a EX­PRE­SO que, aun­que las es­pe­cia­li­da­des van des­de ex­per­tos en eco­no­mía, in­ge­nie­ría, elec­tró­ni­ca, cons­truc­ción, mé­di­cos y edu­ca­do­res prin­ci­pal­men­te, “en nues­tro país de­be fre­nar­se es­ta fu­ga de ta­len­tos que ge­ne­ra es­te Plan Oba­ma por­que de no ha­cer­lo co­rre­mos el ries­go de per­der no me­nos de 10 mil pro­fe­sio­na­les pe­rua­nos, ma­yo­ri­ta­ria­men­te de la se­gu­ri­dad so­cial, es de­cir mé­di­cos y en­fer­me­ras, pa­ra per­jui­cio del ase­gu­ra­do pe­ruano”, re­fi­rió. Es­te plan de­ta­lla que la Vi­sa H-1B se uti­li­za con fre­cuen­cia pa­ra com­pa­ñías es­ta­dou­ni­den- ses que desean con­tra­tar a pro­fe­sio­na­les y téc­ni­cos ex­tran­je­ros de 50 es­pe­cia­li­da­des que com­par­ti­mos en cua­dro apar­te en es­tas pá­gi­nas. Sin em­bar­go, es­ta ca­te­go­ría de vi­sa tie­ne un lí­mi­te de 65,000 du­ran­te ca­da año fis­cal, con el ra­zo­na­mien­to de que así se pre­ten­de pro­te­ger a los tra­ba­ja­do­res es­ta­dou­ni­den­ses y man­te­ner los suel­dos a un ni­vel es­ta­ble.

SA­LUD, EL MÁS AFEC­TA­DO

“El otor­ga­mien­to de es­ta vi­sa afec­ta­rá sin em­bar­go la ofer­ta de ser­vi­cios pro­fe­sio­na­les en nues­tro país, prin­ci­pal­men­te en el sec­tor sa­lud. Di­cho de otra ma­ne­ra, en el Pe­rú no al­can­za­rá la can­ti­dad de mé­di­cos es­pe­cia­lis­tas, sea de fa­mi­lia, me­di­ci­na ge­ne­ral, on­co­lo­gía y otros pa­ra aten­der a los pa­cien­tes que desa­rro­llen en­fer­me­da­des, por­que mu­chos doc­to­res ya se pre­pa­ran pa­ra emi­grar”, afir­mó. “El im­pac­to se po­drá per­ci­bir des­de el ni­vel de aten­ción pri­ma­ria y se agra­va­rá al tras­la­dar a los pa­cien­tes a los cen­tros es­pe­cia­li­za­dos, ge­ne­ran­do cue­llos de bo­te­lla de ma­yor mag­ni­tud de los que es­ta­mos per­ci­bien­do des­de el año 2004”, co­men­tó. A di­fe­ren­cia de la idea de que la ofer­ta y de­man­da del mer­ca­do la­bo­ral no en­cuen­tra su equi­li­brio por de­cre­to, en el go­bierno de Ba­rack Oba­ma a tra­vés de un de­cre­to se in­ten­ta ubi­car el ori­gen del pro­ble­ma pa­ra so­lu­cio­nar el ci­ta­do dé­fi­cit de es­pe­cia­lis­tas, afir­mó. “Pa­ra el ca­so pe­ruano, por ejem­plo, se han da­do he­chos en lo­ca­li­da­des al­toan­di­nas de ex­tre­ma po­bre­za y en zo­na de fron­te­ra, don­de se con­vo­có a con­cur­so pa­ra cu­brir pla­zas, y, pa­ra­dó­ji­ca­men­te, el con­cur­so se de­cla­ró de­sier­to”, ase­ve­ró Oje­da.

FU­GA DE TA­LEN­TOS

“Han exis­ti­do ca­sos en don­de se

per­dió la pla­za al no dar la co­ber­tu­ra. Tam­bién en las mis­mas lo­ca­li­da­des ca­ren­tes de per­so­nal se ha vis­to ca­sos en los que de­ben des­pla­zar per­so­nal mé­di­co de cen­tros asis­ten­cia­les, co­mi­sión de ser­vi­cio, en es­to ve­mos que se cum­ple la fra­se des­ves­tir un san­to pa­ra ves­tir otro”, co­men­ta. En EsSa­lud se de­be dar un sinceramiento en ma­te­ria la­bo­ral, lo cual de­be fre­nar la fu­ga de ta­len­tos, de no ha­cer­lo se co­rre el ries­go de per­der no me­nos de 10 mil pro­fe­sio­na­les pe­rua­nos, ma­yo­ri­ta­ria­men­te de la se­gu­ri­dad so­cial, pa­ra per­jui­cio del ase­gu­ra­do pe­ruano, reite­ró.

