EL MU­RO HA CAÍ­DO

Diario Expreso (Peru) - - Opinión - JOR­GE

na de las pa­to­lo­gías más nocivas que pa­de­ce la so­cie­dad pe­rua­na es la que se ex­pre­sa en el sín­dro­me de que el es­ta­tus se en­cuen­tre aso­cia­do al pro­fe­sio­nal en des­me­dro del téc­ni­co. Las la­bo­res téc­ni­cas en ge­ne­ral no tie­nen es­ta­tus en­tre no­so­tros, son vis­tas co­mo for­mas de tra­ba­jo manual, que no va­le lo que el tra­ba­jo in­te­lec­tual. El peor error que se po­día co­me­ter, y se co­me­tió, fue el de con­ver­tir esas dos op­cio­nes en com­par­ti­men­tos ce­rra­dos. Por dé­ca­das se obli­gó a los mu­cha­chos, abu­si­va e in­jus­ta­men­te, a ele­gir a la sa­li­da del co­le­gio, de una vez y pa­ra siem­pre, en­tre un ofi­cio téc­ni­co sin es­ta­tus y una ca­rre­ra pro­fe­sio­nal con pres­ti­gio. De más es­tá de­cir que era pre­vi­si­ble lo que su­ce­de­ría. Has­ta hoy, nue­ve de ca­da diez eli­gie­ron ir a la uni­ver­si­dad. La de­man­da es tan des­me­di­da que a ella ter­mi­na res­pon­dien­do una ofer­ta de edu­ca­ción su­pe­rior de se­gun­da cla­se en un mer­ca­do de tí­tu­los pro­fe­sio­na­les. El he­cho más im­por­tan­te en la nue­va Ley de Ins­ti­tu­tos, apro­ba­da por el Con­gre­so, es que ha de­rri­ba­do al fin el mu­ro que se­pa­ra­ba a es­tas dos op­cio­nes. Así es­ta ley no tu­vie­ra otro mé­ri­to, bas­ta es­te pa­ra cam­biar las vi­das de mi­les. Eso se re­fle­jó en el Ins­ti­tu­to Tú­pac Ama­ru en Tin­ta, Cus­co, don­de es­tu­ve ayer con el con­gre­sis­ta Ken­ji Fu­ji­mo­ri, quien tu­vo la gen­ti­le­za de in­vi­tar­me a ex­pli­car la nue­va ley. Él les lle­vó do­ce compu­tado­ras y una im­pre­so­ra de re­ga­lo pa­ra ayu­dar­los. La tec­no­lo­gía –di­ce- es la cla­ve de la me­jo­ría de la edu­ca­ción en los ins­ti­tu­tos. Más de 600 es­tu­dian­tes aplau­die­ron emo­cio­na­dos la nue­va po­si­bi­li­dad. En ade­lan­te, me­dio mi­llón de jó­ve­nes pe­rua­nos es­tu­dian­tes en más de ocho­cien­tos ins­ti­tu­tos téc­ni­cos, pú­bli­cos y pri­va­dos, del Pe­rú po­drán con­va­li­dar los cré­di­tos de sus es­tu­dios pa­ra pos­tu­lar, si lo desean, a una uni­ver­si­dad a ha­cer un pos­gra­do o es­tu­diar una ca­rre­ra pro­fe­sio­nal. Tran­si­ta­bi­li­dad le lla­man. Fue, ori­gi­nal­men­te, una idea del go­bierno de Al­ber­to Fu­ji­mo­ri. Aho­ra es­tá plas­ma­da en la nue­va ley. Lue­go de tres años de bre­ga del fu­ji­mo­ris­mo en su apro­ba­ción, el mu­ro ha caí­do pa­ra siem­pre. La so­la po­si­bi­li­dad de no te­ner que op­tar de ma­ne­ra irre­ver­si­ble en­tre un ofi­cio y una pro­fe­sión ali­via la de por sí di­fí­cil de­ci­sión de un jo­ven que sa­le del co­le­gio. Aho­ra po­drá ex­pe­ri­men­tar a sa­bien­das de que pue­de ele­gir un ofi­cio si lo desea y cam­biar más ade­lan­te a una pro­fe­sión sin im­pe­di­men­to. Eso de­be­ría ayu­dar a que ca­da vez más jó­ve­nes va­yan a los ins­ti­tu­tos y res­pon­dan a la gi­gan­tes­ca bre­cha de de­man­da de téc­ni­cos ca­li­fi­ca­dos que tie­ne el Pe­rú. Po­drían se­gu­ra­men­te lle­gar in­clu­so has­ta a ga­nar me­jor que un pro­fe­sio­nal, co­mo ocu­rre nor­mal­men­te en las eco­no­mías desa­rro­lla­das. Pe­ro sos­pe­cho que la cla­ve no tie­ne que ver so­lo con una re­mu­ne­ra­ción. Es la li­ber­tad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.