¿Es­ta­mos avan­zan­do en el cam­po eco­nó­mi­co?

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - JOR­GE BA­CA CAMPODÓNICO

sta se­ma­na el pre­si­den­te Pedro Pa­blo Kuczyns­ki y el pre­mier Fer­nan­do Za­va­la pre­sen­ta­ron los avan­ces y lo­gros de los pri­me­ros 100 días de su ges­tión. Los lo­gros han si­do agru­pa­dos en 4 ejes: (i) opor­tu­ni­da­des e in­ver­sión so­cial; (ii) se­gu­ri­dad ciu­da­da­na y lu­cha con­tra la co­rrup­ción; (iii) em­pleo, for­ma­li­za­ción y reac­ti­va­ción de la eco­no­mía; y (iv) acer­car el Es­ta­do al ciu­da­dano. En es­ta en­tre­ga nos con­cen­tra­mos en el aná­li­sis del ter­cer eje re­la­cio­na­do con el em­pleo, la for­ma­li­za­ción y reac­ti­va­ción de la eco­no­mía. Si bien 100 días es po­co tiem­po co­mo pa­ra juz­gar los re­sul­ta­dos de una ges­tión, las me­di­das adop­ta­das a la fe­cha dan una idea del de­rro­te­ro que el Go­bierno in­ten­ta se­guir du­ran­te los pró­xi­mos cin­co años. En el cam­po eco­nó­mi­co el Go­bierno tie­ne co­mo ob­je­ti­vo la ge­ne­ra­ción de em­pleos de ca­li­dad a par­tir de la for­ma­li­za­ción y la reac­ti­va­ción de la eco­no­mía. Vea­mos qué ha ve­ni­do ha­cien­do el Go­bierno en es­tas áreas. En el cam­po del em­pleo de ca­li­dad la ac­tua­ción del Go­bierno ha si­do muy tí­mi­da. Se ha reac­ti­va­do el Con­se­jo Na­cio­nal de Tra­ba­jo y Pro­mo­ción del Em­pleo pe­ro no se han pre­sen­ta­do pro­pues­tas cla­ras pa­ra la fle­xi­bi­li­za­ción la­bo­ral, pun­to cen­tral pa­ra la atrac­ción de in­ver­sión pri­va­da y ge­ne­ra­ción de em­pleo de ca­li­dad. Se ha de­ja­do pa­sar la opor­tu­ni­dad que pre­sen­ta­ba la de­le­ga­ción de fa­cul­ta­des pa­ra le­gis­lar en es­ta ma­te­ria. Los re­sul­ta­dos de es­ta inac­ción se mues­tran en las es­ta­dís­ti­cas del mer­ca­do la­bo­ral en Li­ma Me­tro­po­li­ta­na del ter­cer tri­mes­tre de 2016 pu­bli­ca­das por el INEI la se­ma­na pa­sa­da. El informe del INEI re­ve­la que en el ter­cer tri­mes­tre el subem­pleo (em­pleo in­for­mal) se in­cre­men­tó en 3.5 % mien­tras que el em­pleo ade­cua­do (em­pleo for­mal) ape­nas lo hi­zo en 0.2 % y el ni­vel de de­socu­pa­dos se in­cre­men­tó en 2.5 % res­pec­to al mis­mo tri­mes­tre del 2015. En otras pa­la­bras, el informe del INEI nos di­ce que la eco­no­mía to­da­vía no ge­ne­ra su­fi­cien­tes em­pleos de ca­li­dad y co­mo con­se­cuen­cia con­ti­núa cre­cien­do la in­for­ma­li­dad la­bo­ral. En el cam­po de la reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca, si bien los ín­di­ces de con­fian­za em­pre­sa­rial se­gún el BCRP han al­can­za­do ni­ve­les que su­pe­ran los de años pa­sa­dos, es­ta con­fian­za no se ma­te­ria­li­za en nue­va in­ver­sión pri­va­da. El cré­di­to del sis­te­ma fi­nan­cie­ro al sec­tor em­pre­sa­rial con­ti­núa es­tan­ca­do. La mo­ro­si­dad ban­ca­ria ha subido a ni­ve­les no vis­tos en los úl­ti­mos años. Las im­por­ta­cio­nes de bie­nes de ca­pi­tal, si­nó­ni­mo de in­ver­sión, con­ti­núan ca­yen­do. Los úl­ti­mos