“Hay que de­cir­le ‘¡bas­ta ya!’ a las in­so­len­cias de Ma­du­ro”

Ex­can­ci­ller pi­de que el Go­bierno en­víe no­ta de pro­tes­ta y re­ti­re al em­ba­ja­dor en Caracas, fren­te a agra­vios de can­ci­ller ve­ne­zo­la­na a PPK.

Diario Expreso (Peru) - - Portada - BORIS PUÉMAPE LOSTAUNAU boris.pue­ma­pe@ex­pre­so.com.pe

Doc­tor, ha­ce uno días se reali­zó la XXV Cum­bre Ibe­roa­me­ri­ca­na de Je­fes de Es­ta­do y de Go­bierno en Co­lom­bia, don­de Pe­rú pu­so en agenda la si­tua­ción en Ve­ne­zue­la. ¿Es­tu­vo bien el Go­bierno?

(Ni­co­lás) Ma­du­ró arru­gó. Des­pués de ha­ber que­da­do en ir a la Cum­bre no fue por te­mor a con­fron­tar con pre­si­den­tes de­mo­crá­ti­cos, en­tre ellos Pe­dro Pa­blo Kuczyns­ki, y en­vió a su can­ci­ller a in­sul­tar, co­mo usual­men­te ha­cen.

-¿Es­tos agra­vios de la can­ci­ller ve­ne­zo­la­na Delcy Ro­drí­guez al pre­si­den­te pe­ruano có­mo se de­ben to­mar?

Lo di­cho por la mi­nis­tra es una fal­ta de res­pe­to al je­fe de Es­ta­do del Pe­rú, es un len­gua­je pro­caz, agre­si­vo, pro­pio del cha­vis­mo, que cuan­do al­guien se le opo­ne les in­sul­ta, les di­ce que son sir­vien­tes del im­pe­ria­lis­mo yan­qui, nor­te­ame­ri­ca­nos, etc., hay una fo­bia de ellos ha­cia los Es­ta­dos Uni­dos, y si es­to es así yo me pre­gun­to ¿por qué no li­qui­dan los 15 mil gri­fos que tie­nen en los Es­ta­dos Uni­dos, las enor­mes in­ver­sio­nes que tie­nen en ese país?

-¿Pe­ro des­de el Go­bierno qué se de­be ha­cer?

Lo di­cho por la can­ci­ller no de­be que­dar en si­len­cio. Yo creo que el Go­bierno del Pe­rú de­be emi­tir una no­ta de pro­tes­ta y de­be lla­mar en con­sul­ta a nues­tro em­ba­ja­dor en Caracas, lo cual es una se­ñal de mor­ti­fi­ca­ción y re­cha­zo. Yo creo que no po­de­mos que­dar­nos ca­lla­dos, pa­ra­li­za­dos, an­te las pa­la­bras in­so­len­tes de una se­ño­ra que va a una cum­bre de je­fes de Es­ta­do a agra­viar, ofen­der a un Pre­si­den­te.

-Ha­ce unos días el Con­gre­so pi­dió al Go­bierno lla­mar en con­sul­ta al em­ba­ja­dor. ¿Hoy en día es­to es ne­ce­sa­rio?

To­do el Con­gre­so del Pe­rú se ha ma­ni­fes­ta­do, tam­bién la ma­yo­ría de in­ter­na­cio­na­lis­tas, y an­te las ofen­sas de es­te ca­li­bre yo creo que de­be ser con­vo­ca­do de in­me­dia­to el em­ba­ja­dor. En tér­mi­nos di­plo­má­ti­cos ha­ce­mos una se­ñal de mo­les­tia, de mor­ti­fi­ca­ción, y de­ci­mos que mien­tras no se re­pa­re la ofen­sa el em­ba­ja­dor no re­gre­sa a Caracas. Yo creo que hay que de­cir­le ¡bas­ta ya! a las in­so­len­cias y agra­vios del go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro. He­mos vis­to que Ma­du­ro es bien va­lien­te cuan­do es­tá en Ve­ne­zue­la lleno de sol­da­dos, de tro­pas, de ma­to­nes, pe­ro cuan­do di­jo que iba a ir a la Cum­bre en el úl­ti­mo mo­men­to se des­ani­mó con el pre­tex­to que iba a ha­ber una ne­go­cia­ción con la opo­si­ción, lo cual es ab­so­lu­ta­men­te fal­so, y lle­va a su can­ci­ller a in­sul­tar.