VOZ AU­TO­RI­ZA­DA

En esa mis­ma lí­nea, el doc­tor Raúl Men­dio­la co­men­tó a EX­PRE­SO que mu­chos mé­di­cos jó­ve­nes del país pre­fie­ren ir­se al ex­tran­je­ro por­que las con­di­cio­nes de tra­ba­jo y re­mu­ne­ra­cio­nes son me­jo­res, co­mo en Bra­sil, que les pa­gan tres ve­ces más. Res­pec­to de los mé­di­cos es­pe­cia­lis­tas, la si­tua­ción es más agu­da por­que son mu­cho me­jor pa­ga­dos. Un mé­di­co que ter­mi­na la es­pe­cia­li­dad aquí en el Pe­rú de­fi­ni­ti­va­men­te es­tá mu­cho me­jor pa­ga­do en el ex­tran­je­ro. En­ton­ces hay una mi­gra­ción per­ma­nen­te y cons­tan­te de los mé­di­cos es­pe­cia­lis­tas. ¿Cuán­to nos cues­ta pre­pa­rar a un mé­di­co en su es­pe­cia­li­dad pa­ra que lue­go se va­ya al ex­tran­je­ro? Eso es al­go que la­men­ta­ble­men­te es­tá ocu­rrien­do. Men­dio­la ex­pli­có que hay un dé­fi­cit de apro­xi­ma­da­men­te 20 mil es­pe­cia­lis­tas a ni­vel na­cio­nal. “Tú te vas a cual­quier re­gión del país y vas a en­con­trar que hay un dé­fi­cit por ejem­plo en Tum­bes. No en­cuen­tras of­tal­mó­lo­go, en­do­cri­nó­lo­go, etc. Eso ocu­rre en to­do el Pe­rú”. Asi­mis­mo re­fi­rió que los es­pe­cia­lis­tas es­tán con­cen­tra­dos en Li­ma, Tru­ji­llo, Are­qui­pa y Chi­cla­yo. “Des­pués de esas ciu­da­des no en­cuen­tras es­pe­cia­lis­tas, la gen­te tie­ne que via­jar de una re­gión a otra pa­ra ha­cer­se las ci­ru­gías, pa­ra ha­cer­se tra­tar por mé­di­cos ad hoc. Ya se ima­gi­nan el gas­to al que tie­nen que re­cu­rrir es­tas per­so­nas pa­ra aten­der­se. Es de­cir de­jan de ser pa­cien­tes pa­ra con­ver­tir­se en víc­ti­mas de un sis­te­ma que no fun­cio­na”, cues­tio­nó.

“NO ME SOR­PREN­DE”

De igual ma­ne­ra el doc­tor Men­dio­la re­fi­rió que no le sor­pren­de que los mé­di­cos se va­yan a Es­ta­dos Uni­dos o a otros paí­ses co­mo Ca­na­dá o Chi­le, tal co­mo ocu­rre con la Vi­sa H-1B que ofre­ce EE.UU. “Aque­llas na­cio- nes con­tra­tan a es­pe­cia­lis­tas que no for­ma­ron por­que se aho­rran di­ne­ro en la for­ma­ción de es­tos y de los ries­gos que im­pli­can es­tas es­pe­cia­li­da­des”. Fi­nal­men­te re­cor­dó que la me­jor for­ma de evi­tar que ha­ya una fu­ga de ta­len­tos en el sec­tor Sa­lud es me­jo­ran­do los suel­dos, pe­ro no so­lo en el ca­so de los es­pe­cia­lis­tas sino de los mé­di­cos en ge­ne­ral. “Re­cor­de­mos que el mé­di­co pe­ruano es uno de los peor pa­ga­dos no so­lo de La­ti­noa­mé­ri­ca sino del mun­do. El mé­di­co pe­ruano tie­ne que tra­ba­jar en va­rios lu­ga­res y, en oca­sio­nes, al­gu­nos pue­den caer en ten­ta­cio­nes de co­rrup­ción. Un mé­di­co pe­ruano ga­na apro­xi­ma­da­men­te 1,000 dó­la­res. Un mé­di­co en el ex­tran­je­ro ga­na en­tre 3 mil a 4 mil dó­la­res. Las di­fe­ren­cias son no­to­rias”, ad­vir­tió. EX­PRE­SO es­tá bus­can­do in­for­ma­ción so­bre có­mo pue­de im­pac­tar en el mer­ca­do la­bo­ral in­terno la pro­ba­ble fu­ga de cua­dros en otras es­pe­cia­li­da­des. Eso ya ame­ri­ta otra en­tre­ga.

Ca­da año hay 65 mil pla­zas que la po­bla­ción y los pro­fe­sio­na­les po­co co­no­cen.

La po­de­ro­sa eco­no­mía de EE.UU. ne­ce­si­ta de es­pe­cia­lis­tas y téc­ni­cos, pe­ro afec­ta­rá al Pe­rú, so­bre to­do en el sec­tor Sa­lud, afir­ma Gil­ber­to Oje­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.