da­tos de la Sunat re­ve­lan que en el mes de sep­tiem­bre las im­por­ta­cio­nes de bie­nes de ca­pi­tal ca­ye­ron 2.0 % mien­tras que las im­por­ta­cio­nes de bie­nes de con­su­mo cre­cie­ron 4.7 % en re­la­ción al mis­mo mes del año 2015. Es de­cir, se con­ti­núa prio­ri­zan­do el con­su­mo so­bre la in­ver­sión pro­duc­ti­va. El cre­ci­mien­to del PBI de agos­to en 5.52 % pue­de lle­var a con­clu­sio­nes apre­su­ra­das so­bre la reac­ti­va­ción de la eco­no­mía. El re­sul­ta­do de agos­to se de­be ma­yor­men­te al cre­ci­mien­to de la mi­ne­ría y al re­pun­te del sec­tor pes­ca. En el res­to de sec­to­res no se ve se­ña­les de reac­ti­va­ción. An­te la au­sen­cia de nue­vos pro­yec­tos mi­ne­ros, el im­pac­to del pro­yec­to Las Bam­bas se irá di­lu­yen­do en lo que que­da de es­te año. Es­te im­pac­to se po­dría agra­var si no se so­lu­cio­na el con­flic­to mi­ne­ro en el cor­to pla­zo. Otro as­pec­to que tam­bién va a in­ci­dir en el cre­ci­mien­to del PBI en lo que que­da del año es el ele­va­do dé­fi­cit fis­cal he­re­da­do de la ad­mi­nis­tra­ción an­te­rior. A fi­nes de sep­tiem­bre el dé­fi­cit lle­gó a 3.4 % del PBI y obli­gó al Go­bierno a anun­ciar me­di­das de emer­gen­cia pa­ra con­te­ner el dé­fi­cit fis­cal y ce­rrar el año en 3 %. Es­te ajus­te equi­va­len­te a 0.4 % del PBI, si bien ne­ce­sa­rio, ten­drá un im­pac­to di­rec­to en la eco­no­mía en el ter­cer tri­mes­tre y se tra­du­ci­rá en un recorte de la in­ver­sión pú­bli­ca. El dé­fi­cit ac­tual es pro­duc­to de un in­cre­men­to ex­ce­si­vo del gas­to co­rrien­te du­ran­te el go­bierno de Hu­ma­la y una caí­da de la re­cau­da­ción. El pro­ble­ma con el Go­bierno de PPK es que si bien ha to­ma­do me­di­das pa­ra con­te­ner el dé­fi­cit es­te año, no ha anun­cia­do me­di­das pa­ra re­du­cir el gas­to co­rrien­te el pró­xi­mo año, por el con­tra­rio el pre­su­pues­to con­si­de­ra me­di­das pa­ra au­men­tar el gas­to, es­pe­cial­men­te en agua y sa­nea­mien­to. Peor aún, el Go­bierno con­si­de­ra ba­jar el IGV y otros im­pues­tos. Da­do el ac­tual es­ce­na­rio in­ter­na­cio­nal y el ni­vel de dé­fi­cit fis­cal, tra­tar de reac­ti­var la eco­no­mía a tra­vés de ma­yor gas­to pú­bli­co no es una po­lí­ti­ca re­co­men­da­ble. Pa­re­ce que por lo ac­tua­do en es­tos pri­me­ros 100 días el Go­bierno se pre­pa­ra pa­ra in­sis­tir con la po­lí­ti­ca de au­men­tar el gas­to pú­bli­co co­mo estrategia pa­ra sa­lir de la cri­sis. El pro­ble­ma de la for­ma­li­za­ción no se so­lu­cio­na con el desa­rro­llo de fe­rias co­mo “For­ma­lí­za­te Aho­ra”, con “Se­ma­na de Em­pleo” o mó­du­los des­cen­tra­li­za­dos de te­le­tra­ba­jo co­mo los des­ta­ca­dos co­mo lo­gros en el informe de avan­ce de los 100 días. La for­ma­li­za­ción se lo­gra con ma­yor in­ver­sión pri­va­da y me­jo­ras en la pro­duc­ti­vi­dad. El anun­cio de obras pun­tua­les en el me­jo­ra­mien­to del ma­ne­jo del agua y en obras de irri­ga­ción no ten­drá un im­pac­to sig­ni­fi­ca­ti­vo en la me­jo­ra de la