Ci­ber­te­rro­ris­mo del ISIS y SL sí es un pe­li­gro

San­ti­vá­ñez An­tú­nez se­ña­la que la se­gu­ri­dad ci­ber­né­ti­ca es ta­rea pen­dien­te de los go­bier­nos.

Diario Expreso (Peru) - - Portada -

El uso de las re­des so­cia­les y la tec­no­lo­gía por los gru­pos cri­mi­na­les a ni­vel mun­dial es una reali­dad a la que no pue­den es­ca­par los paí­ses en desa­rro­llo. Por ello, el Co­mi­té In­te­ra­me­ri­cano con­tra el Te­rro­ris­mo (CICTE) de la OEA y los mi­nis­te­rios co­lom­bia­nos de Tec­no­lo­gías de la In­for­ma­ción y las Co­mu­ni­ca­cio­nes y el de De­fen­sa, así co­mo la Cá­ma­ra Co­lom­bia­na de In­for­má­ti­ca y Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes desa­rro­lla­ron en Bo­go­tá, el III Fo­ro de Se­gu­ri­dad Di­gi­tal 2016. Se tra­tó de un sim­po­sio so­bre Se­gu­ri­dad Ci­ber­né­ti­ca y Equi­pos de Res­pues­ta co­no­ci­do in­ter­na­cio­nal­men­te co­mo el OEA-First Cy­ber Se­cu­rity Sym­po­sium. An­te es­te fo­ro de ex­per­tos in­ter­na­cio­na­les en se­gu­ri­dad di­gi­tal, des­ta­có la par­ti­ci­pa­ción del abo­ga­do pe­ruano Da­vid San­ti­vá­ñez An­tú­nez. EX­PRE­SO lo­gró con­ver­sar con él so­bre el ci­ber­te­rro­ris­mo en La­ti­noa­mé­ri­ca y el mun­do.

-¿Qué es el OEA-First y en qué con­sis­tió su par­ti­ci­pa­ción en di­cho even­to?

Es un sim­po­sio que bus­ca que los Es­ta­dos miem­bros se con­cien­ti­cen más en el te­ma de la ci­ber­se­gu­ri­dad, bus­can­do un tra­ba­jo co­la­bo­ra­ti­vo en­tre los go­bier­nos, la em­pre­sa pri­va­da y la so­cie­dad ci­vil a fin de evi­tar que la ci­ber­de­lin­cuen­cia y el ci­ber­cri­men se si­gan ex­pan­dien­do.

-¿Ud. tra­tó el te­ma so­bre el ci­ber­te­rro­ris­mo en nues­tro país?¡

En efec­to; ten­go va­rios años in­ves­ti­gan­do so­bre ci­ber­te­rro­ris­mo en el Pe­rú e in­clu­so he sus­ten­ta- do la te­sis so­bre la ne­ce­si­dad de su in­clu­sión co­mo fi­gu­ra ju­rí­di­ca en nues­tra le­gis­la­ción. En mi ex­po­si­ción for­mu­lé un pa­ran­gón del tra­ba­jo que vie­nen rea­li­zan­do ISIS y Sen­de­ro Lu­mi­no­so (SL) en in­ter­net y las re­des so­cia­les.

-¿El Pe­rú ya es víc­ti­ma de ci­ber­te­rro­ris­mo?

Por su­pues­to, y no una víc­ti­ma re­cien­te. SL y MRTA apro­ve­chan los va­cíos le­ga­les exis­ten­tes; no te­ne­mos una le­gis­la­ción acor­de pa­ra en­fren­tar­los. Esa es la ver­dad.

-¿A qué se re­fie­re?

SL pre­ten­de re­sur­gir uti­li­zan­do el cam­po di­gi­tal, y no a tra­vés del Mo­va­def (Mo­vi­mien­to por Am­nis­tía y De­re­chos Fun­da­men­ta­les) co­mo se pen­sa­ba ha­ce un par de años. Sen­de­ro ha com­pren­di­do me­jor que el pro­pio Es­ta­do el po­der que tie­ne la co­mu­ni­ca­ción ma­si­va y vi­ra­li­za­da de múl­ti­ples con­te­ni­dos en in­ter­net y de cuán­to al­can­ce tie­ne en la ju­ven­tud. Su po­der de cap­ta­ción se cen­tra en el mun­do in­ter­co­mu­ni­ca­do; ma­ni­pu­lar la men­te de los jó­ve­nes les ha re­sul­ta­do una ta­rea sen­ci­lla pa­ra SL y MRTA co­mo lo ha­ce ISIS a ni­vel in­ter­na­cio­nal; aho­ra ima­gi­ne esa ha­bi­li­dad con el po­der que tie­ne in­ter­net.