-¿Qué me­ca­nis­mos se de­ben uti­li­zar a ni­vel re­gio­nal pa­ra ha­cer fren­te a lo que ocu­rre en Ve­ne­zue­la?

Acá lo que que­da es, pri­me­ro, que se le apli­que la Car­ta De­mo­crá­ti­ca, que el Con­se­jo de Em­ba­ja­do­res de la OEA so­li­ci­te una asam­blea en ese sen­ti­do, ahí se de­ba­ti­rá el dra­ma ve­ne­zo­lano y fi­nal­men­te se vo­ta­rá su ex­clu­sión de la OEA y del Sis­te­ma In­te­ra­me­ri­cano. Lo se­gun­do, in­sis­tir en que se con­vo­que al re­vo­ca­to­rio, que se de­je en li­ber­tad a los pre­sos po­lí­ti­cos, que se tien­da un puen­te de ayu­da hu­ma­ni­ta­ria a Ve­ne­zue­la y que nues­tra Can­ci­lle­ría, a tra­vés del con­su­la­do, fa­ci­li­te el re­torno de mu­chos pe­rua­nos que vi­ven una si­tua­ción real­men­te dra­má­ti­ca, ham­brien­tos y fal­tos de me­di­ci­nas. Hay un con­jun­to de ac­cio­nes que to­mar. Tam­bién hay que ac­ti­var fo­ros que es­tán dor­mi­dos, co­mo el Par­la­men­to An­dino, el Par­la­men­to La­ti­noa­me­ri­cano, cu­yo pri­mer de­ber es de­fen­der la au­to­no­mía de un con­gre­so, en es­te ca­so el de Ve­ne­zue­la. Ellos de­be­rían man­dar una mi­sión de re­pre­sen­tan­tes a so­li­da­ri­zar­se con sus co­le­gas de Ve­ne­zue­la, pa­ra eso son esos par­la­men­tos, no pa­ra te­mas pro­to­co­la­res.

-¿En qué cree us­ted que se va a des­en­ca­de­nar lo que vie­ne ocu­rrien­do en Ve­ne­zue­la?

Yo creo que es­ta­mos en un cie­lo os­cu­ro, tor­men­to­so, se acen­túa la re­pre- sión. Ayer no­más (sá­ba­do), sol­da­dos que en­vió Dios­da­do Ca­be­llo (dipu­tado cha­vis­ta), que no es un po­lí­ti­co, es un ma­tón, han ro­dea­do mu­chas em­pre­sas y en una de ellas, por ejem­plo, que que­da en la zo­na de San An­to­nio de los Pa­los, fue­ron los del Ejér­ci­to con ca­mio­nes, la abrió, se lle­vó to­dos los ju­gue­tes, los re­qui­só. Eso no se ha vis­to nun­ca en nin­gún si­tio. Son una se­rie de he­chos que van ocu­rrien­do que han lle­va­do al mo­men­to de po­ner­le pun­to fi­nal. Oja­lá el pa­pa (Fran­cis­co) ha­ya exor­ci­za­do a Ma­du­ro en su vi­si­ta pa­ra que es­te fa­ci­li­te un diá­lo­go, con­vo­que a la re­vo­ca­to­ria, y se en­cuen­tre una so­lu­ción pa­cí­fi­ca y de­mo­crá­ti­ca al pro­ble­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.