pro­duc­ti­vi­dad del agro. El Go­bierno es­tá de­jan­do pa­sar la opor­tu­ni­dad de po­ner en mar­cha un pro­gra­ma ma­si­vo de me­jo­ra del agro ti­po Sie­rra Pro­duc­ti­va y/o Sie­rra Ex­por­ta­do­ra. Una vez más se ha de­ja­do pa­sar la opor­tu­ni­dad de uti­li­zar las fa­cul­ta­des es­pe­cia­les pa­ra es­te fin. Otra área que vie­ne prio­ri­zan­do el Go­bierno y la des­ta­ca en su re­su­men de los 100 días es el des­tra­be de pro­yec­tos de in­ver­sión. Se men­cio­na que se han prio­ri­za­do el des­tra­be de 12 pro­yec­tos de in­ver­sión que re­pre­sen­tan cer­ca de 18,800 mi­llo­nes de dó­la­res. Sin em­bar­go es­te des­tra­be po­dría ser con­tra­pro­du­cen­te en el ca­so de va­rios de es­tos pro­yec­tos de­bi­do a su cues­tio­na­mien­to por so­bre­cos­tos, in­efi­cien­cias y con­ve­nien­cia pa­ra el país. La Re­fi­ne­ría de Ta­la­ra, el Ga­so­duc­to del Sur, la Lí­nea 2 del Me­tro, los Jue­gos Pa­na­me­ri­ca­nos, el ae­ro­puer­to de Chin­che­ro, son ejem­plos cla­ros de es­ta si­tua­ción. En el ca­so del Ga­so­duc­to del Sur, la si­tua­ción es do­ble­men­te preo­cu­pan­te. Por un la­do es­tá el pro­ble­ma del in­cre­men­to ex­ce­si­vo del cos­to de eje­cu­ción que ya de por sí es se­rio. Pe­ro por otro la­do es­tá la mo­da­li­dad de fi­nan­cia­mien­to de la obra. La obra vie­ne sien­do fi­nan­cia­da con un so­bre­cos­to de la elec­tri­ci­dad pa­ga­do por to­dos los pe­rua­nos. Es un im­pues­to ca­mu­fla­do que res­ta com­pe­ti­ti­vi­dad a la pro­duc­ción pe­rua­na. En el Grá­fi­co 1 se mues­tra la evo­lu­ción de los ín­di­ces de pre­cios de la elec­tri­ci­dad y del ín­di­ce de pre­cios al con­su­mi­dor to­tal (IPC). Es­tos dos ín­di­ces tie­ne una ba­se co­mún (2009 = 100), es de­cir en el 2009 los dos ín­di­ces coin­ci­dían. Du­ran­te el pe­rio­do de 2009 has­ta me­dia­dos del 2015, el ín­di­ce de la elec­tri­ci­dad ve­nía sien­do me­nor que el IPC. El ele­va­do por­cen­ta­je de ge­ne­ra­ción hi­dro­eléc­tri­ca y gas ba­ra­to nos ha per­mi­ti­do go­zar de unas de las ta­ri­fas de elec­tri­ci­dad más ba­jas de La­ti­noa­mé­ri­ca y ha si­do uno de los prin­ci­pa­les fac­to­res de com­pe­ti­ti­vi­dad de nues­tra eco­no­mía. Sin em­bar­go es­to ha cam­bia­do a par­tir de me­dia­dos del 2015 y aho­ra el ín­di­ce de elec­tri­ci­dad se ha dis­pa­ra­do y ya se en­cuen­tra 15 % por en­ci­ma del IPC. Pa­re­cie­ra que las pér­di­das por “pe­so muer­to” (“Dead­weight Loss” en in­glés), del bie­nes­tar del con­su­mi­dor y de la com­pe­ti­ti­vi­dad de la eco­no­mía, pro­duc­to de la in­tro­duc­ción de es­te im­pues­to ca­mu­fla­do, ex­ce­den los be­ne­fi­cios que trae­ría la cons­truc­ción del Ga­so­duc­to del Sur. Res­ta sa­ber si el Go­bierno vie­ne con­si­de­ran­do “en­tre lo que nos fal­ta com­ple­tar y los pro­ble­mas en­con­tra­dos” men­cio­na­dos en su do­cu­men­to de los 100 días, una eva­lua­ción de la con­ve­nien­cia de los gran­des pro­yec­tos de in­ver­sión en mar­cha.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.