-¿Qué rea­li­za SL en el cam­po de in­ter­net y cuá­les son sus nue­vos mé­to­dos?

Des­de ha­ce va­rios años vie­ne rea­li­zan­do apo­lo­gía y ex­pan­sión de su ideo­lo­gía; in­clu­so con­ta­ban con pá­gi­nas en Fa­ce­book y Twit­ter co­mo SL y no co­mo Mo­va­def; las que pos­te­rior­men­te fue­ron eli­mi­na­das; su con­te­ni­do era más fo­to­grá­fi­co, con fra­ses tí­pi­cas y vi­to­reo de co­rre­li­gio­na­rios, re­me­mo­ran­do “glo­rias” de ac­cio­nes pa­sa­das.

-¿Qué pa­só con el Mo­va­def?

Mo­va­def tu­vo una fuer­te pre­sen­cia en las re­des so­cia­les ba­jo la fi­gu­ra de am­nis­tía ge­ne­ral y re­con­ci­lia­ción na­cio­nal; su ac­ti­vi­dad bus­ca­ba una ma­yor par­ti­ci­pa­ción ju­ve­nil, es más, las in­vi­ta­cio­nes a sus reunio­nes las ha­cían por me­dio de Fa­ce­book, pe­ro aún tie­nen pre­sen­cia mí­ni­ma, pe­ro siem­pre pe­li­gro­sa.

-¿Cuál es el tra­ba­jo de SL en las re­des so­cia­les?

Se han en­fo­ca­do en el Fren­te de Uni­dad y De­fen­sa del Pue­blo Pe­ruano (Fu­depp) por Fa­ce­book bus­can­do ser la nue­va ca­ra de Mo­va­def, pe­ro ba­jo el dis­fraz de la se­pa­ra­ción de idea­les; se han cen­tra­do en ex­pre­sar y con­ven­cer que es­tán más le­jos de Mo­va­def y SL, pe­ro re­sal­tan su so­li­ci­tud de pre­sen­cia en la po­lí­ti­ca na­cio­nal y pi­den la am­nis­tía ge­ne­ral pa­ra los te­rro­ris­tas pre­sos; en­ton­ces, yo me pre­gun­to an­te es­to, ¿cuál es el tra­ba­jo que rea­li­zan las au­to­ri­da­des del Go­bierno? En reali­dad, nin­guno.

-¿ISIS y SL ac­túan li­bre­men­te por in­ter­net?

Las po­lí­ti­cas de uso de los hos­ting o ser­vi­cios de alo­ja­mien­to de do­mi­nios web son muy cla­ras y su­pri­men o des­ha­bi­li­tan las pá­gi­nas que son uti­li­za­das pa­ra ac­ti­vi­da­des de­lic­ti­vas; sin em­bar­go, las pá­gi­nas uti­li­za­das por SL e ISIS son blogs ubi­ca­dos en do­mi­nios Blogs­pot de Goo­gle y ca­mu­flan muy bien sus con­te­ni­dos pa­ra bus­car no apa­ren­tar ser de con­te­ni­do te­rro­ris­ta o de apo­lo­gía al te­rro­ris­mo, y así no ser in­ha­bi­li­ta­dos.

-¿Qué tan po­de­ro­so es el ci­ber­te­rro­ris­mo en el mun­do?

El ci­ber­cri­men, en ge­ne­ral, es la in­dus­tria de­lic­ti­va más im­por­tan­te del mun­do, y la más ren­ta­ble. So­lo el año pa­sa­do ge­ne­ró más de 3 tri­llo­nes de dó­la­res en ga­nan­cias, se­gún in­for­man los prin­ci­pa­les Jour­nals en eco­no­mía y se­gu­ri­dad. En ese con­glo­me­ra­do se en­cuen­tra el ci­ber­te­rro­ris­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.